Home » Sociedad » Ayer, en la Catedral de Rancagua se realizaron los funerales Multitudinaria despedida del joven Carlos Latife Carreño
- El adolescente fue acompañado por amigos, familiares, compañeros de colegio y profesores, los que dieron el último adiós al joven que falleció en un accidente automovilístico. Con  globos blancos, los amigos dieron el último adiós a Carlos Latife Carreño

Ayer, en la Catedral de Rancagua se realizaron los funerales Multitudinaria despedida del joven Carlos Latife Carreño

Con  globos blancos, los amigos dieron el último adiós a Carlos Latife CarreñoPor: Gisella Abarca
Foto: Héctor Vargas

En un multitudinario y emotivo funeral fueron despedidos los restos de Carlos Antonio Latife Carreño (Q.E.P.D) en la catedral de Rancagua, joven de 17 años que perdió la vida la madrugada del jueves luego que el automóvil en que viajaba se estrellara contra un árbol en el bandejón central de la Alameda de Rancagua, donde además resultó gravemente herido Jorge Zapata Navia (17) el que se encuentra internado en la UCI del Hospital Regional Rancagua.
De este modo, el estudiante de tercero medio del colegio Trinity College de Machalí repentinamente cerró sus ojos a la juvenil vida de estudiante que llevaba, por lo que la catedral rancagüina se repletó de jóvenes de entre 17 a 20 años, los que llegaron al lugar de recogimiento para despedir a su amigo, compañero y partner.

“El joven siempre quiere romper los límites y la vida es débil”
Fue en este ambiente, donde el Padre Hernán Gárate, sacerdote que presidió el oficio religioso, acompañado del diácono Lorenzo Romero, aconsejó a los adolescentes jóvenes a vivir una vida de prudencia “el joven siempre quiere romper los límites y la vida es débil. Uno tiene que dar cuenta de sus acciones y el primer momento de mi vida es darme cuenta de eso, escuchar a mis padres y a mis mayores. Hay que tener presente que nosotros no somos entes aislados; sino que vivimos en una comunidad, que cuando se rompe pensamos que la vida esa demasiado corta y sufrimos por la pérdida de nuestros seres queridos, por eso la tenemos que cuidar”, sostuvo el sacerdote.
En la cita el Padre Hernán llamó a los jóvenes presentes a respetar a sus padres y a cuidar su vida, palabras que fueron atentamente escuchada por el millar de jóvenes que asistió al funeral “A ustedes queridos jóvenes, cuiden su vida, escuchen a sus padres, a sus mayores, a aquellos que siempre se preocupan de ustedes. Es verdad que a veces uno quiere romper con los límites, todos fuimos jóvenes, pero tenemos que respetar la vida. Tenemos que aprender a vivir, aprender a respetar y a poner nuestra vida en las manos de Dios, porque Dios pasa por sus padres, que se empeñan en guiar sus vidas por los mejores caminos; sino finaliza en estas situaciones de dolor, porque el dolor más grande para un padre es sepultar a un hijo y sucede porque no escucharon, porque no aprendieron, porque pensaron que la vida era propia, y esta se termina en cualquier momento”, sentenció el sacerdote.

El abogado Carlos Latife recibiendo el saludo del sacerdote Hernán Gárate“Cuando se siembra, también se cosecha y Dios cosechó lo mejor”
En la ceremonia fúnebre, la madre de Carlos Antonio, Ester Carreño despidió a su hijo agradeciendo sus 17 años de alegría que le entregó a la familia y a sus amigos “no hay palabras para despedir a un hijo. Nos entregó los 17 años más lindos, sus triunfos fueron los más grandes y si alguna vez se cayó se supo parar, ahí yo le decía ¡Grande Latife, tú siempre puedes!”.
Entre lágrimas Ester agregó “Te agradezco hijo cada momento, cada sonrisa, todo lo que me regalaste, te agradezco Carlitos Antonio todos los amigos y sobrimos postizos que me dejas, les agradezco cada gesto, cada sonrisa. Les agradezco por haberlo dejado entrar en sus corazones, gracias por la amistad que le brindaron. Ahora vamos a entregar su cuerpo a la tierra, cuando se siembra, también se cosecha y Dios cosechó lo mejor. Él cumplió un rol, por eso Dios lo eligió preguntamos porque, sólo Dios sabe. Vuela alto hijo mío”, finalizó su madre.
No cabe duda que la partida del joven de 17 años, hijo del abogado Carlos Latife dejó un hondo pesar entre sus amigos, familiares y conocidos, es por eso que desde este medio regional les enviamos las más sentidas condolencias a la familia Latife Carreño, que ayer dio el último adiós a su hijo en el parque jardín Las Flores, donde ahora Carlos Latife Carreño descansa en paz.

Comentarios