Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Siete mil jóvenes caminaron a la Virgen de Puquillay

Comparte esta noticia

-La peregrinación se hace siete años y el Obispo de Rancagua presidió la misa central.
Anuncios

Carolina Castillo C.
Fotos: Marco Lara

Eran pocos los caminantes que estaban a los pies del cerro de Puquillay, algunos iban por agua, otros aplaudían en torno a una batucada. También, eran muchos los que compraban comida, claro porque después de nueve kilómetros de andar el hambre pesa.
Caminar uno lo hace todos los días, pero caminar en nombre de la fe, es “otra cosa”, comentaba uno de los adultos que, mientras arreglaba su mochila seguía el camino recto que conducía al cerro.
Pero, sin duda, eran los cánticos y silencios perpetuos de la misa, los que más se sentían en la actividad, que se realizó a los pies de la virgen, en el cerro. Y es que los jóvenes presentes iban a eso, a reafirmar su fe y creencias.
Miguel Ángel Rivera, asesor diocesano de la pastoral juvenil y párroco de San Enrique en Chimbarongo. “Para nosotros es un motivo de alegría encontrarnos año tras año después de todo el trabajo que se hace durante los meses previos a esta actividad. Es un motivo de alegría vivir esta fiesta. Ofrecemos distintas opciones para que los jóvenes se comprometan con Cristo”, dijo.
Los caminantes pertenecían a diversas parroquias de la diócesis —hay 64 en total—, y comenzaron el trayecto a eso de las nueve de la mañana. En la ocasión, los peregrinos se detuvieron en cuatro “estaciones”, donde reflexionaron sobre la vida de Jesús y, además, se les daba ánimo para seguir el camino.
Para Liliana Concha, que pertenece a la Parroquia Divino Maestro de Rancagua. “Para mi esta caminata ha resultado ser una experiencia súper linda y emocionante. Los jóvenes pertenecemos a las parroquias y vamos con fe a ellas”.
Michael es de Requínoa, y dice que “es bacán hacer estas actividades, porque salimos de la rutina. Uno conoce aquí a otros jóvenes”. Otro caminante es Germán, quien destacó que “ha sido bonito venir acá. Nosotros somos de Chumaco, y llegamos muy temprano”.
La caminata al Santuario de Puquillay se realiza desde hace seis años en la región, y se ha convertido en la más joven de Chile, después de la caminata de Los Andes, La Compañía, entre otras. A diferencia de otros años, los asistentes a esta actividad, pudieron compartir hasta pasadas las siete de la tarde —antes la jornada acababa a las tres de la tarde—, ello porque se agregó a la programación la llamada “Fiesta del Reino”, donde diversos grupos animaron la tarde de reflexión.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios