Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Monseñor Bernabé Silva: Llamó a construir una “Patria más fraternal, justa y equitativa” de cara al Bicentenario

Comparte esta noticia

-Durante la tradicional Misa del Gallo efectuada en la catedral de la capital regional, el Vicario instó a los fieles rancagüinos, mediante su mensaje de nochebuena, a seguir el proyecto “incomparable” de Jesús para así alcanzar “una sociedad donde nos amemos los unos a los otros”.Instantes en que era presentado el niño Jesús en el pesebre.
Anuncios

Instantes en que era presentado el niño Jesús en el pesebre.Por: Hugo Soto Riquelme
Fotos: Marco Lara

Una importante reflexión respecto al verdadero sentido de la Navidad junto a un llamado a conformar, ad portas al Bicentenario, una “Patria más fraternal, justa y equitativa” realizó el Vicario General de la Diócesis de Rancagua, Bernabé Silva, tras encabezar la noche del jueves, la tradicional Misa del Gallo que congregó en la Catedral de Rancagua a cerca de 500 fieles para conmemorar en familia, una vez más, el nacimiento de Jesús.
Pasada las 21:15 horas, el Vicario inició la procesión junto a diáconos y laicos rumbo al altar para iniciar la solemne ceremonia, que hasta ese momento estaba atestada de niños y adultos, los cuales un tanto expectantes, acudieron hasta el principal templo religioso de la Región y presenciar in situ la celebración navideña.
Recorriendo algunos pasajes de la travesía que debió sortear la Virgen María y José para llegar hasta Belén, la ceremonia vivió un momento significativo cuando dos mujeres llevaron hasta el pesebre la figura del niño Jesús junto a un bebe de pocos días de nacimiento, para simbolizar la llegada de Cristo y los momentos que narran su Pascua. Al son de las campanas y el “Gloria a Dios, aleluya, aleluya”; se presentaba en sociedad al pequeño niño que yacía en el pesebre.
De esta manera, las lecturas correspondientes acompañaron la ceremonia, relatando distintos etapas de la vida de Jesús. “Hoy ha nacido un salvador, el mesías, el señor”, decía el salmo hasta llegar al evangelio que retrató los relatos correspondientes al momento culmine en que Jesús nació.
Monseñor Silva en su alocución, hizo una reflexión respecto al verdadero sentido de la Navidad, “la alegría de José y María se volcó a Dios por el amor”, dijo, como actores trascedentes en su nacimiento. En este sentido, subrayó que la venida del señor “ha traído un mensaje de vida para los hombres de todos los tiempos” que no ha tenido comparación alguna en la historia de la humanidad.
“Podrán haber grandes empresas que se empeñan en proyectos con objetivos, estrategias, recursos humanos y obtener frutos, pero el proyecto de Jesús es incomparable, trascendiendo todas las fronteras”, explicó el Vicario, señalando que el mensaje debemos recibirlo con alegría y sencillez, al igual que “los pastores recibieron el nacimiento de Jesús, y así construir su obra en todo el mundo”.
El sacerdote durante la misa navideña, recalcó que Cristo “ha traído un mensaje de unión, reconciliación y paz” que debe ser valorado por todos los fieles, ya que de palabras del religioso, los valores cristianos están escasos dentro la sociedad chilena. “Me da la sensación de que esta es una sociedad que está arrancando, sacando a Dios de las personas, del corazón de la familia”, añadió, instando a los fieles a comprometerse más.
A través de un llamado a conformar una sociedad más justa, fraternal e igualitaria, el padre Silva, destacó que en vísperas del Bicentenario, es necesario rescatar un país donde “nos amemos los unos a los otros”, construyendo una civilización del amor que no excluya a ningún ciudadano.
El padre finalizó la ceremonia religiosa, tras bendecir a los fieles y agradecer a todos los que colaboraron en la ayuda realizada a distintas instituciones para que vivieran una Navidad en familia. Todos los presentes ya se prestaban a celebrar el nacimiento de Cristo en el pesebre, colmado de regalos y ofrendas para el niño Jesús.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios