Síguenos

Destacada

Según Informe de la Armada Falla en motor entregado por programa gubernamental sería causa de muerte de pescador

Publicado

el

 Juan Carlos Chávez murió el pasado 19 de abril tras un fallido zarpe frente a las costas de Bucalemu. El pescador y concejal perdió el control de su bote, tras la detención del motor del mismo, lo que no le permitió maniobrar.

 Tanto los pescadores de Bucalemu, como el alcalde de Paredones, ya habían denunciado las graves fallas que presentaban los motores adquiridos a través del programa “Volvamos al Mar”.

Tania Arce Saavedra
Fotos: Marco Lara

Perdieron sus botes y motores con el tsunami del 27 de febrero de 2010. Para ellos volver al mar no fue fácil, ya que a pesar de que hubo voluntad de privados, fundaciones y el propio gobierno de ayudarles a recuperar su herramienta de trabajo, el camino fue largo y dificultoso. Así y todo, regresaron a extraer los frutos del océano a mediados del año pasado.
Sin embargo, al poco andar un serio problema comenzó a preocupar a los pescadores de la caleta de Bucalemu. Notaron algo extraño en el operar de sus motores recién adquiridos a través de un préstamo blando y un subsidio estatal. De ello alertaron a las autoridades, sin embargo, y según advierten, sus denuncias fueron desmerecidas en esos momentos.
Pero la madrugada del 19 de abril de 2011, un grave accidente terminó por confirmar los temores de los pescadores de Bucalemu. El concejal de Paredondes Juan Carlos Chávez perdió la vida, tras el volcamiento del bote “El Chunga II”, cuando éste, quien era el patrón de la citada embarcación, se aprestaba a salir sin autorización del alcalde de mar.
Tras este lamentable suceso, el resto de los pescadores y buzos atribuyeron la causa del accidente, a que “los motores venían con graves problemas los que ocasionaron el volcamiento de la embarcación cuando ésta salía mar adentro”.
A raíz del fallecimiento de Chávez, de inmediato se ordenó una investigación sumaria, la que fue llevaba a cabo por personal de la Armada. El informe fue dado a conocer en los últimos días, señalando que “estando en el pozo, el motor comenzó a presentar síntomas de falla, y dadas las condiciones de mar en el lugar de la barra, deciden devolverse. Así, el patrón, al intentar maniobrar la embarcación con una caída (viraje) para emprender regreso a la playa, el motor se detiene, no pudiendo enfrentar o esquivar la ola que venía, haciéndoles perder el rumbo al quedarse luego definitivamente sin motor”, agregando que “ en esas circunstancias, azotados por el mar, con el bote con agua, ante la aproximación de otras olas que se acercaban y ante el inminente volcamiento, el patrón Juan Chávez, indica que tomen los bidones para usarlos como flotadores y que se tiren al mar. En eso, llega otra ola que los lanza al mar, quedando juntos los dos tripulantes y más distante el patrón, quien se aferra a un picarón.” Con este relato, se describe la forma en que se dio el accidente que costó la vida de ese “patrón”.
Juan Carlos Chávez no resistió, y según el informe del Servicio Médico Legal, falleció minutos más tarde tras sufrir “asfixia por sumersión”. Su cuerpo fue rescatado por sus compañeros de labores, quienes impotentes observaron el accidente desde la orilla.
El informe de la Armada en tanto concluye que “conforme a los antecedentes de la investigación y a las declaraciones insertas en el expediente, es posible concluir que la causa del volcamiento ocurrido al B/M “EL CHUNGA II”, es atribuible a la detención de su motor en el instante en que la embarcación se encontraba maniobrando en la poza para regresar a la playa, ante la imposibilidad de pasar la barra, dejándola expuesta a las condiciones de mar, siendo alcanzada y volcada por las olas en el lugar”.

Además constata que si bien “se encuentra acreditada la infracción a lo dispuesto en el D.S (M) N°
364 del 29 de Abril de 1980, Reglamento de Recepción y Despacho, por parte del patrón
del B/M “EL CHUNGA 11”, al haber zarpado sin autorización, siendo esta última situación
una infracción, este factor no fue relevante en la determinación de la causa o “responsabilidad en el hecho del volcamiento”.
Así el informe da cuenta de que la falla del motor, entregado por el gobierno a través del programa de ”Volvamos al Mar” habría sido la principal causa del accidente del concejal paredonino.

“Ya nadie quiere salir al mar por miedo a sufrir un accidente”

Tras este informe, y considerando las denuncias previas hechas tanto por los pescadores, como por el propio alcalde de Paredones, Sammy Ormazábal, la comunidad bucalemina se encuentra en alerta máxima. “El Sindicato de Pescadores ha solicitado a la Subsecretaría de Pesca que responda a los pescadores por el daño que les ha causado esta falla de los motores” afirma el edil. Asegura que los motores han sido revisados por expertos, y que la falla de éstos se traduciría en que no tienen la capacidad para operar en las condiciones que se dan en Bucalemu, además de que no estarían bien armados y faltarían piezas . Asegura que “ya nadie quiere salir al mar por miedo a sufrir un accidente”. Que ya han sido varias las oportunidades en que se han visto enfrentados a situaciones similares a la que le costó la vida a Chávez, y que lo más complicado es que al no poder salir al mar por miedo a sufrir un accidente, no pueden estos hombres llevar el sustento a sus hogares.
Ormazábal además afirmó que la empresa extranjera que vendió los motores no se haría responsable, “ya que según dicen es la consultora que ejecutó el proyecto la que debe responder. Lo más terrible es que los pescadores además adquirieron una deuda, pues debían cancelar el 25 por ciento del costo total de dichos motores” señala el jefe comunal, advirtiendo que las deudas siguen vigentes, “y ellos (los pescadores) así como están, no van a tener como pagar. Hoy varios simplemente tienen sus motores en panne, no hay repuestos y nadie responde”.
El edil llamó a las autoridades a responder frente a esta situación, “ya que lo más lamentable es que a raíz de una situación que había sido advertida, una persona perdió la vida, y varias familias se están viendo muy afectadas”.
Desde Sernapesca, Rodrigo Riquelme, el director regional de este organismo gubernamental dijo estar al tanto del tema. Sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo la versión oficial de parte de esta autoridad.
Al conocer el caso el ahora senador Alejandro García Huidobro, quien además integra la Comisión de Pesca de la Cámara Alta, se mostró muy preocupado, por lo que señaló a El Rancagüino, que va a pedir todos los antecedentes sobre este caso en particular, y sobre todos los problemas que tras esta situación han afectado a los pescadores de la zona. “Una vez con estos informes en la mano, vamos, a través de la comisión de Pesca, a solicitar al subsecretario que nos informe sobre esta situación” sostuvo el legislador. Agregó que frente a esta situación hay que actuar con prontitud, “ya que incluso es posible que existan responsabilidades penales”.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Destacada

10 años de cárcel a autor de robo con violencia en Rancagua

Publicado

el

  • El tribunal por la misma causa sancionó al menor de edad C.A.V.N. con la pena de 2 años de libertad asistida especial, con programa de reinserción social a cargo de un delegado, en calidad de coautor del delito.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó a Cristián Antonio Ferrada Ferrada a la pena de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor del delito de robo con violencia. Ilícito perpetrado en octubre del año pasado, en la ciudad.


En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistradas Carolina Garrido Acevedo (presidenta), Gladys Medina Montecino y Roberto Cociña Gallardo (redactor)– aplicó, además, a Ferrada Ferrada las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, más el pago de las costas del proceso.


Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.


En la causa, además, el tribunal sancionó al menor de edad C.A.V.N. con la pena de 2 años de libertad asistida especial, con programa de reinserción social a cargo de un delegado, en calidad de coautor del delito.


El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que pasadas las 2.30 horas de la madrugada el día 25 de octubre 2018, la víctima C.M.G.L. transitaba a pie por el sector de Avenida Provincial con Machalí en la comuna de Rancagua, cuando fue interceptado por Ferrada Ferrada, el adolescente C.A.V.N. y un tercero no identificado, quienes le exigen la entrega de dinero y, ante la negativa de la víctima, la intimidan con un arma blanca al tiempo que le dieron golpes y patadas en diferentes partes del cuerpo, logrando arrebatarle un celular marca Huawei, con el que huyeron del lugar. Por el sector transitaban carabineros, quienes detuvieron a los condenados y recuperaron la especie sustraída.

Producto de la agresión, la víctima resultó con lesiones de carácter leves.

Continuar Leyendo

Actualidad

Por unanimidad Cámara aprueba proyecto que obliga a religiosos denunciar casos de abuso sexual

Publicado

el

Con 128 votos fue aprobado y despachado al Senado, el proyecto de ley que obliga a las autoridades religiosas o eclesiásticas, denunciar casos de abuso sexual contra menores de edad, cuando estos estén bajo su conocimiento.


La iniciativa fue presentada en mayo de 2018 por el diputado por la región de O’Higgins, Raúl Soto, quien celebró la aprobación unánime y lo calificó como “el primer paso para terminar con la cultura del encubrimiento y los cómplices pasivos”.

La iniciativa de ley busca incluir en el artículo 175 de Código Procesal Penal la obligación expresa de los sacerdotes a denunciar al Ministerio Público, bajo una sanción penal, cualquier hecho de abuso contra un menor del que ellos tomen conocimiento. Esto, para todas aquellas autoridades religiosas, sacerdotes, pastores, miembros del clero y para todo tipo de directivos de instituciones deportivas, culturales, juveniles, sociales.

Fin

Continuar Leyendo

Columnas

El Principito: Las huellas de los docentes son invisibles a los ojos

Publicado

el


Por: Marcela Reyes General
Jefa de Carrera del Área Educación
Santo Tomás Rancagua

El Principito, como buscador de la verdad, es quien inspira el Tema Sello Santo Tomás 2019. Cada año, la institución escoge a un personaje y lo relaciona con su misión principal: formar futuros profesionales entregando conocimientos, herramientas y actitudes para que sean un aporte a la sociedad.


Nuestros valores institucionales de amor a la verdad, esfuerzo y solidaridad son grandes tareas para inculcar en nuestros jóvenes y adultos que pertenecen a esta generación de lo inmediato y lo desechable en todo orden de prioridades. Sociedad que nosotros los adultos – padres y por qué no decir algunos profesionales – hemos creado.


Estoy segura de que la mayoría de ustedes ha leído “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry y en cada capítulo ha descubierto una enseñanza o se ha visto reflejada en él. Por eso, creo que nuestros valores se pueden ver reflejados en esta frase que las instituciones Santo Tomás han tomado como lema: “Lo esencial es invisible a los ojos”.


El amor a la verdad es para mí invisible a los ojos. Uno no puede andar preguntando a los otros si lo que dicen es la verdad, uno frecuentemente confía que es así. A pesar de no ser una acción concreta que podamos ver o tocar, su importancia es relevante para ser un profesional con valores en su vida, honrado y que sabe tomar buenas decisiones, a pesar de que signifique un error.


Sobre todo para quienes nos desempeñamos en el Área Educación, el ir por la vida con la verdad por delante es una de nuestras enseñanzas diarias. Por años he formado personas que tendrán la misión de ser un modelo formador para nuestro futuro: los niños y niñas de nuestro amado país.


El esfuerzo diario nos hace crecer. He visto llegar alumnos con muy pocas herramientas – tanto académicas como actitudinales – y han aprendido que día a día debemos esforzarnos para subir un escalón en esa escalera que es la vida. No se ve, pero el fruto de ese esfuerzo se verá en el momento de su titulación, por lo que también es invisible, así como el zorro enseñaba al Principito.


La solidaridad es una actitud difícil de encontrar en esta rápida vida. La sociedad en su mayoría no es solidaria por sí misma; requiere de una publicidad, de un rostro público que los motive o un ejecutivo que los visite en la oficina para decidir aportar a otro. No me refiero que ser solidario siempre es dar dinero o enseres en momentos de catástrofe. Ser solidario para nosotros es tener la costumbre de aportar un granito de arena a otros y que sea parte de nuestro ser.


Nosotros enseñamos a apoyar a docentes que lo necesitan y a los compañeros; no hacerle el trabajo o incluirlo en éste, menos dar las respuestas de la prueba. Les enseñamos a compartir lo que tenemos, lo que hacemos o lo que sabemos y no queremos publicarlo en cada momento y decir: “Hoy fui solidario”. Debe ser una necesidad del alma de cada uno de ellos.


Formar personas, saber quiénes son y cuál es su historia es una de las formas en que me gusta trabajar y formar. Mi creencia es que para hacer un profesional de nuestros alumnos, debemos trabajar su esencia, su autoestima, su voluntad y sus ganas de crecer como persona, no sólo en conocimiento.


Lo esencial es invisible a los ojos, no se ve más que con el corazón. Cada huella que los docentes dejamos en los alumnos, sea cuál sea su edad, es invisible a los ojos de los padres y de la sociedad. Dejamos alegrías, sueños, deseos de cambiar, valentía, amor, reconocimientos y tiempo. Por eso, los invito a ser de aquellos que sembramos sueños invisibles y no dejemos miedos, frustraciones y decepciones en el camino de nuestros alumnos. Seamos profesionales con vocación, seamos aquellos locos que nos levantamos felices de ir a compartir nuestra vida con esos niños, adolescentes y jóvenes que quieren recibir de nosotros lo mejor: lo invisible.

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400