Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El balance de Michael Kanaan de O’Higgins SADP:“El 2009 deportiva e institucionalmente fue un año de cambios y de transición”

Comparte esta noticia

Anuncios

“Siento que he tenido una importancia que no me merezco porque no soy un actor dentro de este mundo del fútbol, creo que lo son los jugadores”, confiesa sobre la exposición mediática que ha tenido.– Gerente general del cuadro celeste evaluó lo que fue el año que se fue y proyectó lo que se le viene al equipo y sus deseos personales para el que recién comienza. “No quiero cometer el error de prometer un título, pero sí decir que vamos a trabajar con todos nuestros esfuerzos para lograrlo”, confesó.

Alexis Apablaza Campos
Foto: Nico Carrasco

Ya lleva siete meses en Rancagua y de a poco ha logrado tomarle la mano al mundo del fútbol. Ser el hombre fuerte de Cuevas 51, le ha obligado a tener algunas responsabilidades que como gerente de Marketing en el mundo del retail no tenía. Ahora tiene la gerencia general de O’Higgins SADP y le ha tocado dar la cara ante los malos resultados del equipo, recibir críticas del hincha y el aceptar que sus declaraciones han tenido repercusiones.
Luego de un 2009 complejo y con muchos cambios tanto institucionales como deportivos, Michael Kanaan hace el balance del año que pasó y de lo que se hará ahora que el nuevo año acaba de comenzar en el que esperan que todas estas reformas internas puedan tener los frutos esperados.
Confía en que el equipo peleará por el título, pero no se atreve a prometerlo, espera que en este 2010 puedan definitivamente consolidarse con el empresario regional y darle sustento a su ideal de tener más apoyo en la VI Región para proyectarse como el equipo de la zona.

SENTIMIENTOS PODEROSOS
¿Cómo O’Higgins SADP analiza el año que acaba de terminar?– El 2009 para nosotros fue un año de transición, lo digo así porque siempre la llegada de un nuevo cuerpo técnico, considerando que en él tuvimos dos, y mi llegada también significan una manera diferente de hacer las cosas. En ese proceso de cambio de gestión, la organización se resiente. Hay que aprender a acostumbrarse a la persona que viene, a la forma de trabajar que tiene. La transición de Sampaoli a Silva generó un cambio importante en los jugadores para el club y la comunidad que tenía otra forma de trabajar.
– ¿De qué forma han logrado adaptarse a tantos “giros de timón”?
– Deportiva e institucionalmente fue un año de cambios y de transición. A esta altura siento que la organización ya pasó por ese cambio, ya está absolutamente volando a altura y velocidad crucero, como lo dirían los pilotos, y estamos precisamente desde el lado gerencial estamos con la casa absolutamente ordenada, preparando lo que será el 2010, pero en cuanto a ejecución porque el resto está delineado.
– ¿Y desde el ámbito deportivo?
– Con un nuevo técnico que lo he visto trabajando en doble turno. Lo he visto dándole la velocidad al equipo y por lo tanto diría que la transición se verá complementada en este 2010 cuando veamos los trabajos de lo que se ha ido sembrando en estos últimos siete u ocho meses. El paso de seis jugadores juveniles al primer equipo será importante, hoy ya son parte del equipo titular, por lo que siento que en este ámbito se están empezando a dar los frutos, y en el administrativo durante las próximas semanas veamos la planificación de los meses venideros para tener un año tranquilo.
– ¿Qué fue lo bueno, lo malo y lo feo del 2009?
– Lo malo que también es lo feo, quiero partir por esto porque me parece que hubo más cosas buenas, fue constatar que no hemos aprendido a manifestar nuestras diferencias de opinión de forma civilizada. Lo que le hicieron a Jorge Sampaoli, sé que fueron pocas personas, de seguir su auto y someterlo a una presión innecesaria. El fútbol es un juego y tiene que ver con alegría, entrega, sacrificio y trabajo en equipo. Cuando veo que traspasa esas barreras y se llega a ese nivel, me parece que ahí está lo malo y lo feo durante el año.
– ¿Qué fue lo positivo, entonces?
– Tiene que ver con O’Higgins como institución, su hinchada y sus simpatizantes. Del darnos cuenta que hablamos de algo potente y sólido gracias a la cantidad de seguidores que tiene haciendo fuerte el equipo gracias a eso, dándonos la posibilidad de trabajar en marketing y generar los recursos para tener una organización potente. Lo más bueno tiene que ver con que tenemos un peso específico importante, puesto que el equipo genera sentimientos poderosos en sus seguidores. Lo que también me tiene contento es que son más los que siguieron el camino del bien, que el otro.

UNA HINCHADA POTENTE
– ¿Qué falencias tiene aún la SADP? Desde que llegaron se ha planteado la falta de compromiso con el empresario local.

– Es verdad. Ésa es una tarea pendiente, me gustaría que en el 2010 logremos el comienzo del cambio en ese aspecto. Me parece que están dadas las condiciones para hacer cosas localmente para ello y espero tener novedades pronto.
– ¿Hacia dónde apuntan específicamente?
– A tener acercamientos con marcas locales, las empresas locales y tener generar programas de marketing relacionados con la gente de la VI Región y para la gente de la zona.
– ¿Qué expectativas se tienen con el plantel 2010?
– Lo único que uno puede prometer es trabajo serio. Con éste los resultados debieran darse. La experiencia me dice que esa correlación no es siempre así, el objetivo que debemos ponernos ahora es consolidar un equipo que esté peleando por ser campeón. No quiero cometer el error de prometer un título, pero sí decir que vamos a trabajar con todos nuestros esfuerzos para lograrlo.
– ¿Se está conformando directamente un plantel para ello?
– Estamos armando un equipo para pelear eso y tenemos un entrenador que es un ganador y que apunta directamente a llegar a lo más alto posible en la tabla. La idea es hacer lo mejor posible y a partir de eso lograr buenos resultados, aunque sé que la respuesta suena bastante típica.
– ¿Y cómo fue el 2009 para Michael Kanaan?
– Mucho mejor de lo que me imaginaba. Siempre he sabido que O’Higgins genera un alto nivel de convocatoria y genera una hinchada potente. El constatar que hay un grupo de trabajo del cual he sacado muchas cosas positivas, si tengo que hacer un balance éste es muy bueno.

APRENDER DE LAS EXPERIENCIAS
– Luego de siete meses que lleva inserto en O’Higgins, ¿cuánto ha sido el cambio del mundo del retail al del fútbol?
– Consiste en ver a este deporte como parte de la industria del entretenimiento. El potencial de convertirse en algo realmente importante, que hay todo por hacer aún en el fútbol que tiene un potencial enorme, siento que afortunadamente para nosotros tenemos a un hombre muy capaz como es el presidente de la ANFP, entendiendo eso los clubes en general han insertado gente muy capacitada, por lo que veo muy auspicioso el trabajo del fútbol en los años venideros.
– Tres cosas lo caracterizaron el 2009: su eterna sonrisa, incluso luego del 1-6 ante Unión Española, decir que quería hacer de O’Higgins el equipo más potente de Chile y el balde de agua fría que dijo tras saber que la remodelación de El Teniente era para 12 mil personas, ¿cómo ha sentido la exposición mediática que ha tenido?
– Siento que he tenido una importancia que no me merezco porque no soy un actor dentro de este mundo del fútbol, creo que son los jugadores. Sí creo importante entregar los valores que tengo como la risa constante, porque la alegría es algo fundamental, el deporte a final de cuentas tiene que ver con eso. En el caso de esa goleada, en este mundo todos entienden que la vida está llena de derrotas que tienen una enseñanza, un cable a tierra, y te hacen ver cuáles son tus debilidades que te hacen más fuerte. A final de cuentas, los equipos de fútbol más poderosos son los que son capaces de aprender de estas experiencias. Es importante saborear los triunfos y aprender de las derrotas, así creo fundamental lograr un camino para ser exitosos.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios