Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Carabineros y feriantes discuten propuestas para disminuir delitos

Comparte esta noticia

- La idea del encuentro fue que los comerciantes pudieran expresar sus ideas para mejorar el ambiente de las ferias libres, siendo los principales puntos de conflicto la fiscalización de los vendedores “piratas” y la insuficiente vigilancia policial.
Anuncios

Daniella Girardi
Fotos: Nico Carrasco

Ayer se llevó a cabo en las dependencias de la Primera Comisaría de Rancagua una reunión entre Carabineros y vendedores de ferias libres de la ciudad. El propósito fue discutir cuáles son los principales problemas que se presentan en estas instancias, tales como la presencia de feriantes no autorizados, robos y la venta de material “pirateado”.
Para eso, el comisario Jorge Ramos hizo un llamado a los dirigentes de las ferias a que ayuden en la fiscalización de quiénes tienen permiso y quiénes no, y entreguen la información a Carabineros, ya que la piratería es un delito que conlleva detención.
Además, los feriantes también expusieron sus demandas, entre las cuales se incluyeron que los Carabineros acudan de civil a la feria y se queden por un periodo de tiempo más prolongado, que los fiscalizadores del Municipio actúen en conjunto con ellos y que puedan contar con un ayudante previamente designado.
El dirigente Daniel Acosta reclamó que “los inspectores de la Municipalidad no pueden sacar a los vendedores ilegales porque según ellos arriesgan su integridad física, entonces ¿por qué no hacen una fiscalización en conjunto con Carabineros?”. Y también sugirió que los policías se presentaran de civil para que los comerciantes “piratas” no alcancen a arrancar.
“Se tiene que terminar de una vez por todas esta lacra, nosotros hemos perdido plata, tenemos que pagar patente e impuestos, así y todo las autoridades no nos entregan las garantías que nos corresponden por ley”, agregó Acosta.
Por otra parte, el dirigente Carlos Hernández pidió que los Carabineros lleguen a la hora peak de los vendedores no autorizados que es de 12:00 a 14:00 horas, pues no sacan nada con recorrer la feria antes.
Finalmente, Hernández hizo un llamado a la Municipalidad para que pueda agregarse el nombre de un ayudante en el reverso de la patente. “Nosotros tenemos derecho de ir al baño, de hacer una diligencia, de salir y no estar toda la semana pegados ahí hasta que ustedes nos vean, así que pedimos que nos autoricen a colocar en la patente un ayudante con número de carnet y foto, sería lo más correcto”, afirmó.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios