Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Por el buen camino

Comparte esta noticia

-El 5 a 1 sobre Audax Italiano dejó tres cosas para O’Higgins: a Harbottle como el subgoleador del Apertura con 5 goles; la polémica por la disputa en la cancha entre Rodrigo Ramírez y Marco Villaseca; y el equipo quedó con la primera opción de lograr ser mañana el único puntero del Apertura.villaseca
Anuncios

Alexis Apablaza Campos
Fotos: Marco Lara / PT Comunicaciones

Kevin Harbottle:
“La idea era afirmarse acá de local”

“El Gringuito” fue el más buscado por los micrófonos al final del partido, y no porque el ex Argentinos Juniors sea alguien muy locuaz, sino porque fue claramente la figura de la goleada ante Audax al marcar tres de los cinco goles celestes y convertirse en el segundo goleador del torneo, con media docena de tantos, dos menos que Juan Manuel Olivera (U. de Chile).
“Audax era un rival complicado, pero logramos un merecido triunfo y lo bueno es que se ganó por harto. Lo bueno es que hay que seguir en la misma senda, mirando hacia delante en los partidos que quedan y sumando puntos. Veníamos hablando que ganamos dos partidos de visita, por lo que la idea era afirmarse acá de local y no perder ninguno, algo que ahora se concretó”, declaró tras el partido.

Marco Villaseca:
“Fue una cosa del momento”

villasecaAl volante de quite no lo buscaban al final del partido para que diera su opinión del resultado, sino para que explicara qué pasó en el encontrón verbal que tuvo con Rodrigo Ramírez antes del final del partido que produjo que lo amonestaran. “No pasó nada, fue una cosa del momento. Los dos quisimos hacer la jugada, pero no hubo comunicación en el momento preciso, en un momento él se vio sólo y le pegó al arco, por eso lo que quería yo era retener el balón. Los problemas quedan para ustedes (la prensa), a Ramírez lo conozco hace mucho tiempo de cuando jugamos en Concepción, pero lo que ahí quedó demostrado es que no quedamos tranquilos hasta que el partido termina, independiente del resultado”, declaró el volante.

Enzo Gutiérrez:
“El equipo está haciendo una gran labor”

El ex Rangers tuvo que dárselas de delantero, y le tocó irse más arriba. Hizo una muy buena labor al ser parte de los goles, e incluso generar un penal, luego de hacerle un túnel a Carlos Garrido, defensor que posteriormente fue amonestado porque nunca pudo frenar las llegadas del trasandino.
“Con el correr de los partidos, el equipo está haciendo una gran labor, estamos contentos por eso y gracias a Dios logramos esta victoria importante. Durante el partido en ataque tuvimos a Kevin (Harbottle) que va algo más atrás, yo me tiré por la izquierda tratando de tapar la subida de Rieloff que es un gran jugador”, explicó el argentino.

Federico Elduayén:
“El Vikingo” tuvo una jornada tranquila en El Teniente, salvo en el minuto 32’ cuando un tiro de media distancia de Olivi, dio un pique engañoso que no le permitió responder ante la aparición de Canío y que permitió el descuento de los itálicos. De todas formas, el charrúa le ha dado consistencia a la valla celeste, siendo una total prenda de garantía en el pórtico.
“Es un triunfo importante, necesitábamos ganar en casa para tener un buen comienzo de torneo. Esto nos da muchas fuerzas, muchas ganas de seguir por un correcto camino, para el cual hay que seguir ganando. Fue un triunfo muy contundente, cada vez que llegamos con claridad arriba, marcamos; estuvimos muy ordenados, con mucha claridad arriba y fue un partido parejo en todo ámbito”.

O’Higgins puede ser el único puntero
Al tercer lugar en la tabla ascendió el cuadro celeste al sumar 9 puntos, con lo que sólo es superado por Unión Española (11) y Universidad de Chile (10), pero ambos equipos tienen un partido más que los celestes por lo que en el duelo de mañana a las 19 horas se abre una importante chance para que O’Higgins pueda reencontrarse con el primer lugar de la tabla.
Para ello debe superar a Universidad Católica (7), equipo que ya lamenta una baja para el compromiso de mañana en El Teniente. El argentino Damián Díaz salió lesionado luego de la derrota ante Cobresal en San Carlos, lo que lo dejó con una contusión que lo tendría descartado por el resto de la semana.

EDUARDO SALAS

Ex técnico de O’Higgins (2000 y 2003 – 2004)    

Triunfo merecido y abultado de O’Higgins sobre Audax que despidió a Marini, su técnico, con un juego sin vida; pero hay que ser justos: fue “la Celeste” quien no le permitió y no le concedió nada; Roberto Hernández propuso un esquema estratégico que anestesió a los de La Florida.
El cuadro celeste le quitó el balón en el circuito izquierdo que manejaba Medel, que fue incapaz de sobreponerse, y por el lado derecho nunca dejó pasar a Boris Rieloff que acostumbra a desequilibrar por esa banda. En fin, los verdes nunca identificaron la estrategia de O’Higgins que salía muy sutilmente del fondo, afianzando sus líneas, muy organizadas, junto a una contención con Aros y Villaseca centralizados sacando a Audax de la verticalidad.
En el ataque, apareció Ojeda efectivo y muy activo, soportando el rigor, pero el Capo de Provincia tenía más, una carta que con juego y lucha se ganó la confianza de su técnico: Kevin Harbottle que justifica con goles y fútbol, méritos y virtudes de un jugador diferente que pone la creatividad al servicio del juego.
En definitiva, la Celeste dominó todo el juego, encontró el reconocimiento para anular a su rival achicando los espacios y avanzar logrando una funcionalidad para abrochar un partido que lo ganó muy merecidamente por 5 a 1, puesto que el equipo manejó su esquema a la perfección, no se apresuró, estuvo siempre aplicado, no se puso ansioso y tuvo un tremendo resultado en víspera del partido con Universidad Católica.
Lo negativo y lo bochornoso fue protagonizado por Marco Villaseca y Rodrigo Ramírez, fue un conflicto muy inusual porque se trata de dos compañeros y el partido ya terminaba, considerando que existía mucha alegría por un resultado alentador. Este hecho en nada opaca el resultado, pero es una llamada de atención por la falta de respeto a muchos y principalmente a su cuerpo técnico.
Hay que reconocer que este impasse sólo tiene que servir para progresar en el aceptarse y exigiéndose en el compromiso de equipo. Nadie les pide que sean amigos, pero hay un fin y objetivos más importantes que una simple tontera, nadie y menos de adentro puede desorientarse. Además obligaron a Roberto Hernández a disculparse: muchachos, lo importante es trabajar y para el hincha decirles que estas cosas pasan. ¡Universidad Católica es el objetivo!

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios