Jueves, 23 de Octubre del 2014
SOCIEDAD
07 de Abril del 2012
“El desarraigo de su familia es terrible para el niño”
Francisco Moreno, director regional del Sename aseguró que internar a un niño vulnerado en un hogar de menores debe ser la última opción.
Flor Vásquez

Una pedrada mortal lanzada desde un paso sobre nivel, en Requínoa, acabó con la vida, los sueños y los proyectos de la periodista Andrea Urrejola, madre de cuatro hijos. Se acusó de ser el presunto autor a un niño de 11 años. A raíz de este hecho, algunos sectores plantearon que el aumento de los delitos en que están involucrados niños se debía, en parte, a que el Estado está terminando con los hogares de menores para acoger a niños en serio riesgo social.

Al respecto, el director regional del Sename (Servicio Nacional de Menores), Francisco Moreno Avila, entrega su visión de ese tema y explica las funciones que cumple ese organismo.

Puntualizó que el Sename tiene dos áreas principales de acción: la primera corresponde a la protección de niñas, niños y adolescentes vulnerados en sus derechos; la segunda a la justicia juvenil, en virtud de la cual los mayores de 14 años que cometen algún delito son derivados al Servicio Nacional de Menores a fin de que este ejecute el cumplimiento de la sanción que determinen los tribunales. Y, dentro del área de protección está la unidad de adopción.

El año pasado hubo 8 mil 900 atenciones a niños vulnerados en la región y mil 800 casos de justicia juvenil.
Moreno señaló que “las vulneraciones a los derechos de los niños van desde las más leves –como negligencias parentales, padres que no se preocupan mucho de sus hijos, que no los envían al colegio- a otras más graves, que constituyen delito, como el maltrato grave, abuso sexual y otras.

-¿Cómo detecta el Sename esos casos?
- De distintas formas. Funcionamos con derivación de otros organismos, básicamente de tribunales. No obstante, los colegios y consultorios podrían derivar casos; y los vecinos podrían hacer denuncia de casos.
El Sename, en el área proteccional no tiene programas directos, ya que funciona con organismos colaboradores, como Hogar de Cristo, corporación Opción, fundación Mi Casa. Ellos tienen el programa en sí, nosotros lo subvencionamos, entregamos orientaciones técnicas y les decimos qué es lo que queremos. Dichas instituciones participan de una licitación, se adjudican un proyecto y lo ejecutan. Nosotros supervisamos la ejecución de esos proyectos.
Cabe mencionar también a las OPD (Oficina de Protección de Derechos de la Infancia y Adolescencia), que son el primer filtro de detección de vulneraciones. Para los diversos casos existen distintos programas; en los de menor complejidad se trabaja con la familia del menor; en situaciones de maltrato grave hay otro tipo de intervención, más focalizada y especializada, buscando la reparación del daño provocado al niño. Quizás sea necesario sacar al menor de su familia, se ve caso a caso, todos derivados de los tribunales. Existe la imagen del servicio (Sename) de que es autónomo para buscar vulneraciones, lo que no es así, ya que la mayoría de los casos son derivados de los tribunales de familia o garantía.

NO A LOS HOGARES MASIVOS

- ¿Por qué se ha ido terminando con la existencia de hogares de menores?
- Desde hace aproximadamente 10 años se han implementado otro tipo de programas, ya que en los hogares masivos es más difícil hacer intervención con los niños. Aquí en la región todavía hay un hogar grande, el ubicado en Quinta de Tilcoco, que tiene 152 niños. No es que el servicio quiera eliminar los hogares, sino que se está buscando cada vez hacer una intervención más especializada. Por lo tanto se hace necesaria la intervención en grupos más pequeños y si es posible en la misma familia del menor. Además, existe una línea distinta a la residencial: las familias de acogida, en donde el Sename entrega un niño a una familia para que lo cuide. En la región hay en este momento unas 70 familias de acogida. Se prepara y apoya a estas familias, Todo lo que hace el Sename va con reporte al tribunal, ya que es éste el que toma las decisiones.

- ¿Internar a un niño en un hogar debiera ser el último recurso?
- Sí, porque causa daño desarraigarlo de su familia, de su mamá, de su papá; por malos que sean, igual son sus padres. Se busca equilibrar el daño de la vulneración por la que el menor ha llegado a una instancia judicial o administrativa en el servicio y sopesar el mal menor: si la familia es tan nociva que ese niño recibe más vulneraciones y por lo tanto vale la pena sacarlo; o si es posible trabajar con la familia y el niño en el mismo hogar. Sacar a un menor de su familia debe ser la última instancia, porque es una medida muy drástica. El desarraigo de su familia es terrible para el niño. Por ello, si no es posible que permanezca con sus padres se busca dentro de la familia la figura de un adulto responsable y significativo, que el niño pueda sentir que le brinda protección.

- ¿Cuándo se saca al niño de su familia se piensa en la posibilidad de adopción?
- No, no se piensa inmediatamente en la adopción porque a la residencia (a hogares de menores) se entra con una resolución judicial para ver si hay posibilidad de recuperar a la familia. Hay algunos pocos casos que pueden pasar directo a la adopción. Se busca que el niño esté el menor tiempo posible en una residencia. Esa instrucción la da el tribunal y técnicamente la ejecutan los programa de los organismos colaboradores, supervisados por el Sename.

-¿Qué pasa con los niños que se envían a hogares o residencias?
- En la realidad, mayoritariamente los niños vuelven con sus familias. Pero el promedio de internación recién está bajando de los dos años, lo cual es mucho tiempo.
Es difícil determinar qué es lo mejor para el niño. En algunos casos, en niños de 15 a 17 años, hay que prepararlos para que vivan solos después que egresen, a los 18 años. Hay becas para que estos jóvenes sigan estudiando, pero a la mayoría se les pierde el rastro una vez que salen, a los 18 años. En algunos casos sabemos de ellos, incluso hay algunos que vuelven a trabajar acá.

- ¿Qué ha hecho el Sename en relación al niño de 11 años acusado de lanzar la piedra que causó la muerte de una mujer?
- Me parece terrible que a un niño de 11 años lo estigmaticen de la manera en que se ha hecho, sin saber lo que realmente sucedió. Nosotros estamos trabajando con la familia desde días después que ocurrió todo esto; y una de las razones por las cuales intervenimos y se presentó una medida de protección fue por el daño que le ha provocado la estigmatización mediática que ha sufrido.
Este niño está en un nuevo colegio y viviendo en otra villa (en Rancagua), donde la gente ha sido más compresiva y sensata que todo el aparataje social que lo ha estigmatizado de una manera horrible. El Sename pidió medidas de protección para evaluar qué tan grave estaba sintiendo él la vulneración. Es injusto lo que se ha hecho. Se dijo en algunas partes qué ha hecho el Sename o el Estado por no cuidar o por no castigar a estos niños, lo cual me parece horrible. Nosotros estamos al revés, pidiendo una protección para él del resto de la gente, porque lo están condenando sin pruebas, lo están injuriando públicamente, lo están estigmatizando. Es grave el daño sicológico que le provocan a un niño de 11 años, culpándolo de matar a alguien.

- ¿Y que hace el Sename u otros organismos con estos niños que están en la calle en la noche, que quizás lanzan piedras o realizan acciones riesgosas?
- Hay que distinguir algunas cosas. Primero, la responsabilidad de cuidar a los hijos no es del Estado, es de los padres, de las familias. En el caso que no funcionen esas familias o no logren realizar este control y crianza de una manera medianamente razonable, empiezan a intervenir los distintos actores del Estado, que no sólo son Sename, se interviene desde el consultorio, desde la escuela, desde programas como Chile Crece Contigo, Sernam, Junji, Integra, etc. Existe un aparataje estatal de protección social. El Sename recibe a los niños en los cuales no han resultado ciertas cosas, que por lo tanto han sido vulnerados o han cometido infracciones. Qué hacemos con ellos: trabajar los factores de riesgo, las motivaciones y otros aspectos para poder revertir esa situación, pero nosotros no somos una institución que esté encargada de velar porque todos los niños de Chile hagan lo que se supone que tienen que hacer, esa no es nuestra función. Pongo el ejemplo al revés: si el Estado, a través del Sename, velara por la crianza de todos los niños, probablemente los padres no tendrías el derecho a elegir colegio, creencias y otras libertades.

- ¿Qué pasa con los niños en familias disfuncionales?
- Cuando eso se convierte en una vulneración de derechos entramos nosotros (Sename), pero no todas esas situaciones son vulneración de derechos.

EXPLOTACIÓN SEXUAL INFANTIL Francisco Moreno señaló que en la región la explotación sexual infantil “no es masiva y no queremos que lo sea. Tenemos mesas de trabajo, con la policía de Investigaciones, con los tribunales de familia, con la fiscalía”.
Agregó que actualmente hay querellas por ese delito, hombres que están en la cárcel por haber tenido relaciones sexuales con niñas, investigaciones en curso. “Hemos trabajado bastante coordinados para que nunca se convierta en algo masivo”.

- ¿Existe mucho problema de consumo de drogas en los niños?
- Para nosotros es mucho, en el sentido que no debieran haber niños en esa situación, no puede ser que tengamos niños de 10 años con problemas de adicción a la pasta base. Hay programas de rehabilitación, pero los aparatos de salud no dan abasto. Hay más programa para los chicos que son infractores de ley que para los vulnerados. Durante mucho tiempo no se hizo una inversión real en infancia acorde al crecimiento de lo que correspondía. Actualmente se están haciendo todos los esfuerzos para hacer crecer eso. Ya este año se aumentó el presupuesto de forma real; por primera vez tuvimos un aumento.

- ¿Da resultados la intervención en las familias disfuncionales?
- Hay que dar oportunidades, tratar una y más veces, siempre mirando el interés superior del niño, qué es lo mejor para él. La experiencia indica que por regla general los niños prefieren a sus familias, sea lo que sea que haya pasado.

- ¿Los jóvenes infractores generalmente han sido niños vulnerados?
- Es un tema social, los infractores de ley generalmente han tenido procesos previos de vulneración de sus derechos; es un camino, en que la idea es interrumpirlo lo más tempranamente posible. Por eso estamos haciendo esfuerzos en la prevención y en la reparación para que estos chicos no lleguen a esa situación.
En infractores de ley el Sename funciona en dos modalidades, con organismos colaboradores y directamente. Los centros de penas más graves son el semi cerrado de Rancagua y el centro de internación y cumplimiento de condena de Graneros. La intervención la hacemos nosotros; lo que se busca es la reinserción social. Una de las dificultades que encontramos es la baja escolaridad, niños de 16 años con tercero básico. Calculamos que tenemos un promedio de desfase de 5 a 8 años, hay que recuperar eso, en educación, en desarrollo de habilidades sociales; muchos de ellos llegan con problema de consumo de drogas, vienen de familias totalmente disfuncionales.

- ¿Cómo son los resultados?
- Hemos avanzado harto. La gran mayoría de los delitos no son graves. Atendemos mil 800 casos al año y en el centro de Graneros, donde están los menores que han cometido delitos más graves, tenemos un promedio de 60 a 70 adolescentes. Los delitos graves corresponden a robos con violencia, violación, homicidio. Tenemos varios casos de menores que lograron terminar la enseñanza media, capacitarse y ahora están trabajando en una empresa.

PROYECTO DEAPRESTO ESCOLAR

El director regional del Sename, Francisco Moreno, informó que para solucionar el problema de baja escolaridad, de la brecha escolar, se está trabajando en un programa de apresto escolar. “Ganamos un proyecto en educación , que va a beneficiar a 45 jóvenes infractores de ley y de protección. La idea es enseñarles a permanecer en un lugar donde puedan aprender, a tener una actitud distinta frente al colegio, compartir con un compañero y escuchar al profesor. Después, ellos se reinsertarán en los colegios fórmales”.
Agregó: “El proyecto ya partió, está financiado por un año. Se observó que es imposible trabajar en rehabilitación y reinserción si es que faltan años de estudio. El año pasado hicimos un proyecto piloto con 17 jóvenes y dio buenos resultados. Por último, yo quiero entregar un mensaje: hay que escuchar a los niños, de verdad, dejarlos elegir, enseñarles a ejercer sus derechos, ser consecuentes. Como sociedad no debemos pensar que son el futuro, sino que se debe trabajar hoy día con ellos; protegerlos, enseñarles con el ejemplo, es la manera más fácil de aprender”.

- Los adultos se quejan de que los niños tienen muchos derechos y pocas obligaciones…

- Creo que los niños de ahora son como los adultos dejan que sean, si los padres no ponen las reglas en la casa y no son capaces de hacerlas respetar, el niño va a hacer lo que se le ocurra y eso no está bien, hay que poner reglas. Lo peor que se puede hacer para educar alguien es la inconsecuencia, hay que hacernos cargo de nuestros discursos. Nadie aprende a golpes y para lograr el respeto de lo niños, hay que respetarlos a ellos primero.
Ver Galeria
COMENTE ESTA NOTICIA

Nombre:
Email:
Comentario:
Resuelva:
10-04-2012 causamenores dice:
Peor el el "desamparo y delito institucional" que interna menores, indiscriminadamente sin ninguna causa de Riesgo ni Desamparo. Cataluña tiene vartias Asociaciones que unen y amparan familias que padecen de estos atentados donde violan por completo las vidas y los derechos humanos del menor y su familia . Provocan impedimento de contacto, aislamiento social y afectivo ,que se impide la escolarizacion...hasta que el menor deja de resistir a sus carceleros y cede a las conveniencias de errores administrativos. Causa de Alineacion Parental de irreversible proceso, atentado contra el bienestar del menor y la infancia. Existe una linea "corruptiva" de Asistentes Sociales y tecnicos funcionarios EAIA DGAIA que protegen intereses de patrimonio bajo falsos criterios , sin objetividad ni trasparencia . Miles de menores padecen el daño irreparable de la negligencia administrativa que utiliza ell abuso de poder para incrementar ingresos en estas causas. Linea de poder corruptivo , que debe estar "penado" legislativamente por prevaricacion y cohecho . Revisarse los escondidos Expedientes de la Administracion y penarles por estos actos delictivos .
22-04-2012 Aaron Fernandez dice:
Es una burla que Francisco Moreno diga que debemos buscarel MAL MENOR, eso es sinonimo de hacer mal la pega. De los tres Hogares "fundacion Mi Casa" (Administrada por una ex directora de Sename), paso de hogar de intervencion masiva (22 hogares * 150 Niños promedio) a hogares mas pequeños con pocos niños, lo curioso que este hogar contenia mayormente a jovenes que no son derivados por tribunales ordinarios u familiares, por ende no existe intitucion que los ampare a la hora de hecharlos. Existe un nivel de corrupcion Burlesco por parte de esta institucion, hace un par de dias me entere que contraloria detecto un monton de irregularidades, una de ellas es que la intitucion estaba evaluada con una puntuacion de 10 por Sename y contraloria determino que apenas llegaba al 5. por ultimo los 6 Hogares que existian en santiago no queda ninguno. Saludos y felicitaciones por a noticia, bastante profesional.