Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Celebración alba dejó ocho detenidos y un carabinero herido en la región

Comparte esta noticia

- Mientras que el balance de los festejos del campeonato no fueron positivos en la ciudad de Colchagua, en Rancagua y alrededores no hubo problemas ni arrestados por desordenes. Los hinchas albos celebraron tranquilamente en la Plaza de los Héroes de Rancagua, según señaló Carabineros.
Anuncios

Los hinchas albos celebraron tranquilamente en la Plaza de los Héroes de Rancagua, según señaló Carabineros. Felipe Alvear Silva
Fotos: Nico Carrasco

A pesar de los desmanes que provocaron los hinchas de Colo Colo antes y después del partido por la final del Campeonato de Clausura –y que dejó un total de 224 detenidos en el país—, el balance que realizó Carabineros de la Provincia de Cachapoal por la celebración del título número 29 del equipo popular, resultó ser muy positivo. No así en Colchagua.
Previendo la situación que se podía dar con un nuevo campeonato de los fanáticos albos, la Prefectura Cachapoal dispuso de forma preventiva en las seis comisarías de la provincia, un dispositivo de seguridad para evitar los posibles desmanes que se produjeran al momento de la celebración de los hinchas.
Al trabajo realizado por personal de las unidades policiales, se le sumó el trabajó de Fuerzas Especiales en las principales ciudades del distrito que conforma la Prefectura Cachapoal.
Pero nada de esto fue necesario, ya que según explicaron desde la prefectura, los hinchas albos salieron tranquilamente a celebrar a las distintas plazas de la provincia, en forma ordenada y tranquila. En Rancagua, cerca de 150 personas se reunieron en la Plaza de los Héroes sin que se produjeran desordenes mayor. El balance final dice que no hubo ni un detenido en la provincia, lo que representa todo un ejemplo para el resto del país.

Un carabinero herido y varios detenidos
Pero lo que sucedió en San Fernando, dista totalmente de lo ocurrido en Rancagua. Según informó la Prefectura Colchagua, se produjeron varios desordenes en la ciudad, principalmente en la Población Manuel Rodríguez, lo que motivó la actuación policial.
A pesar de los preparativos realizados por la prefectura, que al igual que en Cachapoal se prepararon para los eventuales desordenes, el comportamiento de los hinchas albos no fue el adecuado para una celebración. Terminado el partido, un número indefinido de jóvenes se agruparon para festejar la nueva estrella de su equipo, pero pronto comenzaron los desmanes, lo que provocó la reacción policial. En total se detuvo a siete personas por desordenes y a uno por golpear con una botella en la cabeza a un carabinero.
El partido en que Colo Colo se adjudicó su 29ª estrella, se jugó el miércoles en la tarde, ante la presencia de cerca de 17 mil espectadores en el Estadio Santa Laura de la comuna de Independencia en Santiago. Antes que comenzara el pleito, se produjeron fuertes escaramuzas entre hinchas albos que querían entrar al recinto deportivo sin su entrada, y que intentaron quitarlas a los que ya la tenían. Más tarde, ya en la celebración, hubo otros detenidos por desordenes y saqueos en Santiago y las principales ciudades de Chile.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios