Home » Reportajes » Carlos Aránguiz asumió como presidente de la Corte de Apelaciones
Con una sencilla ceremonia la corte despidió al ministro Bañados que estuvo por cerca de 53 años en el Poder Judicial, 10 de ellos en Rancagua.

Carlos Aránguiz asumió como presidente de la Corte de Apelaciones

Felipe Alvear Silva
fotos: Héctor Vargas

Como es habitual durante el inicio del año judicial, la Corte de Apelaciones de Rancagua nombra en marzo su nuevo presidente, magistrado que tendrá la responsabilidad de dirigir durante todo el 2011 y parte del 2012 los destinos de este organismo regional del Poder Judicial. Pero en esta ocasión la ceremonia fue especial, ya que el cambio de autoridad que coincide con la cuenta pública que realiza la magistratura, coincidió con el adiós de uno de los más antiguos jueces de la corte, don Carlos Bañados Torres.
La ceremonia estuvo encabezada por los presidentes salientes y entrantes de la corte, más la presencia de autoridades regionales como el Intendente de O’Higgins Rodrigo Pérez, el Senador de la República Juan Pablo Letelier, el Contralor Regional Mario Quezada, los jefes regionales del Ministerio Público, la Defensoría Penal Pública, los jefes de las policías y del Ejército, más representantes de los 3 tribunales orales y de los 22 de garantías de la región, y de la Corte de Apelaciones de Rancagua.
En la alocución previa a la lectura de la Cuenta Pública 2011, la presentadora de la Corte de Apelaciones de Rancagua destacó los buenos resultados que ha tenido esta corte, que la hacen estar a la vanguardia del país, con tiempos cortos de causas y liderando la renovación del Poder Judicial, lo que la hace ser considerada una de las mejores Cortes de Apelaciones de Chile, a pesar de representar la quinta importancia a nivel nacional.
En su despedida, el ex Presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua don Carlos Bañados, dividió el año judicial en dos hitos: el terremoto y el Bicentenario. Del primero de ellos destacó la importancia que tuvo para la institución la reparación de los juzgados y la ayuda a los funcionarios y después a la comunidad, especialmente a los más perjudicados. En el segundo punto, el magistrado destacó la importancia del trabajo del diseño del Centro de Justicia Regional, que pretende reunir a los juzgados de familia, civil y letras, todo en un solo lugar para la comodidad de los usuarios.

“LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN A VECES NO INFORMAN BIEN”
Carlos Aránguiz cumplirá su cuarto período en el máximo puesto del Poder Judicial de la Región de O’Higgins. Es uno de los ministros más reconocidos de la región a nivel nacional y por ello, tras felicitar la gestión realizada por su antecesor -a quien lo catalogó como una gran magistrado y un gran ser humano-, indicó algunas cosas que lo molestan, como es el caso del autoelogio de las instituciones, la necesidad de acercarse a las personas comunes y corrientes, y algunas taras de los medios de comunicaciones.
“Es la cuarta vez en este puesto, es mucho, no es habitual, es un cargo que conozco y le tengo mucho temor. Es un hecho importante para nosotros, porque para nosotros Carlos Bañado ha sido una figura señera en el Poder Judicial y en la Corte de Apelaciones de Rancagua, donde llevaba más de 20 años; es un motivo de tristeza, pero al mismo tiempo de alegría por haber trabajado en su gestión”.
“Yo creo que comunicar, es un deber de la Corte de Apelaciones. Tenemos que detenernos en los ciudadanos comunes, y los medios de comunicación, que son medios privilegiados para informar, deben hacerlo bien. Siempre he tenido una buena relación con los medios, pero creo que estos -los medios de comunicación- a veces no se informan bien antes de entregar una noticia, entonces creo ese es el error más común; por ejemplo, cuanto dicen que la Justicia dejó en libertad a tal fulano, siendo que no hay posibilidad de apresarlo”, expresó el Presidente de la Corte de Apelaciones.

UN ORGULLO PARA LA REGIÓN
Como ya señalamos, la Corte de Apelaciones de Rancagua es una de las cortes más premiadas a nivel nacional, por lo que ha marcado pauta en el resto. Tanto así que su modelo podría ser replicado para transformarse en Ley de la República, como ejemplo para el resto de las corporaciones. A continuación algunas consideraciones de las autoridades regionales.
“Tenemos magistrados de lujo acá en Rancagua, es el caso de don Carlos Bañados y don Carlos Aránguiz. Durante la cuenta pública queda demostrado la eficiencia con que se trabaja, cuestión que es poco sabida por la sociedad. En cuanto al término de “puerta giratoria”, es un problema de cómo se hace la gestión policial, porque cuando las pruebas son contundentes, ahí no existe la “puerta giratoria”; la idea es que los fiscales presentan pruebas para que los delincuentes no queden libres”, indicó el Intendente de O’Higgins, Rodrigo Pérez.
Primero me siento muy orgulloso de la Corte de Apelaciones de Rancagua, es una corte que innovó antes que las otras, además, más allá de ser la quinta en importancia, es una de las más importantes por su eficiencia, cuestión que lamentablemente no es conocida. Hay que valorar el aporte de don Carlos Bañados por su aporte al Poder Judicial, al país y a nuestra región, es un hombre de trayectoria muy reconocida, quitado de bulla pero un gran jurista. Hoy asume Carlos Aránguiz, un hombre también de gran trayectoria y que acerca la corte a la comunidad”, agregó el senador Juan Pablo Letelier.

Comentarios