Home » Reportajes » Hernán Valdivia, nuevo presidente de la Unión Comunal de Vecinos de Rancagua: “Los dirigentes sociales estamos hoy en segundo plano”
-La nueva directiva de la Unión Comunal de Vecinos de Rancagua visitó El Rancagüino. De la emergencia, la reconstrucción y la gestión de las autoridades —bajo el prisma de los dirigentes— versa esta entrevista. Los dirigentes vecinales de Rancagua visitaron El Rancagüino, y conversaron acerca de diversas temáticas que los atañen por estos días, como la reconstrucción de la sede social donde se reúnen, y que es facilitada a diversas organizaciones sociales.

Hernán Valdivia, nuevo presidente de la Unión Comunal de Vecinos de Rancagua: “Los dirigentes sociales estamos hoy en segundo plano”

Los dirigentes vecinales de Rancagua visitaron El Rancagüino, y conversaron acerca de diversas temáticas que los atañen por estos días, como la reconstrucción de la sede social donde se reúnen, y que es facilitada a diversas organizaciones sociales.   Alvaro Rivera E.

Fotos: Héctor Vargas

 

Fueron reelectos nuevamente como directiva. Dos años durará su gestión, y fueron elegidos a causa de la emergencia generada por el terremoto el pasado mes de julio. Así lo explicó Eduardo Rivas —secretario— quien en compañía de Teresa Espina (tesorera) y Hernán Valdivia (presidente), visitaron las dependencias de El Rancagüino, como cabezas de la flamante nueva directiva de la Unión Comunal de Vecinos de Rancagua.

Habla Valdivia. “Son 50 juntas de vecinos afiliadas y vigentes las que tenemos. Y todas las juntas de vecinos que están en el proceso del cambio de sus directorios, y que se van a afiliar a la Unión Comunal como ente central”.

Por su parte, Rivas dijo que “esa parte, y lo que ha señalado el presidente, nosotros hemos avanzado en el proceso de la nueva directiva, en términos de lo que establece la Ley de Junta de Vecinos. O sea, es un proceso legal, que está en el artículo 16, 17 de la Ley 19.418 de las juntas de vecinos, en la cual las asambleas tienen las facultades de establecer el proceso legal, en términos de reemplazo de la directiva, en condiciones de emergencia”.

Este periodo, ¿cuanto durará?

H. V.: “Nosotros fuimos electos por la asamblea como directiva, por el problema del terremoto. Hemos sido damnificados en la Unión Comunal fuertemente, y lo ideal es que nosotros, el mismo directorio, queremos entregar como recibimos esa sede: en buenas condiciones. Por eso, los dirigentes acordaron que estuviéramos un periodo de dos años más. La sede está ubicada en Viña del Mar #305, frente al Mercado Modelo.   

Esperamos, en este periodo, reconstruir la sede. Porque estamos funcionando a media máquina, y hemos tenido que hacer reuniones afuera con los dirigentes, porque hay que reconstruir. Y entendemos que la problemática del gobierno es grande, pero ya han pasado cinco meses. Fue el departamento de obras de la municipalidad a revisar, y se dieron cuenta de que estaba en muy mal estado. Pero no ha habido hasta aquí una luz para poder arreglar la sede, como para reconstruirla. Le hemos hecho las propuestas al señor alcalde, y vamos a intentar hoy día (ayer) con el Intendente, para ver si podemos hacer un proyecto para la reconstrucción.

Porque está es una sede social. Le digo esto, porque el inmueble se le facilita en este minuto a la Villa Cordillera, que en ese comité hay 130 damnificados. Ellos están postulando a una casa nueva, con costo cero. Se le presta a los sindicatos, para que hagan sus reuniones, también a las ferias libres —ellos trabajan allí—. Se hacen cursos, que no tienen sede ni como financiar una. También la Unión Comunal le facilita el inmueble para que trabajen en ella. Ahora, le estamos entregando a la Agrupación de Diabéticos, una sala para que trabajen sus temáticas. Por eso le digo que es una sede social, donde participan todos. Esa es la labor que hacemos, frente a esta sociedad que lo está pasando mal en este minuto”.

Valdivia ahonda en la labor de un dirigente social. “El dirigente es voluntario. Es como los bomberos. A nosotros nos cuesta mantener la sede. Y lo hacemos con el bolsillo de los dirigentes que estamos acá, porque tenemos que seguir manteniéndola. Y nunca en la sede, hay una reunión en donde se les haya ofrecido un café a los invitados. Es una sede acogedora. Y las autoridades no han apoyado la reconstrucción de esta sede. Porque ellos están conscientes de que el país economiza millones de dólares, través de sus socios, que son los dirigentes sociales”.

¿Y cuál es el cálculo que ustedes han hecho en dinero, para llevar a cabo la reconstrucción de la sede?

E. R.:-“Los profesionales han evaluado la actual situación del inmueble, y hoy día estamos en la etapa de avanzar el proyecto dentro de nuestras posibilidades, con un monto de financiamiento de tres millones y medio de pesos. Esto es para dejarlo tal —y mejor— que como la recibimos. Eso es lo que hoy tenemos listo, con la nueva mesa directiva de la Unión Comunal”.

Ustedes, como lideres de los vecinos, ¿como ven a la autoridad? ¿Creen que se ha perdido la relevancia suya, en lo que es el organigrama social de la ciudad?

H. V.: -“Lo que pasa acá que si bien es cierto que el terremoto ha dañado a todo el país, específicamente a estas tres regiones, lo que se está trabajando aquí es la emergencia. Y la reconstrucción, no la veo. El dirigente ha perdido protagonismo, porque si bien es cierto en Concepción tuvo el Ejército que tomar el mando de la región. Entonces, el dirigente pasa a segundo plano. Hoy estamos en segundo plano. Y ellos debieran ser los protagonistas, porque traen la voz de su población. Y el ejemplo está acá: Eduardo Rivas representa a cinco mil personas de la Población Esperanza, la señora Teresa es presidenta de la Aurora-Triana, que representa a todo un sector del ala del centro de la ciudad, donde hay pobreza y aún hay gente damnificada. Y donde el dirigente tiene que dar una palabra de aliento, o la esperanza de que se vayan a resolver los temas. Yo represento al Parque Koke, una población que tiene 40 años, y que todo el tiempo nos llevamos la peor parte, ya que como es un parque público —y está abierto a toda la comunidad de Rancagua—, los días lunes nos quedamos nosotros con la basura. Entonces, el verdadero protagonista —que ha sido el dirigente social—, por muchos años, hoy día está en segundo plano”.

E. R.:-“Además existen equipos territoriales de la municipalidad, gente nueva, equipos nuevos de personas, que no han tenido el conocimiento y la experiencia. De cómo ellos pueden poner puentes con las organizaciones vecinales, para hacer mejor el trabajo. Entonces, ese punto está presente. Hacen que la situación de gestiones, se conviertan en problemas complicados. Menos, en tiempos de emergencia del terremoto”.

 

El municipio y el gobierno regional bajo la lupa

¿Qué nota le ponen al alcalde Soto y a su gestión?

E. R.:-“Por un lado, la vinculación con la alcaldía, ha sido fluida. En términos de escuchar a la gente, conversar, el alcalde también ha tenido buena disposición para vincularse con las preocupaciones y las propuestas de los dirigentes y las problemáticas de sus sectores. Pero cuando nos enfrentamos a esta situación de emergencia, obviamente que se rebasan las situaciones complicadas. Y acá ponemos énfasis, de que han existido nuevos equipos, y no han tenido respuesta. Me refiero a que, por ejemplo, hay gente que necesita techumbres, porque son casa de adobe. Y cuando pedimos una vía rápida para entregar techos, o materiales básicos, como clavos o nylon, resulta que hay gente que entrega madera. O sea, la gente en invierno no se puede tapar con madera. Hay poca coordinación”.

H. V.:-“Acá son dos temas. El tema de la emergencia es uno, y el de la reconstrucción es otro. El alcalde, hasta antes del terremoto, venía con una evaluación del 1 al 7, con un 5. Pero yo veo que está el querer resolver los temas, pero el dinero que llega a nivel percápita de parte del Estado, es muy poca. Y sigo evaluándolo con un 5. Él quiere hacer las cosas, pero no están los recursos. Que le pido yo al gobierno: que de verdad, evalúe el trabajo de todos los municipios, porque ellos tienen las herramientas para hacerlo, y que entreguen mayores recursos. Pero además, un alcalde nada puede hacer, si no tiene una consulta ciudadana. Para todos los proyectos, debe haber consulta ciudadana. Y esa respuesta, la tienen los dirigentes vecinales”.    

¿Y lo mejor de la gestión de Soto?

H. V.:-“Una de las características que yo felicito al alcalde, es que no anda con mentiras. Él dice cuando puede resolver un problema, y cuando no lo puede resolver. Eso es un sello personal que él tiene, y yo lo halago por eso. Y aprovecho de decirles a los ciudadanos que si nosotros no tenemos paciencia, no vamos a conseguir nada. Informémonos, para que como sociedad, demos una opinión constructiva para el presente y el futuro”.

E. R.: -“Antes, muchos años atrás, los dirigentes participaban del concejo. Y hoy en día, no está la civilidad presente en estas reuniones. Entonces, nosotros creemos que ese tipo de democracia protegida es malo. Y lo hemos criticado siempre. Pero hoy en día, eso al parecer está cambiando con esta administración”.

¿Y la labor de los concejales?

E. R.: -“Nosotros hemos notado que los concejales, en este tema del terremoto, han estado casi como meros espectadores, más que actores. Es decir, creo que el equipo de concejales son los representantes de la comunidad, a los cuales hemos elegido. Y nosotros —no sé si el impacto fue muy fuerte—, pero ellos han hecho sólo acto de presencia. Hemos visto a los concejales mirando de lejos”.  

H. V.:-“Yo a ellos les digo que es hora de que se “pongan el buzo”. Me gustaría verlos visitando distintas poblaciones. Las damnificadas y las no damnificadas. Que vayan y que den charlas, que informen a la comunidad lo que están haciendo. Eso hablaría muy bien de ellos”.  

Y desde su perspectiva, ¿cómo han visto el trabajo del gobierno regional?  

H. V.: -“Hemos tratado de conseguir una entrevista con él, y todavía no la hemos podido lograr. Y si el señor Intendente, que es quien representa al gobierno en la región, no le ha dado una entrevista a la Unión Comunal que representa a las juntas de vecinos, a una sola directiva va a ser muy difícil. Yo le digo al señor Intendente, que cuando se es autoridad, tiene que ser de puertas abiertas para todos. Y afirmo además que en la diversidad de dirigentes y de personas, se construye mucho mejor. Aún estamos esperando la entrevista. Y ahí está la diferencia: cuando las personas quieren construir, se empieza trabajando con los dirigentes. Yo creo que esa es una gran falla del señor Intendente. Queremos trabajar con él, y tratar de ayudarlo, pero ni siquiera lo conocemos”.   

  

La actual mesa directiva de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Rancagua, quedó compuesta por los siguientes dirigentes:

 

Presidente: Hernán Valdivia Díaz

Secretario: Eduardo Rivas Muñoz

Tesorera: Teresa Espina López

Primer director: Lorenzo Troncoso Cerda

Directora: Antonieta Vergine Vega

Comentarios