Home » Sociedad » Un Techo para Chile: Invitación a ponerse el “peto rojo”
- Tras el terremoto esta institución se quedó en la región. Ahora la meta está puesta en la colecta “Techo a mil” que se llevará a cabo el último fin de semana de agosto.Con más personas colaborando se pueden erradicar los más de 70 campamentos que existen en la región.

Un Techo para Chile: Invitación a ponerse el “peto rojo”

Por: Mariely Mardones Arce
Fotos: Héctor Vargas

Tras las calamidades que ocurrieron para el terremoto del 27 de febrero, variadas fueron las medidas que se tomaron en honor a volver a tener las condiciones necesarias de orden y tranquilidad para la región. Una de ellas, fue la participación activa de muchos organismos de beneficencia, tal es el caso de la Fundación Un Techo Para Chile, la cual llevaba años en la zona, pero tras lo ocurrido optaron por quedarse en nuestras latitudes y comenzaron un trabajo sostenido con los más de 70 campamentos que existen acá.
De esta forma, se estableció un equipo multidisciplinario de trabajo que cuenta con profesionales, que abarcan desde las humanidades hasta el área científica y en donde parvularias, ingenieros comerciales, civiles, sicólogos, trabajadores sociales, entre otros, están trabajando a tiempo completo y con la fuerza necesaria para atraer voluntariado, ya que tal como dicen sus gestores, son “ellos los que mueven a la institución”.
Y es que la colecta, que se hará el último fin de semana de agosto, tiene como objetivo, además de lograr la ayuda necesaria, organizar a la cantidad de personas que están dispuestas a trabajar y a ponerse “el peto rojo” para salir a las calles. “La campaña comienza con trabajo interno en instituciones, algunas empresas, donde se hacen esfuerzos para juntar plata para la colecta. Después, los últimos 3 días de agosto se hacen colectas en las calles. Ahí salen los “petos rojos”, donde los voluntarios salen tanto a marcar presencia como a pedir ayuda en las esquinas y en las calles”. Sebastian Dawes, director regional de Un Techo Para Chile.
Asimismo, su compañera de labores y actual coordinadora de la campaña “Techo a mil”, Daniela Torres dijo que “tenemos que lograr hacer peso en la región, para que la gente nos conozca, sepa que no nos fuimos y que vamos a seguir”.
El fuerte de esta campaña estará en varias comunas de la región, porque antes la institución se enfocaba más en Rancagua. Tal como señalan sus monitores, hay comunas que están colaborando aún más; ellas son Rengo, san Vicente, Chimbarongo, Santa Cruz, Las Cabras, Coltauco, “en las que se conoce que hay redes potentes”, contaron los profesionales a cargo.

TRABAJO EN LOS CAMPAMENTOS

“Con los campamentos trabajamos con la erradicación como meta final, pero lo importante es llevar a las personas de campamentos a los barrio. Así, por un proceso de obtención de subsidios con el gobierno llegamos a la vivienda definitiva. En este tema hay un diseño con las familias para que vean cómo quieren su campamento, las áreas verdes y esto acompañado con un proceso social, para afianzar a la comunidad, para darle herramientas en donde todos, y que se conozcan y se transforme en un barrio y no en un conjunto de casas”, sostuvo Sebastian Dawes.

Comentarios