Home » Destacada » Patagüinos en pie de guerra

Patagüinos en pie de guerra

-Muy preocupados se encuentran los habitantes de Patagua Cerro en Pichidegua. Esto, a raíz de la inminente instalación de una planta de biomasa, que generará electricidad para el Sistema Interconectado Central.
– Marlene Sepúlveda, directora regional de la Conama, dijo no conocer aún el proyecto. Sin embargo, adelantó que “la biomasa es una limpia manera de producir energía”.

Por: Tania Arce Saavedra /A.R.E.

Al parecer, la instalación de Fibro Andes en Patagua Cerro, no va a ser del todo fácil. Y es que los habitantes de ese sector de la comuna de Pichidegua, están muy preocupados por lo que significará la instalación de esta planta de producción de energía eléctrica, a menos de un kilómetro del lugar donde habitan. “A nosotros, la noticia nos llegó de manera informal hace poco más de dos meses. Y eso causó gran revuelo entre los vecinos. Acá somos personas informadas, muchos de los jóvenes son profesionales y comenzamos a recolectar antecedentes sobre el tema. Y créame que no es algo tan simple, y mucho menos inofensivo para nuestra zona, que es especialmente agrícola”. Ese fue el argumento que entregó a El Rancagüino Gloria Alvarado, gerenta de la Cooperativa de Agua Potable de Patagua Cerro, y quien actualmente lidera a los vecinos en este problema.
Pichidegua vive principalmente de la producción agroindustrial. Hay viñedos, olivos y semilleros de maíz, además de toda una agricultura de sustento local. Según Alvarado, la zona está entre los 25 mejores lugares más ricos para producir en el mundo, con tierras altamente fértiles y muy productivas. Esto, debido al clima mediterráneo presente en el lugar. Es por eso que la comunidad patagüina no quiere esta empresa en sus tierras. “Esto es una termoeléctrica, no es otra cosa. Ellos van a necesitar mucha agua para funcionar, ¿de donde la van a sacar? De pozos y lagos cercanos —dijo Alvarado—. Eso no es posible, ya que todos los derechos de agua de este sector están adjudicados. Nuestras napas freáticas son escasas, y con el terremoto se perdieron muchas. ¿Qué va a pasar cuando tengamos un año seco? Se va a necesitar más energía eléctrica para el Sistema Interconectado Central, y esta planta va a ser la solución. Pero van a ocupar nuestra agua, la que está destinada a la población, a la agricultura, y nuestros pozos se van a secar”, finalizó Gloria Alvarado.
Para la aprobación de este controvertido proyecto, es necesario un Estudio de Factibilidad Ambiental, por lo que otra de las polémicas suscitadas al respecto tiene relación con la modalidad en que se realice este estudio, ya que existe la posibilidad de una Declaración de Impacto Ambiental o un Estudio de Impacto Ambiental. En el primero, es la Corporación del Medio Ambiente —Conama— la que tras un minucioso estudio de la factibilidad tomando muchos puntos involucrados, como la factibilidad de las aguas con la DGA , el tema de la contaminación acústica, ambiental, entre otros, presenta a la Corema su impresión, a modo de sugerencia. Pero también existe el Estudio de Impacto Ambiental, donde la comunidad tiene participación. En este caso, los vecinos aseguran que se optó por la primera modalidad. Y en esto, dicen sentirse vulnerados, ya que esto conlleva daño a la naturaleza.
Marlene Sepúlveda, directora regional de Conama, señaló a El Rancagüino que si bien es cierto ella ya está al tanto del proyecto, éste aún no ha ingresado a estudio, por lo que una vez analizado, esta institución podrá pronunciarse sobre él. Sólo adelantó que la biomasa, es una limpia manera de producir energía. Y que todas las alternativas que permitan producir energía limpia, son tremendamente positivas.

El problema de las vías de acceso

La presencia de más flujo vehicular, sobre todo de camiones cargados con guano de pollo, es también un problema, ya que estos transitarían por la única y principal arteria que pasa por Patagua Cerro. Desde que una importante empresa de alimentos llegó a la zona, el paso de vehículos de carga pesada aumentó considerablemente, y ya han sido muchos los accidentes ocurridos en el lugar. A eso se suma el deterioro de las vías y la contaminación ambiental que estos provocan. “Los camiones se dice que van a ir cerrados, pero de acuerdo a lo que averiguamos este cierro solo contempla una carpa. ¿Qué pasará con los olores, las moscas y todo lo que significa que frente a tu casa transiten camiones con excrementos de pollo?”, cuestionó Gloria Alvarado.
Si bien es cierto el plano regulador contempla una calle de servicio para el tráfico de carga pesada, esta pasaría por los pies de las parcelas donde vive la población. A menos de 200 metros de sus casas. La planta se ubicará en el denominado sector industrial, contiguo a esta calle de servicio, el que también está contemplado en dicho plano.
Otra preocupación que aflora entre la comunidad, es el tema del empleo en la zona, ya que si bien es cierto esta empresa promete no más de 70 puestos de trabajo, el peligro que a juicio de Gloria Alvarado, reviste la presencia de Fibro Andes en el lugar, pone en riesgo la permanencia de más de siete mil puestos de trabajo en la comuna, ya que la gerenta de la APR asegura que las empresas que actualmente están presentes en el lugar van a emigrar, cuando la productora de fibromix arribe en Patagua Cerro.
El Concejo Municipal también se pronunció al respecto emitiendo una declaración conjunta de los ediles en la que señalan que “Considerando que el emplazamiento de este proyecto producirá un conflicto entre la producción energética nacional y las diversas actividades agrícolas que se desarrollan en la comuna, produciendo un deterioro de la calidad de aire y un problema en la equidad a la extracción de agua entre el consorcio y los agricultores a largo plazo. Y con todo lo anterior, es que el Alcalde y el Concejo Municipal de Pichidegua, se oponen a la instalación del proyecto en el sector de Patagua Cerro en nuestra comuna”.

Alcalde y Concejo Municipal también se oponen al proyecto

-Adolfo Cerón, alcalde de Pichidegua, aseguró que la búsqueda de mayores oportunidades de inversión para la comuna, causaron el interés de Fibro Andes en invertir en Patagua Cerro.

Si bien es cierto el alcalde de Pichidegua Adolfo Cerón, reconoce que la necesidad de atraer inversión y sobre todo empleo a la comuna gatilló la llegada de Fibro Andes, la autoridad tiene claro que su rol en este caso es dar la batalla junto con la comunidad, y defender sus intereses por sobre cualquier otro.
El edil conversó con El Rancagüino, dejando en claro que la empresa en cuestión, tiene intereses que se contraponen con los de la comunidad.
“El origen de este problema parte básicamente, porque la comuna de Pichidegua tiene poca inversión. Es decir, para nosotros dentro de nuestras prioridades, ha estado siempre el intentar buscar recursos que puedan ir a invertir a la comuna de Pichidegua”, señaló el edil. Aseguró que siempre ha golpeado puertas, y ha llegado a muchos empresarios. “Hemos enviado cartas, hemos estado en audiencias con los empresarios, de tal forma de buscar que ellos se instalen en nuestra comuna. Fue así como una vez, conversando con estos empresarios, encontré yo una idea espectacular, por el hecho de invertir en nuestra comuna alrededor de 95 millones de dólares, que no es un tema menor para el municipio. Pensando, principalmente, que esto iba a significar trabajo para la gente. Lo que hoy día hace mucha falta y lo que siempre hemos soñado para nuestra comuna: tener empresas que puedan abordar este tema de las fuentes de trabajo para la comunidad. Sin embargo, lamentablemente, hoy nos encontramos con una empresa que hoy día —buscando y pesquisando información— es una empresa que se contrapone con los intereses de nuestra comuna”.
¿En qué aspectos?
-“En términos que primero, la comuna de Pichidegua es una comuna netamente agrícola. Por lo tanto, la instalación de una planta de energía limpia —como ellos le llaman— la verdad que es contradictorio, porque estas empresas contaminan. Porque entiendo que hay una gran cantidad de humo, que emite una gran cantidad de partículas que harían mucho daño a la agricultura de nuestra comuna. Y por otro lado, está el gran uso de agua que significaría la instalación de esta planta. Estamos hablando de alrededor de dos a tres mil litros diarios de agua. Y eso significaría secar muchas norias. Perjudicaría mucho el tema del riego de nuestra comuna, y de todo el sector de Patagua Cerro. De manera que hoy día, nosotros como concejo municipal y yo como alcalde, nos hemos opuesto a la instalación de esta planta, pensando en el bienestar de la comunidad. Por lo tanto, eso ha sido nuestro fin: cuidar a la comunidad, porque se produjo una gran efervescencia de carácter social, en el sector de Patagua Cerro. Hemos tenido reuniones dos o tres reuniones con la comunidad. Hay jóvenes del sector Patagua Cerro y de otros sectores de la comuna, que son profesionales. Y todos han intentado aportar con su capacidad profesional y técnica, para de alguna manera llamar la atención con respecto a este proyecto, que sin duda de acuerdo a su opinión y a la opinión generalizada de la comuna, hoy día perjudicaría enormemente los intereses de la comuna”.
¿Y esta empresa no se acercó antes al municipio, a algún departamento de gestión ambiental?
-“En honor a la verdad, los empresarios que están interesados en la instalación, conversaron conmigo antes de, digamos. Y a mí me pareció una buena inversión en la comuna. Y la vi con mucho entusiasmo al principio, sin saber grandes detalles del tema de la planta. Porque ellos siempre hablaban de la generación de energía limpia. Por lo tanto, cuando a mi me hablaron en esos términos, yo pensé que no tenía mayores repercusiones en el tema medio ambiental o de salud de las personas. Esa fue la primera reunión que yo sostuve con ellos. Y sin conocer mayormente el proyecto. Después, ellos nos hicieron conocer ante el concejo municipal, mediante una presentación, y ahí comenzamos a recabar más información. Y ahí, la verdad es que empezamos a aclarar cuál era la generación de energía que ellos querían instalar en nuestra comuna”.
¿Y usted no hace alguna autocrítica en representación del concejo municipal, en el sentido de no saber qué empresa venía con una propuesta determinada?
-“Sí. Efectivamente, yo creo que nosotros tenemos responsabilidades, porque no buscamos la información para poder dar nuestra opinión. En todo caso, el municipio no otorga permisos, sino que una vez que la empresa —cuando hace su declaración de impacto ambiental en la Conama y en la Corema— recién ahí solicitan los permisos correspondientes. Y esa instancia aún no se había llegado por parte de la empresa. Por lo tanto, el municipio no tenía mayores responsabilidades. Pero si creo que pecamos de ingenuos, al pensar que era efectivamente una empresa que generaba energía limpia, porque creíamos que era parte de lo que nosotros habíamos soñado en algún minuto sobre las inversiones”.

Central Tagua-Tagua promete ser un importante aporte al Sistema Interconectado Central. Central Tagua-Tagua, el epicentro de la discordia

Irene Padilla

Para hablar de los supuestos peligros de la termoeléctrica de Pataguas Cerro, oficialmente inscrita como “Central Tagua Tagua”, primero se debe conocer al detalle su funcionamiento. Para ello Alejandro Larenas gerente general de Fibro Andes, aceptó entregar su primera entrevista a El Rancagüino.
Fibro Andes es una filial de la empresa Consorcio Energético Nacional conformada por Larenas y un conjunto de ex ejecutivos de Colbún Machicura, quienes concentraron su esfuerzo en cuatro centrales hidroeléctricas pequeñas y especialmente en esta : la primera planta energética de funcionamiento ecológico en Iberoamérica.
Será una planta que efectivamente se instalará a menos de un kilómetro de la zona poblada. Ocupará 15 hectáreas de las cuales por lo menos siete serán de la estructura propiamente tal operando de la siguiente forma. La planta producirá 35 MW de energía (pequeña comparada con las grandes hidroeléctricas) y se conectará a una matriz eléctrica más grande específicamente la que está ubicada en la localidad de Las Cabras. La idea es que Tagua-Tagua se enganche en esta suerte de “cadena de distribución “y entregue energía a zonas a las cuales las centrales hidroeléctricas de la región aun no llegan. Lo novedoso es que la energía de esta central será originada a través de biomasa, un sistema que produce combustión ecológica a través de la quema de residuos forestales, o del fibromix, un compost que mezcla el guano de las aves de engorda con virutilla.
En el caso de Tagua-Tagua se usará el fibromix que será transportado desde las avícolas cercanas hasta la planta de Pataguas Cerro con camiones que se desplazarán a través de la ruta H-886. “Los camiones ingresan a una cámara con presión negativa por lo que no habrá fuga de gases, ni malos olores. Una vez que son descargados pasaran por un proceso de lavado para volver a las rutas”, indica Larenas. Descargado el fibromix este ingresará por una correa a la caldera, donde se mezclará con el agua y el oxígeno necesario para generar energía. Según el ejecutivo la planta usará una mínima cantidad de agua ya que el vapor que crea el proceso es reutilizado “gastaremos unos 20 litros por segundo de agua de pozo o canales cercanos, aproximadamente lo mismo que gasta un agricultor por hectárea”. La quema del fibromix emitirá dióxido de carbono y cenizas estabilizadas. Lo bueno según la empresa, es que se emite carbono proveniente del mismo carbono de la biomasa (del trigo del guano y de la virutilla de madera) por lo que no generará el dañino carbono nuevo de hidrocarburos que producen las termoeléctricas convencionales. Y en el caso de la ceniza estabilizante, esta se ocupa nuevamente en la biomasa.
En estos momentos, asegura Larenas, se esta terminando la Declaración de Impacto Ambiental la que debería ser presentada a fines de julio. Una vez terminado este proceso se pretende comenzar la construcción de la planta en el primer trimestre de 2011 para empezar a operar en 2012. En este proceso desean emplear por lo menos a 260 personas de la zona.
-Los vecinos aseguran que no permitirán que la central se instale ya que no quieren ver dañada esta zona eminentemente agrícola ¿qué responden ustedes a esta declaración?
-“Creemos que la reacción de la comunidad es normal, el temor a lo nuevo es algo común. Pero nosotros estamos trabajando para que comprendan que este sistema no producirá ningún tipo de impacto ambiental, al contrario ayudará a eliminar el guano de las aves que al estar siendo usado como fertilizante provoca reales problemas en el medioambiente de la región”.
-¿Era necesario que la instalación fuese a menos de un kilómetro de una zona poblada?
-“Así lo decidimos, por una cuestión de cercanía a la central principal y las fuentes de abastecimiento del fibromix. Pero no hay nada que temer, la planta más grande del mundo está ubicada en Benson, Estados Unidos, en medio del pueblo y no ha generado problemas”.
-Los vecinos temen un gasto indiscriminado de agua subterránea y una congestión vehicular que supere la ya existente ¿cómo responden a eso?
-“El agua será usada y reutilizada a través del vapor, así que no existirá un mal uso que perjudique el consumo humano ni el trabajo agrícola. En el caso de la congestión, solo aportaremos con 20 camiones a los más de 1000 que circulan diariamente por la zona”.
-¿La empresa está dispuesta a realizar un Estudio de Impacto Ambiental?
-“Creemos que no es necesario. La Declaración de Impacto Ambiental es similar solo que no incluye el pronunciamiento de la comunidad, creemos que al ser una planta de producción con biomasa no es necesario esto. Además un EIS nos significaría aun más tiempo para comenzar el trabajo de construcción”.
-¿Qué mensaje daría a las familias de Pichidegua?
-“Que estén tranquilos, que no habrá contaminación y entregaremos fuentes laborales a decenas de jefes de familia. Estamos abiertos a incluir sus peticiones dentro de nuestro plan de trabajo, y que tengan claro que esto es generación ecológica de energía. La biomasa esta siendo utilizada en Inglaterra, Holanda y Estados Unidos, ahora le toca a Chile y esperamos sea beneficioso para todos”.

Comentarios