Home » Policial » Juego de niños terminó en incendio
- Dos menores de edad manipulaban un encendedor en la bodega de una casa. El fuego quemó hasta un refrigerador guardado en el lugar. El fuego quemó colchones y otros artículos.

Juego de niños terminó en incendio

El fuego quemó colchones y otros artículos.Por: Francisco Espinoza
Foto: Héctor Vargas

Pasado el mediodía de ayer, y mientras trabajaba cuidando a un menor de edad en un domicilio cercano al suyo, Ximena Padilla supo que había un incendio en su casa. Corrió hasta el inmueble ubicado en el pasaje Chepita Portales 1138, población Diego Portales, y encontró a su esposo, Pedro Paineo, en compañía de una sobrina y otras personas, sacando muebles a la calle por si las llamas que consumían una bodega de madera, construida en la parte posterior del inmueble, avanzaban hacia el resto del edificio.

El fuego se originó en medio de un juego de niños. Los hijos más pequeños del matrimonio (de 5 y 6 años) se divertían con un encendedor en la bodega donde la familia guardaba colchones, catres de camas, zapatos y hasta un refrigerador, “cosas que ya no cabían dentro de la casa”, aseguró Ximena Padilla.

Por accidente, los niños le prendieron fuego a estos artículos, desatando el pavor en el hogar. “Yo atiné a tirar agua con lo que fuera. Tenía un celular a mano y llamé altiro a los bomberos”, dijo Pedro Paineo.

Los dos menores de edad corrieron asustados al ver que su pequeño percance cobraba dimensiones peligrosas. “Los dos chicos estaban blancos”, declaró su madre, una vez que el incendio estaba controlado, pero los nervios aún estremecían el cuerpo y la voz de los dueños de casa.

Según el comandante del Cuerpo de Bomberos de Rancagua Carlos Droguett, asistieron a controlar el siniestro cuatro compañías (tres carros de agua más uno portaescalas). El mayor riesgo fue la posibilidad de que el fuego creciera hacia las casas vecinas. Sin embargo, la oportuna acción de los voluntarios impidió que esto ocurriera. “La gente estaba complicada con el incendio y es entendible. Para nosotros fue un incendio normal”, señaló Droguett.

Comentarios