Connect with us

Hi, what are you looking for?

Empresas

En El Teniente Generan 100 toneladas diarias de residuos arsenicales

– Desde hace ya varios años, los gases que genera la fundición de Caletones no contaminan el aire, sino que son llevados a una planta de limpieza, donde luego de un proceso se obtiene ácido sulfúrico, el cual es comercializado por la División.Con estos equipos de protección laboran los trabajadores en la planta donde se ensacan los residuos arsenicales.

- Desde hace ya varios años, los gases que genera la fundición de Caletones no contaminan el aire, sino que son llevados a una planta de limpieza, donde luego de un proceso se obtiene ácido sulfúrico, el cual es comercializado por la División.<img class="alignright size-medium wp-image-19431" title="Con estos equipos de protección laboran los trabajadores en la planta donde se ensacan los residuos arsenicales." src="https://www.elrancaguino.cl/ran/news/wp-content/uploads/2011/05/22-300x200.jpg" alt="Con estos equipos de protección laboran los trabajadores en la planta donde se ensacan los residuos arsenicales." width="300" height="200" />

Con estos equipos de protección laboran los trabajadores en la planta donde se ensacan los residuos arsenicales.Por: Flor Vásquez Gómez

Fotos: Nico Carrasco

 

 

Cien toneladas diarias de residuos que contienen arsénico. Esa es la cantidad que se genera en la planta de limpieza de gases de El Teniente. Son considerados residuos peligrosos y por ello existe una estricta normativa para su manejo y disposición.

La muerte de un trabajador contratista que laboraba en esa faena y el resultado de un examen toxicológico que reveló altas concentraciones de arsénico en su sangre, además de las denuncias de algunos operarios sobre las condiciones laborales, sembró una serie de dudas en relación a este proceso.

Sin embargo, en la División El Teniente, sus ejecutivos están tranquilos. A través del gerente de Sustentabilidad, Jorge Sanhueza, la empresa afirmó -y mostró documentos- que desde que empezó a funcionar la planta se ha cumplido la estricta normativa que existe. Se reconoció, no obstante, que se han producido situaciones puntuales, que se han resuelto rápidamente; y que el proceso está en continuo mejoramiento.

Asimismo, la División invitó a El Rancagüino a recorrer la planta de efluentes. Previamente, el gerente de la Fundición, Germán Richter, explicó algunos aspectos del proceso. Indicó que la fundición de Caletones genera gases contaminantes (azufre) y por ello esos gases son tratados en la planta de limpieza, donde luego de un proceso se obtiene ácido sulfúrico. Además se genera un efluente de ácido, el cual pasa a la llamada planta de efluentes, donde lo que se hace es neutralizar y filtrar. Ese efluentee se trata con una lechada de cal; con esto se neutraliza y se lleva a condiciones donde precipitan las impurezas, como el arsénico.

Luego, en un espesador se saca el lodo y el líquido que queda en la parte superior pasa a una segunda precipitación del arsénico. Se generan barros que son enviados a un estanque de lodos. De ahí se obtiene lo que denominan “queque húmedo”, que corresponde al residuo arsenical que después se ensaca, se deja en una bodega y luego es llevado por la empresa Hidronor a la disposición final. Desde el año 1998 y hasta el 2008, ese “queque” se secaba, se calcinaba, y se generaba n polvo seco, el cual era ensacado. La idea era transportar menos volumen y por eso se le sacaba el agua. En el año 2008, a raíz del alza del precio del petróleo, se decidió ahorrar en combustible y omitir la etapa de calcinado. Así se hizo, lográndose de paso un mejoramiento del proceso, explicó Jorge del Castillo jefe de la planta de la unidad planta de tratamiento de gases.

“Se eliminó esa etapa y sólo se llega a ese queque; ya no tenemos este polvo seco, que podía al ensacarse tirar más polvo. El queque húmedo no tiene esa condición. Se ensaca y con una grúa horquilla se mueve a una bodega intermedia; de ahí se lleva en camiones hasta disposición final en Hidronor. Todo el proceso es manejado internamente y solamente tenemos un servicio para ensacar y transportar hasta la bodega intermedia”, indicó Richter.

Agregó que actualmente se tratan 500 metros cúbicos de este efluente, lo que genera 100 toneladas diarias de estos residuos. Subrayó que el mayor porcentaje de esos residuos corresponde a yeso y sólo un 6 por ciento a arsénico. Igual es un residuo peligroso y por eso va a disposición final.

 

EN LA PLANTA

En la planta, los trabajadores usan varios elementos de protección: un buzo de papel que desechan al salir, guantes, casco, zapatos de seguridad y mascarillas.

El residuo arsenical llega a través de una correa transportadora a un buzón y de ahí cae a unos grandes sacos, con capacidad para mil 300 kilos. Los trabajadores que laboran en la planta de efluentes deben colocar el saco para recibir el residuo y cuando se llena deben ponerlo en la grúa horquilla, la que es operada por un trabajador que lleva la bolsa a la bodega intermedia.

Según indicó el gerente de Sustentabilidad, Jorge Sanhueza, los operarios no tienen que estar durante todo el turno en el área de llenado de los sacos.

 

 

Jorge Sanhueza, gerente de Sustentabilidad

“Esta es una planta que se  ha ido mejorando en el tiempo” 

 

El gerente de Sustentabilidad  de El Teniente, Jorge Sanhueza, señaló que la División espera que la justicia aclare la causa de muerte del trabajador Nibaldo Araya; agregando que “estamos disponibles  a entregar cualquier información que se requiera sobre el particular”.

-¿Qué puede responder a las denuncias que se han realizado sobre las condiciones en que laboran los trabajadores en la planta en que se reciben los residuos arsenicales?

       Hay que aclarar como empresa que tenemos una planta que ya ha sido mejorada, previo al 2008 esta planta tenía un proceso seco que generaba un nivel de exposición que puede haber sido más alta que la actual y que ha sido mejorado con el actual proceso húmedo que se tiene. Yo destacaría que ésta es una planta que se ha ido mejorando en el tiempo , además tiene abordado algunos otros temas puntuales, algunas bombas que se han puesto de reemplazo en la medida que puedan fallar las bombas titulares, y una serie de otras mejoras que se han hecho a  los caminos cercanos, en eso hemos tenido mucha coordinación con la gente de la empresa que presta servicio ahí, específicamente Serval. Son turnos de 7 personas y que  están en la labor de ensacado y en la bodega donde se están manipulando sacos que contienen estos residuos.

       ¿Cómo han sido los resultados de los monitoreos?

       La ley es bastante estricta en Chile y tenemos una normativa especial para la región respecto de lo que sea manipulación de cualquier tipo de residuo que contenga algún porcentaje de arsénico; en este caso estamos hablando de un 6 a 7 por ciento de arsénico que contiene este residuo arsenical, el resto es yeso y cal. Hay un procedimiento y exigencia para realizar los monitoreos, en cuanto a la periodicidad, a la forma en que se toman, a qué laboratorios pueden hacer este tipo de muestreo, que es muy estricto y que está normado por ley. En ese contexto nosotros hemos desarrollado, desde que esta planta funciona, monitoreos a lo que es el ambiente. Hay ocho puntos en la planta donde se monitorea una vez al año y todos los resultados han estado bastante bajo la norma chilena que se exige de tolerancia a la cantidad de arsénico presente en el aire. Además hay monitoreos a la persona, mediante un equipo que lleva cada uno de los trabajadores durante todo su turno. Esos monitoreos han dado también cifras bajo la norma chilena.

       No obstante, hay una diferencia importante en las mediciones: cuando se realizaba la etapa de calcinado, la cifra era más alta, aun cuando estaba bajo la norma. ¿Es así?

       La verdad es que en la medida que el proceso se ha ido mejorando, hoy tenemos un proceso húmedo, por supuesto uno puede decir que el proceso es mejor. Pero lo importante es que previo al 2008, el proceso cuando llegaba calcinado y terminaba en un polvillo, también se cumplía la exigencia que hay de norma en cuanto a cantidad de arsénico tolerable en el espacio de trabajo.

       Durante el recorrido por la planta, un trabajador de Serval señaló que actualmente todavía están expuestos a riesgos, por ejemplo que en ocasiones les ha caído agua contaminada desde el segundo nivel, que el pozo se ha rebalsado y otras situaciones. ¿Qué puede decir al respecto?

       También han circulado algunos videos de situaciones coyunturales que ocurren cuando el proceso tiene algún tipo de falla, no es la forma normal de como opera esta planta; son situaciones excepcionales y hemos tomado las medidas para mejorarlas, como poner nuevas bombas, se han sellado algunos sectores del piso superior; lógica de mejoramiento continuo. Hay situaciones que siempre son mejorables, acciones y medidas extras para mejorar la calidad de vida y lugar de trabajo de estos trabajadores

 

Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Relacionadas

Policial

  La autoridad policial dijo que inmediatamente, si un funcionario tiene síntoma de contagio por coronavirus, o si estuvo en contacto con un posible...

Actualidad

    – El Covid 19 ha venido a agravar la situación económica de quienes menos tienen y uno de los sectores que lo...

Actualidad

En el reporte entregado hoy martes 2 de junio la región de O´Higgins alcanzó los 30 nuevos contagiados y una persona fallecida, una mujer...

Coronavirus

1 persona fallecida y 88 nuevos casos reportó la Región de O’Higgins durante las últimas 24 horas, con esto nuestra Región alcanzó los 931...

Anuncio Publicitario