Home » Crónica » Brote de influenza se retrasó y está en su peak
-Para este fin de semana, los Centros de Atención Primaria de Urgencia (Sapu) tienen a su contingente preparado para las múltiples consultas que se prevén. “Las dos últimas semanas de agosto, aumentó considerablemente. Mayo, junio, julio, que son los meses de la Campaña de Invierno y se espera el peak, no hubo gran demanda. Pero los últimos días de agosto, hemos llegado a un 67 por ciento de atención”, dijo la directora del CESFAM Nº 4, enfermera Inés Scaff.

Brote de influenza se retrasó y está en su peak

Alvaro Rivera E.
Fotos: Marco Lara

“Las dos últimas semanas de agosto, aumentó considerablemente. Mayo, junio, julio, que son los meses de la Campaña de Invierno y se espera el peak, no hubo gran demanda. Pero los últimos días de agosto, hemos llegado a un 67 por ciento de atención”, dijo la directora del CESFAM Nº 4, enfermera Inés Scaff. De forma ‘caprichosa’ —por llamarlo de alguna manera- se ha comportado el virus de la Influenza durante este 2010. Y es que si bien como todos los años —a excepción de año 2009— los peak de enfermedades respiratorias se han presentado en los meses invernales de junio y julio; sin embargo, este año ha sido la excepción retrasando su llegada en por lo menos un mes.
En Chile se ha observado un aumento de las consultas respiratorias durante las últimas semanas, pese a la disminución de la circulación de Virus Respiratorio Sincicial (VRS). Ello, debido a un ligero aumento de los virus de la influenza AH1N1 y H3N2 e influenza B, además de la alta circulación de parainfluenza.
Así lo explicó el director del Servicio de Salud, Dr. Claudio Caro señalando que “En general este año la influenza y las enfermedades respiratorias han tenido un comportamiento bastante distinto a lo esperado. Con respecto al año pasado, este año tenemos una curva bastante aplanada y no tuvimos lo que se registró en el 2009 respecto a la pandemia AH1N1, que presentó una gran cantidad de casos en poco tiempo. Lo que ha pasado, es que la influenza ha estado empezando a adquirir cierto grado de aumento, que tampoco ha sido importante eventualmente. Nosotros estamos dando buena respuesta a los casos y vamos a estar bastante bien en eso”.
Si bien es cierto que junio y julio son los meses más crueles en invierno, la Influenza ha tenido un verdadero retraso en su aparición. Y es que a diferencia de años anteriores, este año las tasas más altas se han registrado en los meses de agosto, comportamiento que seguiría en septiembre, explica el director “Estamos atrasados respecto a lo que habitualmente se ve, porque los meses más críticos son julio y parte de agosto. Este año ha presentado un verdadero retraso con una curva muy aplanada; sin embargo, esperamos tener casos a principios de septiembre”, puesto que se ha presentado un aumento de cierta significancia, aunque esperable.

EL VIRUS DE LA INFLUENZA

La influenza, comúnmente llamada gripe, es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la Influenza que puede provocar enfermedades que van desde cuadros leves a graves y a veces complicaciones que ponen en peligro la vida cuando un cuadro no es tratado adecuadamente o asociado a otra enfermedad que si no es controlada puede generar complicaciones, principalmente respiratorias (otitis, sinusitis, rinitis, neumonía, bronconeumonía, laringitis obstructiva).
Cabe destacar que los grupos más vulnerables en estas patologías son los adultos mayores, a los que se les suman los niños y los síntomas de la Influenza son virales comunes –según explica Caro- y corresponden básicamente a “dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre, cansancio, tos seca, dolor de garganta, romadizo o flujo nasal, dolor de músculos, algunas patologías respiratorias. Los pacientes crónicos comienzan a agravarse del punto de vista de bronquitis, neumonitis, neumonía; pero no hay una diferencia radical”.
Respecto del punto de vista del comportamiento de la gravedad del virus de la Influenza, se mantiene estable durante el año, “no tenemos un alto grado de morbimortabilidad adicional y estamos haciéndole frente al embate que se producen habitualmente en estas oportunidades, pero con las campañas de vacunación tuvimos una muy buena respuesta”.

Centros de atención médica están preparados para las emergencias

Un aumento en la atención por enfermedades respiratorias en centros de atención primaria, se ha reflejado la última semana en Rancagua. Así lo afirmaron el director del CESFAM Nº 1, doctor Guido Saintard y la directora del CESFAM Nº 4, enfermera Inés Scaff.
Para Scaff, “las dos últimas semanas de agosto, aumentó considerablemente. Mayo, junio, julio, que son los meses de la campaña de invierno y se espera el peak, no hubo gran demanda. Pero los últimos días de agosto, hemos llegado a un 67 por ciento de atención. Sobre todo en niños y adultos mayores. De hecho mañana (hoy), el SAPU comienza su atención a las 18 horas. No a las 20, como habitualmente”.
Para el doctor Saintard, “esto se explica por el desfase de las enfermedades respiratorias que se esperó algunas semanas epidemiológicas anteriores, en el mes de agosto. Pero ahora, ha aumentado en un porcentaje importante, porque está apareciendo no el mismo virus, el AH1N1, sino que hay cepas nuevas circulando, como la H2N2, que no estaban consideradas en la vacuna. H aumentado en porcentaje en un 40 por ciento. Y yo creo que va a aumentar aún más”.

CUIDADOS BÁSICOS ES LO ESENCIAL PARA PREVENIR EL CONTAGIO

La influenza es una enfermedad de las vías respiratorias causada por un virus extremadamente contagioso. El resfriado común no es lo mismo que la influenza; aunque ambas son enfermedades respiratorias agudas y tienen síntomas comunes, el microrganismo que causa la Influenza es diferente al que causa el resfriado.
La principal forma de contagio es de persona a persona, a través de las secreciones de nariz y boca al toser, estornudar o hablar; o por contacto directo de manos o besos. Cabe destacar que la vacuna antiinfluenza se aplica antes de la temporada invernal a los grupos de riesgo como lo son pacientes con enfermedades que afectan el sistema inmune, enfermedades cardiovasculares, metabólicas y renales. En los mayores de 65 años de edad con EPOC, diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares y asma, y mujeres embarazadas.

Comentarios