Home » Sociedad » La dentadura pasa a segundo plano en invierno
- Debido a los fríos, a las enfermedades bronquiales y al consumo de hidratos de carbono, la dentadura se daña en esta fecha. La baja en las consultas es una clara muestra de este panorama, ya que se asiste menos al dentista y se dedica menos tiempo al cuidado de los dientes.

La dentadura pasa a segundo plano en invierno

Lavarse los dientes con regularidad es una costumbre que se ve un tanto modificada ante las bajas temperaturas. Mariely Mardones Arce

Nuestro cuerpo está constantemente expuesto a los agentes patógenos que pretenden entrar a nuestro organismo. En períodos en que las temperaturas descienden y en que los fríos producen un acomodo en nuestras rutinas, el cuidado dental deja de ser un tema preponderante y se transforma en una preocupación especial,  sólo en casos de extrema urgencia.

Así, lo especificó la odontóloga Alejandra González, quien es enfática en relatar que en períodos en que los fríos aumentan y que por ende, se ve un incremento de las enfermedades bronquiales, las personas sólo asisten al dentista en caso de necesitar una atención oportuna y en muy pocos casos ante consultas periódicas. “Las urgencias dentales siempre van a existir y ante eso los profesionales estamos atentos a los requerimientos de nuestros pacientes, sin embargo, en invierno y en especial en aquellos más fríos que otros, las bajas en las consultas rutinarias se ven disminuidas, en especial entre los niños y la tercera edad”, afirmó.

Y es que el tiempo libre para ir a consultas se reduce, pero también el efecto de aletargamiento propio de estos meses del año, hacen que las personas estén mucho más dedicadas a su hogar y sólo salgan de él, ante situaciones puntuales. “Los abuelitos son un claro ejemplo de esta situación, ya que ellos en invierno se encierran en sus casas, y van a la consulta sólo ante casos importantes, pero también lo hacen frente a posibles infecciones y para el cuidado de sus prótesis”, contó Alejandra González.

En este sentido, el trabajo para los especialistas de la salud bucal se ve reducido a casos específicos y puntuales, mientras que el alza de las consultas periódicas se va incrementando entre los meses de diciembre y marzo; períodos en que las vacaciones acompañan a los niños y también a los padres, y que además las temperaturas permiten salir del hogar, incluso hasta horas en que en las fechas actuales ya existen bajas temperaturas.

Ante esta disminución en las consultas de los especialistas, otro panorama se vislumbra, que es el que se refiere al aumento de los daños en la dentadura. “Durante los meses fríos, las personas en general consumen más hidratos de carbono, y para qué decir los niños quienes comen todo tipo de grasas y azúcares, los que en exceso producen daño en el organismo y en los dientes. Lamentablemente si a esto se suma una higiene bucal menor, en el sentido que las personas tienen menos contacto con el agua, por lo helada de ésta, y por la menor cantidad de visitas al especialista, nos encontramos con que las patologías podrían verse incrementadas, y sólo se acude al especialista en caso de urgencias; quizás asociadas a infecciones”, puntualizó la profesional.

MANTENER LA BOCA LIMPIA

El cuidado de la boca es una manera útil de evitar ciertas infecciones, el mal aliento y de escapar al problema de las caries. La boca limpia sonríe mejor. Es fácil: se trata de no olvidarse del cepillado de los dientes antes de dormir y después de cada comida, pese a que el agua ha bajado su temperatura, lo que en muchos casos ocasiona que las personas pasen menos minutos dedicadas al lavado de dientes. A su vez, los chicles y los caramelos no sustituyen al cepillo de dientes; todo lo contrario, tienen cantidades importantes de azúcar.

Es importante tener en consideración que las caries son una infección, la que puede progresar si no recibe los cuidados que le corresponden, y que puede incluso provocar complicaciones, tanto en la misma boca como en otros órganos del cuerpo.

En períodos de embarazo los cuidados para las futuras madres también deben ser importantes, tanto para su salud bucal como para el pequeño bebé en formación. CUIDADOS DENTALES DURANTE EL EMBARAZO

 

Ante los cuidados propios del embarazo, Alejandra González, afirmó algunos cuidados e indicaciones que deben tener futuras madres.

 

“Durante este hermoso período el nivel hormonal de progesterona y estrógeno aumentan ostensiblemente en la madre. En presencia de placa bacteriana y específicamente la bacteria llamada Prevotella intermedia, la que utiliza estas  hormonas para desarrollarse  y aumentar en forma importante su cantidad, se observa un alto número de  patologías gingivales en las gestantes,  teniendo como resultado la llamada “gingivitis del embarazo”. Ésta provoca en las pacientes que las encías se enrojezcan, inflamen y sangren durante el cepillado o hasta espontáneamente. En el caso de no controlarse a tiempo este cuadro,  y dependiendo de las condiciones de salud de la madre se puede llegar a desarrollar un cuadro de Periodontitis, la cual puede llegar a destruir el huesos de soporte y las fibras que ayudan a que los dientes se mantengan fijos, aumentando su movilidad y en casos graves llegando a la pérdida de piezas dentarias”, así especificó la profesional de la salud.

 

Asimismo, la dentista aseguró que estas enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis), el organismo las reconoce como infecciones crónicas localizadas, reaccionado en defensa de ellas, y desencadenando una inflamación sistémica con riesgo comprobado de  que la paciente tenga un niño de bajo peso al nacer,  o riesgo de un parto prematuro.

 

Por otro lado, González contó que es importante que la madre no presente caries ni focos infecciosos al momento de nacer el bebé, ya que estos nacen sanos, sin las bacterias que producen las caries.  “Si las madres tienen caries comienzan a transmitirles en los primeros años de vida a sus hijos estas bacterias, a través del contacto directo como besos, saliva, aumentando altamente el nivel de riesgo de desarrollo de caries de los niños; esto sumado a una dieta alta en azucares y a un deficiente higiene oral”, dijo.

 

Ante este tema, el programa en los consultorios para las madres embarazadas corresponde a la atención gratuita a primigesta y multíparas, y también está el control de niño sano en salud dental a los 2 y 4 años.

 

Comentarios