Home » Actualidad » El clásico de los picaos’
La opinión de…JORGE ARETIO Ex técnico de O’Higgins (1973 y 1975)

El clásico de los picaos’

Cada vez que O’Higgins enfrente a un equipo dirigido por Ivo Basay para la fanaticada celeste tendrá un gusto muy especial. Puede ser el sabor dulce que acompaña al triunfo o el amargo si es derrotada. Matices que ya hacen pensar que el duelo entre albos y celestes será especial.
A horas del partido se me ocurre que el cuadro celeste no hará grandes innovaciones, apelando al viejo adagio que dice que equipo que gana no quiere cambios, dejando en la banca a varios de los recién contratados que por simple lógica no están del todo afiatados a las ideas del técnico.
Como siempre en estos casos, Colo Colo es doblemente peligroso porque quiere ganar en su casa, y así disipar todas las dudas que dejó como conjunto, como también las individualidades que no mostraron sin acreditar el porqué fueron contratadas. Basta ver la euforia del técnico albo -al que muchos ya ni queremos mencionar por estos lares- al ganar el amistoso con Universidad de Chile para darse cuenta que aún tiene una serie de dudas.
Ya se ha pregonado hasta la saciedad que el elenco albo saldrá a buscar el control del partido, aunque es un equipo en formación tal como O’Higgins, pero con mejores individualidades que los celestes, aquellas que te permiten desnivelar el partido en cualquier momento.
Desde la vereda local, el equipo ya mostró algunas luces durante la victoria ante Deportes Antofagasta, apostando por canteramos que dejaron afuera a hombres importantes durante la campaña anterior como Boris Sagredo o Fernando De La Fuente.
Un grupo de jugadores que están haciendo sus primeras armas en Primera A como Nicolás Vargas y César Fuentes. En la medida que estas decisiones vayan acompañadas de resultados, más interesante será la puja entre los jóvenes y las nuevas contrataciones.
En su llegada a Rancagua, Eduardo Berizzo dijo no ser ni el 1% de su maestro Marcelo Bielsa, así esperamos que tenga la suficiente experticia para enfrentar a un Cacique desesperado por ganar en su casa.
El cuadro celeste debe mejorar ostensiblemente lo mostrado en el debut, especialmente en la parte ofensiva. Trabajo muy difícil cuando los hombres en punta, como Samuel Teuber, andan con la pólvora mojada. Quizás eso explique el secretismo de los trabajos de ayer, y que las posibles modificaciones solo apunten al sector de tres cuartos de cancha hacia arriba.

Comentarios