Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Comienzan a decaer huelga de hambre en cárcel de Rancagua

Comparte esta noticia

-El capellán del recinto penitenciario, padre Luis Escobar, manifestó su preocupación por el estado de salud de los internos.
Anuncios

Manuel Polgatiz C.

El desmejorado estado de salud que comienzan a presentar algunos los internos, tras cinco días de huelga de hambre, ha sido la principal causa para que esta tarde, ya se anunciara el término de esta medida de presión por parte de algunos reclusos. Más de 80 huelguistas de los módulos 31, 32, 33 y 34, se habían negado a recibir alimentos sólidos, en protesta por algunas medidas del régimen interno penitenciario.
Ellos exigen, que se extienda el horario de visitas, que todos tengan el beneficio del venusterio (la visita conyugal) y que se rebajen los requisitos para optar a beneficios.
Ante la inquietud de la población penal y algunos rumores de malos tratos al interior de la cárcel contra los internos, el Defensor Regional, Alberto Ortega se apersonó esta tarde en el complejo de La Gonzalina, donde se entrevistó con el Jefe de la Guardia Interna, Mayor Alejandro Fuentes. La autoridad penitenciaria, indicó que si bien se ha desplegado un plan de contingencia, “no existen hasta el momento, enfrentamientos entre reclusos y menos contra los funcionarios de gendarmería. Ya hay indicios, que la situación comenzará a declinar en la próxima horas”, aseveró Fuentes.
El representante de la defensoría de O’Higgins, entrevistó además, con el diputado Esteban Valenzuela quien acompañado por capellán de Gendarmería, padre Luis Escobar, le manifestaron su preocupación, por al estado de salud de los huelguistas y la atención que se les podía brindar para disminuir sus niveles de ansiedad.
Alberto Ortega, informó a ambas personalidades, que ya instruyó a todos los defensores públicos para que permanezcan atentos a los requerimientos e inquietudes o denuncias de los internos, en función de mejorar la calidad de la gestión y contribuir a rebajar los niveles de estrés, que en estas condiciones afectan a los reclusos.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios