Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El difícil e importante trabajo del Retén Central Rapel

Comparte esta noticia

-En uno de los sectores más alejados e inhóspitos de la región, un grupo de carabineros vive junto a sus familias, donde son parte importante de una pequeña comunidad de la región. El personal uniformado ayudando como siempre en los lugares donde hay menos recursos.
Anuncios

Felipe Alvear Silva

 

El personal uniformado ayudando como siempre en los lugares donde hay menos recursos. No pocos son los sacrificios que deben realizar las familias y el personal Retén Central Rapel, ubicado en el extremo norponiente de la Región de O’Higgins en las inmediaciones de la Central Rapel. Los uniformados están separados por casi tres horas de Rancagua y de las comodidades que presta la urbe, lo que hace que el trabajo sea importante y a la vez difícil, pero al mismo tiempo, una experiencia enriquecedora en sus carreras. Los carabineros del sector han tenido muy buena relación con los niños de las escuelas.

Los funcionarios de este destacamento perteneciente a la 3ª Comisaría de Pichilemu —distante aproximadamente a unos 100 kilómetros de ella— viven como una comunidad muy cohesionada entre sus familias y el resto de los habitantes de esta lejana e inhóspita  localidad, enclavada al costado de una quebrada. Estos carabineros han sabido administrar la confianza que la comunidad ha depositado en ellos y sus familias, quienes son miembros activos de una población que llega apenas a los tres mil habitantes.

Los funcionarios han realizado una serie de actividades para contribuir a la integración de la comunidad, ya que saben que el bien más preciado con que cuentan, son las personas y sobretodo los niños, quienes con cariño los saludan cuando los visitan en las escuelas rurales del sector o cuando se cruzan con algún lugareño en alguno de los tantos caminos que conducen a las distintas aldeas y villorrios de este sector.

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios