Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Padres habrían golpeado y abandonado a lactante de dos meses

Comparte esta noticia

-Los hechos fueron denunciados por los propios funcionarios del Hospital Regional Rancagua.
Anuncios

 En el juicio oral, la madre del menor agredido, recordó que en una oportunidad, su esposo golpeó al niño. Manuel Polgatiz C.
Fotos: Marco Lara S.

Los hechos tuvieron lugar en la comuna de Graneros, con fecha 29 de enero del año 2009. El menor, identificado con las iniciales S.M.A.P. de dos meses de edad, fue llevado al centro de salud para practicarle un rutinario control sano. En esa oportunidad, los facultativos le diagnosticaron riesgo nutricional, herida contuso erosiva en región malar izquierda y herida cortante en el pie derecho. Esos antecedentes despertaron las sospechas de los profesionales, por lo que de inmediato, enviaron un grupo de trabajo que conociera empíricamente, las condiciones en que vivía el lactante. Instalados en la población Capricornio, constataron que el niño, se encontraba en el riesgo ya descrito, situación informada a las autoridades del establecimiento.
Esta misma situación se repitió el 11 de febrero, en circunstancias que se aplicó un segundo control. Pero lo más grave y que detonó las certeras sospechas de maltrato, acaeció el 18 de febrero. En aquella oportunidad, la madre identificada como Ana María Pérez, condujo al bebé nuevamente al Hospital de Graneros. Allí fueron detectados diversos hematomas en la piel, debiendo ser trasladado de urgencia, al Hospital Regional de Rancagua. Se estableció, según consta en los documentos que posee la fiscalía, que los padres le negaron el alimento durante los últimos días de enero y principios de febrero.
Fue golpeado al punto, que sufrió dos fracturas en la tibia izquierda y una mordedura en la mejilla del mismo sector. “De inmediato, nos pareció raro el caso, considerando que la madre dijo que se había caído del coche el fin de semana. Pero la callosidad ósea de la zona afectada, ya se estaba formando. Ese proceso, no se genera antes de 10 o 15 días”, expresó el martes 24 de febrero la Jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Regional, doctora Heidi Leiva. Agregó que “ese fue el antecedente más importante, al momento de realizar la denuncia en carabineros”. Ya en el mes de marzo, la Policía de Investigaciones detuvo a los padres de S.M.A.P (Ana María Pérez y Sergio Araya Cortés), como consecuencia del historial de violencia que manejaban. En tanto, los vecinos de la familia involucrada, no dieron cuenta de una situación como la consignada.

“Un niño de esa edad, no se puede caer solo del coche”

Durante el curso del juicio oral, desarrollado ayer en dependencias del Tribunal de Garantía, se llevó a cabo la etapa de la prueba, tanto testimonial como pericial. La médico legista Claudia Fuenzalida, aclaró varios puntos nebulosos del caso, y que permitieron situar a los jueces en el contexto en que se desencadenaron los hechos. “Un niño de esa edad, no se puede caer solo del coche, pues aún no posee la capacidad para moverse por sí mismo”, aseveró la perito.
En la idéntica senda declarativa, recalcó que se pudo comprobar un patrón habitual de golpes. “Nadie puede morderse la mejilla a sí mismo, por ejemplo. Eso es claramente atribuible a terceros”. Respecto al evidente estado de desnutrición, acotó que “el aumento de peso era muy bajo e irregular. Eso indica que no se alimentaba bien, pues en dos meses, subió sólo 200 gramos”. En tanto, la progenitora del lactante reveló que en una oportunidad, presenció a su esposo golpeando al niño, pues no dejaba de llorar.
La fiscalía, representada por Javier Bischoffshausen, exigió que se imponga a los acusados las penas de cuatro años de presidio menor en su grado máximo, como autores del delito de lesiones graves, en contexto de violencia intrafamiliar. Y la pena de siete años de presidio mayor en su grado mínimo, como autores del delito de abandono de descendiente imposibilitado, causando lesiones graves. La defensa, a cargo de Francisco Mena y José Barahona, tratarán de rebajar la pena, basados en la atenuante descrita en el artículo 11 N° 6 del Código Penal. Esto es la irreprochable conducta anterior. Para hoy están dispuestos los alegatos de clausura.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios