Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Coltauco: Comuna de Vecinos de Montegrande indignados con instalación de planta de tratamiento

Comparte esta noticia

-Para expresar su malestar, se tomaron la Ruta H30 y mantuvieron interrumpido el tránsito por más de 90 minutos. Los lugareños, se tomaron la ruta H30 e interrumpieron el tránsito
Anuncios

Los lugareños, se tomaron la ruta H30 e interrumpieron el tránsitoManuel Polgatiz C.
Fotos: Marco Lara S.

Las columnas de humo, se podían apreciar desde el poblado de Doñihue. Los cielos azules y el sol abrasador, trataban de asomarse, entre las grandes nubes negras, que cubrían el espacio infinito. A varios kilómetros de distancia, se escuchaban incluso, los sonidos ensordecedores de tambores y pitos, que se transformaron en el mejor reflejo del descontento. Ya situados en el punto de conflicto, decenas de encolerizados lugareños, utilizaron todo tipo de artefactos para exponer a la comunidad su total desaprobación, con la futura construcción de la planta de tratamiento de aguas servidas, que según los análisis previos, quedará emplazada, a sólo 50 metros de las viviendas. “Nosotros no queríamos llegar a esta instancia, pues siempre tuvimos voluntad para solucionar los conflictos, por la vía de la conversación. Sin embargo, las autoridades rompieron los acuerdos y no quedó más opción, que tomarse la carretera”, dijo la presidenta de la junta de vecinos de Montegrande, Emelina Espíndola.
El alcalde de Coltauco, Rubén Jorquera (derecha), fue duramente increpado por los vecinos de Montegrande. Los dardos apuntan principalmente, hacia la figura del edil de Coltauco, Rubén Jorquera. De acuerdo a los denunciantes, su accionar ha dejado mucho que desear, pues no se explican por qué, insiste en adquirir un terreno agrícola, mucho más oneroso que otras alternativas viables en la misma zona. “Hay un negociado detrás, eso está más que claro. Los estudios establecieron que en el sector, existen tres o cuatro opciones y ninguna de ellas se consideró. Pero a esa extraña situación, tenemos que sumar, el oscuro proceso de votación en el concejo. Uno de sus integrantes (Jorge Cerda), es funcionario de la empresa que administrará la planta de tratamiento. Entonces, de qué estamos hablando. A todas luces, existen ilegalidades”, señaló Juan José Orellana, propietario hace más de dos décadas, en Montegrande. Opinión concordante, aseveró la vicepresidenta de la junta de vecinos, Rosa Abarca, quien añadió más datos a la causa. “Lo más terrible, es que la planta no nos beneficiará a nosotros, sino a las localidades de El Molino y Loreto. Por tanto, es de perogrullo que esté ubicada en su zona y no aquí”.

MOMENTOS DE MÁXIMA TENSIÓNLa presidenta de la junta de vecinos de Montegrande, Emelina Espíndola, junto a Juan José Orellana, fueron quienes dirigieron la manifestación.
Transcurridos 70 minutos, se hizo presente en el lugar, el alcalde de Coltauco. Fue recibido con abucheos y duros epítetos en su contra. Sólo la inmediata y pacífica intervención de los concejales Ricardo Gálvez y Ana Mardones (que otorgaron su respaldo a los vecinos), impidió que la tensión del momento, arribara a otros escenarios más violentos. “Ya hicimos todas las gestiones para sacar la planta del lugar donde viven estas personas. Discutimos con ellos el proyecto y conocieron el terreno. Incluso los llevamos a otra planta para que comprobaran que no se desprendían olores. No obstante, con el cambio de directiva, modificaron su posición pero las actas ya están firmadas”, manifestó Jorquera. Respecto al eventual hedor que podría emanar desde los tambores de residuos, la autoridad comunal aseguró que, “eso no sucederá. Yo lo garantizo desde ya”.

REPRESIÓN INNECESARIA DE CARABINEROS8 detenidos resultaron de la manifestación
Cuando el nutrido grupo de manifestantes, procedía a retirarse en paz y sin realizar más desmanes, que los neumáticos encendidos sobre la vía pública, aparecieron en escena, las Fuerzas Especiales de Carabineros. Provistos de escudos y acompañados por el carro lanza agua, irrumpieron entre la muchedumbre para detener a cualquier denunciante. No distinguieron si se trataba de menores de edad o personas que sobrepasan por lejos la vejez. Fuerza desmedida, que provocó el absoluto rechazo de quienes participaron en la actividad. “Estuvimos durante largo rato, diciéndole a la gente que abandonara la calzada pero no lo hicieron. Conforme a los protocolos de carabineros, retiramos a las personas y los neumáticos que se estaban quemando. Hubo en total siete detenidos”, esgrimió el Teniente de la 6ª Comisaría de San Vicente, Ricardo Leiva. En tanto, el consejero regional, Héctor Jorquera, testigo ocular y presencial de los hechos, subrayó que este tipo prácticas, “no se pueden seguir repitiendo en el país. Los lugareños tienen todo el derecho de exponer su malestar y no ser reprimidos de la forma cavernaria que lo hizo carabineros”.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios