Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

O’Higgins derrotó a Cobresal en El Salvador: Para retomar la confianza

Comparte esta noticia

- La victoria del Capo por 2 a 1 es la segunda consecutiva fuera de casa en un estadio que no ganaban desde 1999. Francisco “Paco” Ibáñez tuvo un debut goleador con la camiseta celeste, en un cuadro que mostró su mejor partido en la “Era Hernández”. Ahora se vienen dos partidos como locales que deben servir para meterse en la pelea en lo alto de la tabla.
Anuncios

Por: Alexis Apablaza Campos

Fotos: Christopher Bueno

 

El desolador panorama que acompaña a El Salvador, quedó claro en la previa al partido entre celestes y albinaranjas. Es que sabiéndose que quedan poco para el cierre definitivo de la mina que es el principal sustento de esa ciudad, cuando los “valientes” hinchas del Capo llegaron a las inmediaciones del recinto se dieron cuenta que ningún ánimo deportivo ni las arengas características de un compromiso de esta envergadura.

Para más, el termómetro marcó sobre 36 grados a la sombra a eso de las 16 horas, por lo que jugar con la altura, el sol y el calor, parecía inhumano para jugar un partido. Algo que quedó demostrado en un primer tiempo que tuvo un partido que fue de más a menos y que mientras avanzaba el reloj el ritmo iba diluyéndose.

Así fue como O’Higgins fue cediendo el protagonismo que exhibió inicialmente, ante un Cobresal que si bien fue más que la visita, tampoco parecía cómodo con las condiciones climatológicas que daba el encuentro. De esta forma la más clara de los locales fue a los 26’, cuando Viligrón anticipó a la defensa, y trató de sorprender a Elduayén desde media distancia, enviando su disparo cerca de la portería.

Mientras los celestes se veían confundidos por el calor y la altura, parecía que su rival no era capaz de capitalizar esa supuesta ventaja que tenían en el papel por elegir el horario del compromiso. De hecho, Iván “Pupi” Vásquez parecía estar muy afectado por la altura, con un ritmo bastante cansino, algo que corregiría en el complemento. La más clara de los celestes fue un cabezazo del debutante con la celeste, Francisco “Paco” Ibáñez, que incluso perdió un par de segundos en los que pudo definir mejor al pensar que estaba adelantado.

El término del primer tiempo mostró un partido muy apagado y con poco ímpetu de ambos lados, para más en las tribunas se veía incluso más hinchas celestes que de los locales en un campamento minero cada día más desierto.

 

DOMINIO TOTAL

A los 50’ parecía que todo se complicaba; tras un córner, Pintos recibe en el área, tiene tiempo y espacio para darse una media vuelta y define justo hacia el sector que Elduayén no podía llegar, pero para suerte de la gente de O’Higgins de que el disparo sólo pasara rozando la portería y se fuera levemente desviado.

Anuncios

Pero el partido cambió del cielo a la tierra a los 60’, Gutiérrez asume una “patriada” con el balón llegando hasta el área de Cobresal y una vez ahí conecta a Ibáñez que totalmente libre, logra abrir la cuenta para O’Higgins y hacerlo cumplir “el sueño del pibe”, al marcar en su debut.

Luego de esto, el dominio celeste fue total. Los ingresos de Casanova y Harbottle fueron claves para que los rancagüinos fueran capaces de capitalizar las acciones y generar claras opciones para aumentar la cuenta, algo que llegó a los 83’, un tiro libre del “Gringuito” que pide al “Pupi” Vásquez que se la adelante para mandar un zapatazo cruzado impecable, haciendo estéril el esfuerzo de Rogel.

O’Higgins demostraba ser un justo ganador, pero tuvo un susto antes del fin del partido. Una máxima del fútbol dice que “dos cabezazos en el área terminan en gol”, esta situación fue la que terminó dando el descuento de Cobresal y el susto de perder los tres puntos en los últimos minutos, a los 89’ es León quien conectó por segunda vez en el aire para batir a Elduayén.

Con esta victoria, el Capo de Provincia sumó su segunda victoria en calidad de visita, por lo que ahora tiene seis puntos de tres partidos jugados y uno pendiente. Ahora se vienen dos partidos consecutivos en El Teniente (Audax Italiano y Santiago Wanderers), por lo que será clave “sacarse los fantasmas” de jugar en casa.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios