Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Controlan catástrofe de Ucuquen pero se mantiene Alerta Roja

Comparte esta noticia

- Justo el día en que la CONAF lograba detener en parte el siniestro que atacaba a la comuna de Litueche —que dejó un grave problema medioambiental—, dos nuevos focos aparecieron en la Región de O’Higgins.
Anuncios

Por: Felipe Alvear Silva
Fotos: Marco Lara

En Alerta Roja continúa la Región de O’Higgins debido a los continuos incendios que han ocurrido durante los últimos días. Afortunadamente, el siniestro más grave que afectaba a la comuna de Litueche, está parcialmente sofocado, sólo falta controlar los focos que aún quedan para el lado de la Región Metropolitana y unos menores en nuestra región.
Durante la jornada de ayer, trabajaron dos helicópteros —el de O’Higgins y de la Metropolitana—, siete brigadas de CONAF con un total de 71 efectivos, dos Brigadas BRIFE —25 personas Región Metropolitana y 25 personas Regimiento Colchagua de O’Higgins—, personal de los predio afectados y personal de la ONEMI. Todo con el fin de terminar definitivamente con este terrible incendio.
La situación en la comuna es dramática. La catástrofe iniciada el pasado domingo en el sector de Ucuquen ha afectado a más de 3 mil hectáreas de bosques, maleza y arbustos. Los incendios no han dado descanso a los brigadistas, Bomberos y militares que están trabajando, ya que otro foco amenazó el pasado martes en la tarde, cuando el sector de pastizales de Quelentaro —lugar que ya había tenido su propio siniestro durante el pasado domingo—, comenzó a prenderse. Afortunadamente, fue rápidamente controlado.
Pero la situación también ha provocado un grave problema medioambiental en la comuna de Litueche, ya que no sólo ha quemado bastos terreno y miles de árboles, sino que también ha costado la vida de una cantidad importante de animales que habitan en la zona.
El director comunal de emergencia de la Municipalidad de Litueche, Gabriel Echeverría, señaló que la emergencia producida por el incendio forestal ha tenido un costo incalculable para el secano costero y a los habitantes de la comuna, debido a la muerte del ganado por el fuego o la falta de comida, en especial a los vacunos. “Estamos viviendo un drama con los animales; el caballar y el cabruno huye, el vacuno no porque se atonta con el humo. Los que quedan no tienen qué comer ya que no hay forraje”, señaló el representante del municipio.

Otros dos focos en la región
Al parecer la naturaleza no quiere dar tregua con el fuego en los terrenos de nuestra región. Justo cuando el casi centenar de brigadistas lograban controlar la catástrofe ambiental de Ucuquen, Dos nuevos focos aparecieron en diversas comunas de la región.
El primero de ellos fue durante la mañana de ayer en el sector de El Llano, comuna de Requínoa. Las llamas aparecieron cerca de las 11 horas y se esparcieron rápidamente por los terrenos de matorrales y pastizales del lugar, alcanzando un total de 20 hectáreas. Gracias a la oportuna intervención de Bomberos de la comuna y una brigada de CONAF, el siniestro fue controlado un par de horas después de ser declarado.

El tercero de los incendios forestales comenzó cerca de las 16 horas en el sector de Portezuelos, en la comuna de Marchigüe. Las llamas aparecieron en el pastizal a sólo metros de la carretera I 50 que une San Fernando con Pichilemu, y se expandieron a gran velocidad debido al fuerte viento —sureste— que corría en el lugar; incluso el humo se veía desde la comuna de Pichidegua. Voluntarios de Marchigüe y de las compañías de las comunas aledañas llegaron al lugar para intentar controlar el fuego, que incluso atravesó la vía de asfalto. El tráfico estuvo interrumpido por varios minutos, a pesar de que algunos intrépidos conductores atravesaron a través de la densa cortina de humo.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios