Home » Cultura » “Armonías en Paisajes y Retratos”, la nueva exposición de Roberto Carreño
- El artista presenta una serie de cuadros, creados a lo largo de los últimos años. La violencia contra la mujer, paisajes de Codegua y una serie de esculturas hechas con material de desecho son los temas de la muestra.Además de sus pinturas, Carreño expone una serie de esculturas.

“Armonías en Paisajes y Retratos”, la nueva exposición de Roberto Carreño

Además de sus pinturas, Carreño expone una serie de esculturas.Por: Francisco Espinoza

Fotos: Nico Carrasco

 

Los cuadros del artista Roberto Carreño adornan la escalera que lleva al segundo piso de la Librería Cervantes. Al llegar a la planta superior del recinto ubicado en Paseo Independencia, entre Campos y Astorga, las pinturas se mezclan con las esculturas del mismo autor. Todo es parte de la nueva exposición de Carreño, llamada “Armonías en Paisajes y Retratos”. “Es una síntesis de mi trabajo”, ex plica el creador.

Los retratos y paisajes pintados por Carreño son los protagonistas de esta muestran. Las obras expuestas son parte de tres series distintas de trabajos.

Una de ellas es “Amortajada”, cuadros que buscan plasmar los efectos de la violencia física y psicológica sobre la mujer. “Son ocho pinturas. Las primeras muestran a las mujeres maltratadas. Ya en las últimas, estas aparecen volando, liberándose de su problema”, cuenta Carreño. “Fue un trabajo de varios meses. La modelo fue la actriz Liliana Sepúlveda y con ella ensayamos varias posturas para poder transmitir de la mejor manera el maltrato”, agrega.

Roberto Carreño confiesa que “Amortajada” le significó lidiar con emociones fuertes Como una forma de distenderse de esas ellas y con la idea de mostrar algo diferente en esta exposición, nació otra de las series de esta exposición. Con un Fondart obtenido el año 2008, el artista realizó unos cursos en Codegua y de esa experiencia nacieron varios paisajes creados con diversas técnicas. “Mis alumnas eran dueñas de casa, temporeras, trabajadoras del campo. Fue un trabajo maravillo. Durante seis meses hicimos cosas preciosas. Fue un crecimiento más para mi que para ellas”, asegura el expositor. “

Pero no sólo de pinturas vive este artista. Las esculturas también son parte importante de su muestra. Junto a uno de sus alumnos más destacados, Carlos Cabezas de sólo 14 años, expone una serie de creaciones hechas a base de material de desecho. El centro de todas las miradas es un llamativo Depredador articulado. “Ese fue nuestro primer trabajo juntos. Él es un escultor innato y a mi me apasiona el hecho hacer cosas con las manos”, dice con una pasión que se le escapa por los ojos.

La exposición “Armonías en Paisajes y Retratos” estará hasta el 26 de abril en el segundo piso de la Librería Cervantes, emplazada en el Paseo Independencia a la altura del 578. “Quiero que la gente se maraville, sueñe y viaje con mis cuadros. Yo los miro y los miro y siempre creo que se pueden mejorar en algo. Quiero que se note la pasión con la que hago mi trabajo”, sentencia  Roberto Carreño.

Comentarios