Síguenos

Destacada

266 años de Rancagua: Historia de la fundación de la Villa Santa Cruz de Triana

Publicado

el

La elección de los terrenos de la Villa Santa Cruz de Triana
Resumen de texto de Héctor González

En los terrenos cercanos a la plaza de los héroes se fundo la Villa santa Cruz de Triana, en esa época eran tierras llevas de vegetación silvestre. A medida que pasaba el tiempo, se iba viendo cuan necesaria era la fundación de algunos pueblos, que reunieran a los habitantes dispersos en los campos, o que ratificara oficialmente la espontánea reunión de caseríos en algunos lugares del Reino de Chile. Una Real Cédula de 1695, ordenaba especialmente la fundación de pueblos.
Conocedor de tales órdenes e instrucciones, don José Antonio Manso de Velasco, tuvo como principal preocupación la de estudiar y ordenar la fundación de nuevas Villas.
Para el efecto, realizó personalmente un viaje hasta Concepción, siguiendo el “camino Real”, para ver por sus ojos la configuración de los terrenos y disponer fundaciones de villas “a distancias proporcionadas unas de otras, para que puedan sostenerse en mutuo socorro”.
Fue en el otoño de 1842 cuando el Gobernador tuvo primeras conversaciones con la gente más importante de estos contornos del valle de Rancagua y, especialmente, con el Cacique del Pueblo de Indios, don Tomás Guaglén de las Estrellas.
El Gobernador Manso ya había fundado San Fernando a orillas del Tinguiririca, y pensó que era apropiado que se creara un nuevo pueblo en la ribera norte del Cachapoal, más o menos a igual distancia del ya mencionado y de la capital del Reyno.
El sitio lo juzgó apropiado, el lugar era hermoso y fértil. El río Cachapoal traía en abundancia el agua fresca y cristalina de la Cordillera. Hasta aquí podían llegar con facilidad las piedras con oro desde Alhué y de los cerros vecinos, para dar trabajo a los trapiches que se estaban levantando. El caserío indígena denominado Rancagua ayudaría a darle vida a la villa hispana que anhelaba hacer nacer. De ello ya han pasado 266 años.

Historia de la fundación de la Villa Santa Cruz de Triana
El día 5 de octubre de 1743, se llevó a efecto la solemne ceremonia de la fundación de la nueva villa, por el Gobernador Capitán General y Presidente de la Real Audiencia don José Antonio Manso de Velasco.
Estaba junto a él, el Dr. Don Martín de Jaugueri y Ollo, a quién el Gobernador había encomendado los trámites finales de la fundación, con todas las facultades necesarias para ello. Don Martín era Fiscal de la Real Audiencia, había nacido en la ciudad de Sevilla, en España y fue designado por Manso de Velasco “Protector de la Villa” facultándosele para hacer el reparto de los solares y de tierras.
Igualmente presente estuvo el Corregidor del valle de Rancagua, General don Pedro Vicente de Espexo y el Cura don Francisco de Aguilera, quién había pedido reiteradamente la fundación del pueblo.
Dando por terminado su trabajo, estaba el Juez Agrimensor General don Juan Francisco de Arrechea y otras personas importantes que se nombran quienes firmaron el documento que reproduciremos más adelante.
Después de cumplirse con una serie de formalidades, don José Antonio Manso de Velasco tomó en sus manos el Estandarte de la Compañía de Jesús y lo colocó en el centro, en señal de que tomaba posesión del pueblo, en nombre del Rey. Habló luego a la gente reunida, anunciando que la villa quedaba bautizada con el nombre de Santa Cruz de Triana, palabras que fueron recibidas “con mucho aplauso de los circunstantes”.
No lo dice el documento, y tampoco firmaron el mismo, porque lo más probable es que no supieran firmar, pero tienen que haber estado presentes los caciques principales de Rancagua Juan Miguel Mauro y probablemente el viejo cacique Tomás Guaglen de las Estrellas o su hijo.
No aparecen en el acto, no los menciona como asistentes al acto, el Gobernador en el informe que envió al Rey de España dando cuenta de la fundación de Santa Cruz de Triana. Pero allí, a pocas cuadras de la flamante villa española quedaban reducidos a las últimas tierras cuya propiedad les reconocieron, quienes fueran dueños libres y absolutos del valle de Rancagua, de sus tierras y de las aguas cristalinas del loco río Cachapoal.

Don José Antonio Manso de Velasco
LA ESTAMPA DEL FUNDADOR

El 18 de octubre de 1736 una Real Cédula de Felipe V designó Gobernador de Chile al Brigadier don José Antonio Manso de Velasco. La vida entera de este ilustre hombre, sería tema para un libro completo, cuyos capítulos más interesantes para nosotros, serían los casi siete años que estuvo al frente del Gobierno de Chile, y, entre ellos, sus preocupaciones por la fundación de Santa Cruz de Triana.En la Plaza de los héroes, hay una estatua en memoria del fundador de la Villa Santa Cruz de Triana.
En estas páginas sólo daremos una muy somera síntesis de lo que fue y de lo que hizo el recordado fundador del pueblo que es protagonista de este libro.
En 1688 vio la luz en Logroño, en el norte de España. Se incorporó en el Ejército cuando recién contaba 17 años de edad, y durante los 31 años siguientes, su nombre destacó en forma brillante en las más diversas campañas militares emprendidas por España. La frontera de Portugal, Aragón y Cataluña, Barcelona, Cerdeña, Ceuta, Gibraltar, Orán, Nápoles, Sicilia y Lombardía fueron testigos que escalonaron las etapas de su gloria, hasta llegar al grado de Brigadier General y ostentar la Cruz de Caballero de la Orden de Santiago.
En noviembre de 1737 llegó a Chile como Gobernador y Capitán General del Reyno. Sus preocupaciones y actividades en su elevado cargo fueron múltiples; la pacificación de los Indios, el juicio de residencia de su antecesor Manuel de Salamanca, se cuentan entre las primeras. En el año 1738 realizó un viaje hasta la frontera del Sur y celebró el Parlamento de Tapihue con los Araucanos.
Emprendió luego varias obras de progreso y mostró especial interés por el adelanto del Reyno. Pero la obra más grande emprendida por Manso de Velasco, fue la fundación de ciudades. Nacieron bajo su mandato y preocupación: San Felipe de Aconcagua, Santa María de los Ángeles, Nuestra Señora de las Mercedes de Tutubén (Cauquenes), San Agustín de Talca, San Fernando de Tinguiririca, Logroño de San José (Melipilla), Santa Cruz de Triana (Rancagua), San Francisco de la Selva (Copiapó), San José de Buena Vista de Curicó.
Manso de Velasco retrató su carácter y su probidad, al rechazar la asignación dada por el Rey, una cuantiosa suma de dinero, por la fundación de ciudades. En 1745 Manso de Velasco terminó su Gobierno en Chile, uno de los más fructíferos y útiles que tuvo el Reino, para ir a asumir el Virreinato del Perú con que lo honraba el Monarca español.
La actividad y celo demostrados por el Gobernador de Chile, se reprodujeron en el Virrey del Perú y le valieron el título de Conde de Superonda en el año 1748. Después de 16 años de gobierno, se retiró en 1761 a la edad de 74 años y, cuando se disponía a volver a España, le tocó casualmente encontrarse al frente de la defensa de La Habana, en Cuba, que vio obligado a rendir ante la superioridad manifiesta de los ingleses que se encontraban en guerra con España.
Esto le valió que fuera sometido a juicio en Cádiz y Carlos II lo condenara en 1765 a cien años de suspensión de empleos militares, destierro a cuarenta leguas de la Corte y resarcimiento de daños y perjuicios.
Uno de los hombres que había dado más lustre a España por sus obras en América, moría un tiempo después, abandonado, viejo, despojado de honores y casi en la miseria, en la ciudad de Granada. Terminó así la vida del que la diera a la que medio siglo después sería “la Muy Leal y Nacional” ciudad de Rancagua.

Anuncio Publicitario

Cultura

Joanna Reposi, directora del documental ‘Lemebel’: “Pedro fue un gran feminista y estuvo con su lucha desde siempre”

Publicado

el

La cinta obtuvo el Premio Teddy en Berlín y ganó la Competencia Nacional de la reciente edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic).

Marcela Catalán

El 7 de septiembre y gracias a MiraDoc, se estrenó en la capital regional ‘Lemebel’, cinta dirigida por Joanna Reposi y producida por Paula Sáenz-Laguna, la cual es posible ver en Rancagua los restantes sábados de septiembre a las 16 horas, además del viernes 27 a las 18:30 horas en Cachapoal N°90. El filme realiza un viaje principalmente por las performances de Pedro Lemebel y ha logrado conquistar a la crítica.

Es así como obtuvo el Premio Teddy en Berlín y ganó la Competencia Nacional de la reciente edición del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic). Su directora conversó en exclusiva con Diario El Rancagüino, abordando la película, su primer encuentro con el artista, la amistad que mantuvo con él, entre otros temas. Parte del tiempo habla en presente, como si el cronista todavía estuviese vivo.

Reposi cuenta que conoció al autor en el año 2000, cuando trabajaba para la productora televisiva Nueva Imagen. Ésta grababa ‘El Show de los Libros’ para TVN, que en ese momento pretendía hacer un capítulo sobre homosexualidad y literatura, donde escritores leyeran frente a la cámara. “Pedro Lemebel ya era todo un referente y había sacado sus dos primeras crónicas, aunque todavía no ‘Tengo miedo torero’, sin embargo empezaba a resonar”.

La realizadora agrega que el equipo intentó convencerlo, “pero él no estaba ni ahí con ir a la televisión. Por eso propuse ir a verlo a la Radio Tierra, donde tenía un espacio llamado ‘El Cancionero’. Apareció toda diva y nos dijo ‘¿qué hacen aquí?’ Le explicamos y accedió. Nos dio una entrevista durante una hora, de lo que se incluyen fragmentos en la película. Yo trabajaba con el tema de la proyección y la diapositiva, entonces lo empiezo a fotografiar y elegimos su ‘Manifiesto’ para llevarlo a la pantalla. Cuando salió al aire, me llamó y dijo ‘Jovi, me encantó’. Surgió un respeto y una amistad entre ambos, recuerda.

La primera impresión de la directora fue estar frente “a un personaje fascinante del arte chileno. Me conmovió su figura y me pareció un tipo valiente, arriesgado y sumamente inteligente”. Mas, su presencia no la paralizó. De ahí que califique su vínculo como uno “de igual a igual”. Sin embargo, confiesa: “La verdad es que nunca fui fan de Pedro. Creo que eso también contribuyó a que nuestra relación fuera de tú a tú”.

Luego Reposi viajó a Londres para estudiar Cine, pero ya se le había ocurrido hacer un filme en torno a Lemebel. A su regreso le propuso hacer una cinta sobre sus performances, faceta que ella consideraba “bastante menos conocida” y que por lo mismo quería explorar. “Me permitía trabajar cinematográficamente, porque me gusta mucho la proyección audiovisual. Quedó encantado y empezamos a grabar”.

Consultada sobre si las performances le permitían al autor lograr algo que la escritura no, la realizadora lo descarta. “Estas dos artes corrieron de modo paralelo, pero diría que Pedro parte con las performances y después transita a la literatura. Comenzó en ello cuando era adolescente y se fotografiaba en la casa, con una cámara regalada por su hermano. Empezó haciendo travestismo, no necesariamente de mujer, sino que al principio de Al Capone y de figuras de películas”.

La cineasta agrega que “en paralelo iba a los talleres de Pía Barros, pero en los 80 tuvo ese impulso creativo de expresar a través del cuerpo. Dio voz a los que no la tenían, desde su homosexualidad y hablando a favor de los derechos humanos (…) Después traslada eso al papel, usando en vez del cuerpo, la pluma”. No obstante, reconoce que debido a la situación del país a fines de los 80, “la performance era mucho más radical y fulminante, lo que lleva a la literatura”.

AMISTADES

Si bien Joanna Reposi y Lemebel mantuvieron una gran amistad desde que se conocieron, también hubo roces entre ambos durante los ocho años en los cuales trabajaron juntos en el documental. A veces se debían a las inseguridades y al carácter del autor. “Todos quienes lo conocieron en profundidad, saben que tenía su forma de ser: era muy dulce, aunque en otras muy agraz. Lo invitaba a levantar fondos concursables y de repente decía ‘nadie me quiere en el gobierno, así que no los ganaremos, dejémoslo para el otro año’. Yo me enojaba, le respondía que debíamos postular, y nos mandábamos a la cresta”. Más temprano que tarde retomaban los contactos. “Ninguno de los dos era muy rencoroso y volvíamos a trabajar juntos (…) Si querías estar con él, debías perseverar y ser paciente”.

Los problemas hicieron que a momentos la realizadora temiera por el futuro del filme. “Fueron años en los que no sabía si lo podría terminar. Pero yo lo trato con paciencia y también estaba la tenacidad de no aflojar, creyendo en el proyecto hasta el final. Así somos los documentalistas. Además no tenía la ansiedad de finalizar pronto. En ocasiones en el cine documental hay propuestas que tienen su tiempo. Eso es súper importante de comprender”.

Pedro Lemebel no tuvo un gran amor de pareja, pero de acuerdo con la cineasta, para él su madre era muy importante. En palabras de la directora, sus amores fueron “sus grandes amigas, que lo acompañaron en distintos momentos”. Entre ellas menciona a Carmen Berenguer, Pía Barros, Gilda Luongo y Carmen Gloria Camiruaga. “Fueron sus referentes, lo comprendían y amaban. A su madre le tenía un amor infinito. Cuando muere, él cae en una depresión feroz. Por el año 2003 decía, ‘ahora que me viene el éxito, no tengo con quién compartirlo’ (…) Ella era súper respetuosa de su opción sexual”, revela.

En la cinta, la escritora Pía Barros señala que la figura del hombre detrás de ‘Adiós mariquita linda’ causaba rechazo en sus correligionarios comunistas. La situación habría comenzado a cambiar con el apoyo de la fallecida Gladys Marín. “Le abrió las puertas del partido. Era su líder y una mujer maravillosa. Se transformó en el gran amor de su vida. De hecho, él le dedica un libro”, comenta.

RECONOCIMIENTO

Acerca de qué pensaría Lemebel respecto a la llamada ‘Revolución Feminista’, Reposi si bien evita ponerse en su voz, sostiene que él “tendría una visión crítica, aunque de todo, para cuestionarse dónde queremos estar y para dónde queremos ir. Por eso se hace tan necesario, porque él abría fronteras políticas y culturales”. La cineasta recuerda que “Pedro fue un gran feminista y estuvo con su lucha desde siempre (…) Él tenía un programa en la Radio Tierra, la primera que era feminista a fines de los 90 en Chile”.

De acuerdo con Reposi, antes de fallecer, el escritor estaba por completo abierto a que ella hiciera el filme de sus sueños. “Dejó los derechos firmados, en un acto súper generoso. Me dijo ‘Jovi, haz la película que quieras’ (…) Él sabía que hace tiempo yo estaba en esto y que no llegaba al final, como mucha gente, que aparece cuando alguien obtiene reconocimiento. Yo estuve con él desde siempre y creo que eso lo sintió y valoró, pese a lo receloso de su privacidad”, opina.

La realizadora destaca que nunca sintió el peso de hacer un gran filme, en vista de la importancia de su protagonista. Tampoco pretendía “hacer una biografía ni hacerme cargo de todos los temas. Nunca tuve esa aprehensión.. Cuando uno tiene ese tipo de presiones, hace obras que buscan complacer a todos. Eso no cabe para mí”.

El recibimiento de la producción la tiene contenta, aunque le asombra su buena acogida en naciones que supuestamente no están demasiado al tanto de Lemebel. “En todos los países donde ha estado, la recepción ha sido increíblemente poderosa, con salas llenas. En Berlín, las cinco funciones se vendieron en cinco minutos. En lugares donde no ha sido conocido, él llama muchísimo la atención de la prensa y del público (…) Te das cuenta de que era bastante único e inclasificable, pero su discurso e historia conmueve a personas latinoamericanas y europeas”.

Consultada sobre si el autor se sentía valorado en Chile, Reposi contesta que sentía el cariño de la gente en cada Feria del Libro. “Era un rockstar. Cuando estaba en presentaciones, habían filas para verlo. Pero a nivel de las élites, creo que nunca lo consideraron un escritor con el prestigio y la preponderancia que tiene hoy. En muchas oportunidades le criticaron que sólo hacía crónica, como si ésta fuera el hijo chico de la literatura (…) Además era ‘maricón y pobre’, como él mismo dice, así se define. En vida sólo le dieron el Premio José Donoso, pero el merecía muchísimo. Debió ganar el Nacional de Literatura”, remata.

Continuar Leyendo

Destacada

Investigan incendio que destruyó parte de la medialuna en Paredones

Publicado

el

Durante la noche del viernes se produjo un incendio en la medialuna de la comuna de Paredones, siniestro que afectó un paño de la galería y una caseta.

Se informó que al momento en que ocurrió el siniestro, al interior de la medialuna, no había personas, por lo que no hubo reporte de lesionados.

Conversamos con el alcalde de Paredones, Sammy Ormazábal, quien lamentó el hecho, pero confirmando que sería intencional, ya que el trabajo de Bomberos y Carabineros en el lugar así lo confirman.

La acción oportuna de los voluntarios permitió que no se produjera una desgracia mayor, recalcando el alcalde en la intencionalidad, debido a que se trata de un lugar donde no existe tendido eléctrico como para una falla en este sistema.

Los motivos son investigados, sin embargo, encontrar responsables para el alcalde es un tanto complicado, ya que esta medialuna está ubicada a un costado de un estero con variados accesos, calificando este siniestro como algo puntual, trabajado en la investigación Carabineros y la Fiscalía.

Cabe destacar que la medialuna siniestrada pertenece a una familia particular y según el alcalde hace bastante tiempo que no era utilizada para el rodeo. Por: Fernando Ávila F.

Continuar Leyendo

Destacada

Atropello le quita la vida a hombre de 27 años en Rancagua

Publicado

el

Cerca de las 06:20 de la mañana de este sábado, se produjo un fatal atropello en la ciudad de Rancagua. Según la información recabada, el hecho ocurrió en la intersección de Avenida Miguel Ramírez con Avenida Central, lugar donde un vehículo menor habría atropellado a un hombre de 27 años de edad, quien falleció en el lugar producto de las graves lesiones.

El conductor del vehículo tras el hecho se dio a la fuga, por lo que Carabineros realiza operativos para lograr su detención.

En tanto, la investigación del caso y los peritajes correspondientes los realiza el Laboratorio de Criminalística de Carabineros Rancagua, (Labocar).

En el lugar también trabajó personal del Servicio Médico Legal, quienes trasladaron el cuerpo para realizar las pericias que permitan conocer su causa exacta de muerte. Por: Fernando Ávila F.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080