Síguenos

Sociedad

Liceo Francisco Tello González celebró sus 70 años

– El establecimiento educacional para adultos festejó sus siete décadas recordando la figura del hombre que le dio su nombre.
Ramón Baeza recibiendo su reconocimiento por más de cuarenta años trabajando en el Liceo Francisco Tello.

Publicado

el

Ramón Baeza recibiendo su reconocimiento por más de cuarenta años trabajando en el Liceo Francisco Tello. Por: Francisco Espinoza
Foto: Nico Carrasco

El liceo para adultos Francisco Tello González celebró el martes pasado su aniversario número 70 en el salón auditorium de la Municipalidad de Rancagua. La ceremonia estuvo marcada por el reconocimiento y evocación de la figura del hombre cuyo nombre bautiza este establecimiento.
En el evento estuvieron presentes Jaqueline Ramos, directora de la división de educación de la Cormun, Guillermo Barrios, director del establecimiento, profesores, alumnos y familiares de Francisco Tello González, entre ellos dos de sus cuatro hijos, Ilda y Frida, y uno de sus nietos, René Francisco Tello. “Este reconocimiento a mi abuelo llega en un momento en el que es importante destacar la labor de los educadores”, dijo este último.
El liceo nació en 1941 con la finalidad de completar los estudios de un grupo de personas. Las instalaciones del Liceo Oscas Castro fueron la sede para esta misión. En 1965, las clases se trasladaron al edificio que actualmente albergan las clases del liceo Francisco Tello en Estado 212. Bajo el nombre de Centro Educacional de Adultos funcionó hasta el año 1991, cuando cambió al nombre que lleva hasta ahora.
“El espíritu de don Francisco está en cada rincón, en cada educador. Esta era su escuela”, declaró Guillermo Barrios.
“La gente antigua de Rancagua sabe lo que era la “Universidad Tello”. Era la escuela número tres que estaba aquí y se destacaba por su labor”, agregó su nieto. “Mi abuelo se dedico a educar a gente adulta, a pobres, a la clase trabajadora. Él, desde 1920, estuvo dedicado a eso y salió adelante con pocos medios, su vigor y ganas de hacer las cosas bien. Incluso en esa época les hizo clases de inglés a los mineros de la Braden Cooper”, complementó.
En el aniversario número 70, también se destacó la figura de Tello González en otros ámbitos de la vida rancagüina. “Por más de sesenta años fue voluntario de bomberos. Recibió todas las condecoraciones posibles. Para los desfiles del dos de octubre, la gente miraba sorprendido a ese hombre bajito que desfilaba con el pecho lleno de medallas”, dijo su nieto.

Premios y reconocimientos
En la ceremonia efectuada en el salón auditorium de la municipalidad, fueron distinguidos los empleados con más años al interior del colegio. El más aplaudido fue Ramón Baeza, auxiliar con cuarenta años trabajando en el liceo. “Llegué a acá a los 25 años. Venía del campo y me quedé para no salir más. Yo habló con las personas que vienen a estudiar acá. Yo veo el mundo con otra mentalidad, porque vengo del campo, y trato de pasarles algo a ellos. Pero ya me jubilo el próximo año”, dijo Baeza.
Una vez finalizada la cita en la municipalidad, los asistentes se dirigieron hasta el edificio del liceo para destapar una placa en honor de Francisco Tello González, el hombre que todavía ilumina a e inspira a los profesores del colegio para adultos.

Anuncio Publicitario

Sociedad

Florencia Sánchez Santis : Colegio Javiera Carrera dio emocionante despedida a su fundadora

Luego de la misa fúnebre, la comunidad carrerina le ofreció un emocionante adiós en las afueras del establecimiento, donde colmaron los pañuelos blancos, globos amarillos, aplausos y el sonido de la campana como señal de respeto y agradecimiento.

Publicado

el

-Luego de la misa fúnebre, la comunidad carrerina le ofreció un emocionante adiós en las afueras del establecimiento, donde colmaron los pañuelos blancos, globos amarillos, aplausos y el sonido de la campana como señal de respeto y agradecimiento.

Ximena Mella Urra

Fotos: Nico Carrasco

A los 84 años de edad dejó de existir la reconocida educadora rancagüina Florencia Sánchez Santis, socia fundadora del Colegio Javiera Carrera, establecimiento que abrió sus puertas en marzo de 1982 con solo 146 estudiantes de Enseñanza Pre Escolar y Primer Ciclo Básico, en una pequeña parte de lo que hoy son sus instalaciones ubicadas en el centro de la capital regional.

Deja un  hijo y dos nietos, y a su marido Álvaro Aspée Arangua, quien la acompañó desde el primer día para hacer realidad este sueño educativo. “Gracias infinitas por su labor y entrega docente, gracias por construir con esfuerzo y perseverancia los cimientos que sostienen el gran colegio que hoy nos deja”, manifestaron oficialmente desde el colegio ante el sensible fallecimiento de su creadora y directora por casi dos décadas.  

En las exequias, el presbítero de la Parroquia San Francisco Asís de Rancagua, Arul Dhas Francis, destacó la labor educativa de “la hermana Florencia, quien peregrinó toda su vida, es decir, que siempre caminó hacia la casa del Señor. Ella impulsó la fe católica en su colegio, por eso también debemos practicar su enseñanza”. Luego y en medio de la comunión, algunos estudiantes entonaron “Gracias a la Vida”, de Violeta Parra, siendo uno de los momentos más emotivos de esta despedida.

Su actual directora María Soto, dedicó unas sentidas palabras a quien también fuera su amiga y colega. “Fue una mujer extraordinaria y tuve la suerte de trabajar con ella y ser su amiga. Tuvo el placer de cumplir su sueño que era educar. Con mucho esfuerzo logró cumplir su sueño y con el apoyo de su familia. Siempre recordaré la fuerza que transmitía. Sin lugar a duda dejó un legado en la ciudad y que ahora su hijo podrá seguir”, expresó.

Felipe Gutiérrez, ex alumno de la Generación 92 y ahora apoderado del establecimiento, de igual manera quiso sumarse en las palabras de despedida. “Ella pavimentó mi camino y hoy el de mis hijos. Vi nacer este colegio, donde ella junto al tío Álvaro, era nuestros padres educacionales. Luchó y trabajó por una institución que ha crecido. Vi como se sacrificaron por nosotros y eso no se olvida”, dijo en señal de agradecimiento.

Finalmente, cientos de alumnos, sus profesores, asistentes de la educación, administrativos y funcionarios esperaron que el cortejo fúnebre pasara por el exterior del establecimiento de calle Ibieta luego de la misa realizada en la Parroquia San Francisco de Rancagua. Allí la comunidad carrerina le ofreció un emocionante adiós lleno de pañuelos blancos, globos amarillos, aplausos y el sonido de la campana como señal de respeto y agradecimiento ante el legado dejado por doña Florencia Sánchez.

    Continuar Leyendo

    Sociedad

    Rengo: Emotiva despedida a voluntario honorario de la Primera Compañía, Vicente Vargas Guede

    Publicado

    el

    Fernando Ávila F.

    Fotos: Bomberos Rengo

    Este pasado día sábado 05 de octubre se realizó el funeral del voluntario honorario de la Primera Compañía y miembro honorario del Cuerpo de Bomberos de Rengo, Vicente Vargas Guede.  Junto con los honores que le rindió el Cuerpo de Bomberos de Rengo los presentes recalcaron que “se fue al cuartel celestial” el voluntario con 45 años de servicio. Un triste pesar en su familia bomberil y en sus familiares directos se apreció en la jornada, pero con la convicción del legado que el voluntario dejó para las generaciones futuras.

    Continuar Leyendo

    Actualidad

    Emprendimiento de Rancagua gana Premio Latinoamérica Verde

    Publicado

    el

    Víctor Velastino

    Se trata de Aymapu, empresa fundada por Víctor Velastino y dedicada a elaborar papel reciclado.

    Marcela Catalán

    En agosto de este año y en Guayaquil (Ecuador), el Premio Latinoamérica Verde dio a conocer al ganador de su más reciente versión. Se trata de Aymapu, emprendimiento fundado en Rancagua por Víctor Velastino. ¿La clave de su negocio? Se dedica a elaborar papel reciclado en dos versiones. Una sin semillas y la otra con estos elementos orgánicos. Sobre lo último, el empresario destaca que es el producto que “más impacto ha causado”.

    “Realizamos material gráfico publicitario, cuadernos y tarjetas de presentación. Una vez que llega a la tierra, todo eso comienza a germinar”, explica el radicado hace 21 años en la capital regional. Su proyecto funciona hace tres años y opera “con una máquina propia que yo diseñé. La materia prima la proveen los recicladores base, quienes recolectan papel en las calles, oficinas y colegios. Como retribución, les pagamos cuatro veces el precio que el mercado da por un kilo”, detalla.

    Respecto al Premio Latinoamérica Verde, Velastino resalta que “es la plataforma más grande a nivel continental”. En sus palabras, el galardón destaca “las 500 mejores iniciativas socio-ambientales de la región”. En 2017 el chileno se impuso por primera vez, cuando fabricaba “una tonelada” al mes. “Ahora aumentamos a 25 y sacamos una línea de cuadernos propia, con personajes ligados a cada semilla. Por ejemplo, ‘Tomacho Limacho’ tiene del tomate de Limache”.

    De acuerdo con el emprendedor, los primeros tres meses comercializaron 10 mil unidades de dicho artículo. “De tal modo este año quedamos nuevamente finalistas y terminamos ganando, convirtiéndonos en los primeros en triunfar dos veces”.

    El premio ha recibido más de 8 mil casos, desde que nació en 2013. En la actualidad cuenta con 90 alianzas estratégicas, globales y locales. También posee el patrocinio y auspicio de WWF, Ministerios de Ambiente de la Región, Tecnológico de Monterrey, Asociación de Emprendedores de Chile, Serfor, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), PWC, entre otras.

    Sobre la importancia de obtener este galardón, Víctor Velastino recuerda que “9 de cada 10 emprendimientos fracasa al primer año. Y de quienes sobreviven, 9 de cada 10 lo hace el tercero. Nosotros llegamos a los tres años contra todos los números, por haber ganado estas estatuillas. En 2017 logramos la visibilidad y confianza. Después levantamos fondos de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), entre otros. Esto te da una vitrina”. Hoy Aymapu despacha a todo Chile y ya comenzó a vender en Guayaquil.

    Continuar Leyendo

    Síguenos en Facebook

    Lo más visto

    Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080