Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Un fin de año colmado de buenas noticias

Comparte esta noticia

- El Colegio Santo Tomás cerró un exitoso período escolar. Entre premios, aplausos y vítores se llevaron a cabo las distintas ceremonias de fin de año.
Anuncios

Mariely Mardones Arce
La comunidad Tomasina como es costumbre, celebra en unión, armonía y por sobretodo en familia, el término de una nueva etapa escolar. En esta ocasión, recibieron su licencia los alumnos de kinder y de octavo; a la vez se premió a los alumnos destacados de todo el ciclo de enseñanza básica.
Fue así, como el pasado lunes los alumnos de Kinder dieron un nuevo paso en su proceso estudiantil y recibieron la acreditación que los hace merecedores de un lugar en el primero básico. Tal como ellos, los alumnos de octavo, dejaron atrás sus sueños de niñez, y abandonaron las aulas de quienes los formaron, licenciándose y asumiendo el reto que es la enseñanza media; eso sí, desde un escenario diferente al que -durante 9 años- los cobijó.
El 21 del presente, se desarrollaron dos hitos importantes en el establecimiento. En un comienzo se llevó a cabo la premiación de los alumnos de primero a séptimo año, para dar paso a la ceremonia de licenciatura de los alumnos de kinder.
En una velada repleta de emociones, los “parvulitos” entregaron a sus padres una vela que representa el llamado a guiar a sus pequeños en esta nueva etapa de estudios en sus vidas. Al mismo tiempo, la educadora de párvulos, Mirta Aguilar pasó por última vez la lista de su curso.
Por su parte, los alumnos desde primero a séptimo año, tuvieron una noche con distintas premiaciones, entre las que destacan, el premio al rendimiento, el cual se otorgó a quienes, con responsabilidad y la clara conciencia de la meta anhelada, lograron las más altas calificaciones. Además, el colegio entrega cada año el premio al Alumno Ideal. Este reconocimiento integra todas las habilidades y actitudes deseables de un estudiante de la comunidad Tomasina. Por otra parte, un distingo especial merecen las becas que el colegio le da a sus jóvenes, dependiendo del mérito intelectual, deportivo, artístico cultural que poseen sus educandos sobresalientes.
En la jornada del día 22, los alumnos de los octavos, tanto A como B, finalizaron su proceso de enseñanza básica. En dicha ceremonia momentos importantes se vivieron en el traspaso de estandarte y en la entrega de estímulos a quienes estuvieron toda su primera etapa estudiantil en el Colegio Santo Tomás. Además la asistencia perfecta, el rendimiento escolar, el mejor compañero, alumno ideal, fueron reconocimientos que provocaron el aplauso de todos los presentes.
Y es que esta noche quedará en la memoria de cada uno de los jóvenes que egresaron del conocido establecimiento educacional de Rancagua.
Colegio Santo Tomás, lleva 40 años trabajando por la educación y preparando a los estudiantes de Rancagua para las tareas con que se enfrentarán en el mañana. De esta forma, terminan un ciclo más, preparándose para el nuevo año y todos los desafíos que ello conlleva.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios