Home » Política » Secretario ejecutivo del Plan de Desarrollo de Barrios: “Esperamos que las aldeas de emergencia duren dos años”
- De visita a El Rancagüino, el secretario ejecutivo de barrios y aldeas del Ministerio de Vivienda, Francisco Irarrázaval informó que la demolición de las Villas Cordillera y Los Parques está contemplada para diciembre próximo. El secretario ejecutivo del Plan de Desarrollo de Barrios del Ministerio de Vivienda, Francisco Irarrázaval informó que la Villa Cordillera y Los Parques será demolida a fines de año.

Secretario ejecutivo del Plan de Desarrollo de Barrios: “Esperamos que las aldeas de emergencia duren dos años”

El secretario ejecutivo del Plan de Desarrollo de Barrios del Ministerio de Vivienda, Francisco Irarrázaval informó que la Villa Cordillera y Los Parques será demolida a fines de año.Por: Hugo Soto Riquelme

Fotos: Nico Carrasco

 

Tras efectuar una visita el jueves último a Santa Cruz y posteriormente a Rancagua, precisamente a las villas más afectadas por el terremoto, el secretario ejecutivo del Plan de Desarrollo de Barrios, Francisco Irarrázaval explicó que esta Región forma parte de un plan en terreno del Ministerio de Vivienda, donde dos veces a la semana se reúnen con pobladores damnificados para conocer de primera fuente sus inquietudes y así entregarles respuestas respecto a la reconstrucción.

Luego de un recorrido por la aldea Paniahue y San Antonio, Irarrázaval detalló que “esperamos que las aldeas duren del orden de dos años. Tenemos por delante seis meses más de negociación en el peor de los escenarios. Hay que recordar que la gente de las aldeas, ninguna tiene un terreno, entonces también es un proceso largo, ya que hay que conseguir un terreno y luego ejecutar un proyecto. Con todo, creo que la gente de las aldeas va esperar lo mismo que la gente que tenía un departamento en la villa, por lo tanto la solución debiera llegar de manera simultánea, porque es el mismo grupo”, sostuvo.

 

-Respecto a las soluciones, ¿en qué etapa están ustedes para que las aldeas acaben pronto?

-“Estamos en un proceso de ir filtrando todas las personas, de tal manera de asegurarnos que la soluciones lleguen a los damnificados. Éstos son cualquier persona que habitaba en el edificio de manera permanente al momento del terremoto. En ese sentido, si uno es propietario tiene derecho a una vivienda siempre y cuando no tenga otra vivienda. Si fueras arrendatario necesitas demostrar eso con declaraciones juradas. El trabajo social siempre se ha centrado en caracterizar la demanda, identificar quienes son las personas que van a recibir el subsidio, ofreciendo alternativas y en paralelo ahora nosotros estamos licitando empresas con proyectos distintos, cosa que cuando tengamos el terreno podamos inmediatamente adjudicar y comenzar la construcción”.

 

– ¿Qué ha pasado con las demoliciones en las villas afectadas de la Región?

-“Demoler y reconstruir es un proceso largo. Reconstruir se demora cerca de trece meses, sin embargo, la etapa de demolición es bastante larga, en el sentido de que uno tiene que poner de acuerdo a todos los propietarios y que ellos te cedan su propiedad para poder demoler. Si uno quisiera hacer esto de manera dictatorial, es decir, llevas una orden de demolición y pasas un bulldozer, ya habríamos empezado por eso, pero si uno sigue ese camino la gente pierde la posibilidad de elegir y creemos que ellos mismos son los interesados en instalar buenas soluciones”. “En ese sentido, ponemos alternativas y cada vez que una familia elige una solución, nos cede su derecho a esa parte del edificio, de tal manera que el Serviu se hace de todo el edificio y luego lo demuele. Si eso no funciona, nosotros necesitamos al menos poner de acuerdo el 85% de la gente, hacer una asamblea extraordinaria y que la misma Junta de Vecinos decrete la demolición que sería un plan B, pero creemos que no va ser necesario”.

 

-Si no hay acuerdo con los vecinos, ¿van a expropiar derechamente?

-“Las expropiaciones es un camino que todavía no hemos querido tomar, todavía creemos que podemos llegar a acuerdo. Sí tenemos atribuciones para expropiar, pero es un camino que daña muchísimo a las familias por cuanto el valor de esos departamentos es muy bajo y si expropio a una familia se entiende que ya le entregué un subsidio. En la práctica, lo estamos tirando a la calle, entonces es un camino que no hemos querido tomar, pero tampoco descartamos hacerlo en el futuro”.     

 

 

Villa Cordillera y Los Parques

– ¿Cuándo estiman que comiencen las demoliciones en la Villa Cordillera y Los Parques?

-“A nivel regional, el avance es más difícil del que uno hubiera querido. A la fecha hemos entregado cinco mil subsidios en los últimos seis meses, eso es el doble de lo que se hace generalmente en un año. La demolición debiese comenzar a fines de año y si no sucede habrá que tomar medidas cada vez más radicales en el sentido de ir forzando a las personas a tomar decisiones”.

– Tras la demolición que podría ser a fines de año, ¿qué contempla el nuevo proyecto habitacional?

-“Villa Cordillera tiene 1.956 departamentos, son 110 edificios. Hay doce Juntas de Vecinos que tenemos que ponernos de acuerdo. Lo que queremos es que la gente elija lo que sea mejor para ellos, a través de tres opciones distintas. En la Villa Cordillera se pretende demoler y construir una solución del orden de mil departamentos, la mitad de densa que era la anterior. Va a tener más espacios comunes, áreas verdes, equipamientos y departamentos más grandes de 260 m2. Además se piensa abrir una calle al interior que como solución urbana sea más integrada con la ciudad, ya que la Villa Cordillera tenía pocos accesos, lo cual hace que sea una especie de mundo aislado del resto de Rancagua.

-En relación a la Villa 26 de Septiembre de Santa Cruz, donde se presentó un proyecto con aislación sísmica, ¿cuándo comenzarían a edificar este conjunto habitacional?

“Estamos en una etapa donde le estamos dando la posibilidad de elegir a la gente, es decir, hemos estado presentado distintos proyectos, hoy (jueves) en una asamblea un vecino emocionado nos dijo: ¿no sé qué elegir?  Y eso es lo que la Ministra Matte nos ha pedido, que la gente pueda elegir y tenga alternativa, que no sea una imposición brutal de una solución, porque creemos que en la medida que tengan más alternativas, la misma comunidad nos va exigir más y van a tener mejores resultados. En este caso lo que se les ofrece es una solución de 60 m2, un edificio de cuatro pisos con mucha área verde y menos densidad. Es una buena alternativa, pero falta que elija la comunidad antes que entre el proceso definitivo. La demolición esperamos poder empezarla hacia finales del 2010 o principios de 2011.

 

Comentarios