Connect with us

Hi, what are you looking for?

El Rancagüino
Tu diario vivir

Reportajes

En la Región de O´HigginsLa compleja realidad en la investigación de Delitos Sexuales

Fotos: Marco Lara

En general, la mayoría de los casos y delitos que investiga el Ministerio Público revisten algún grado de complejidad. Pero de todos, hay uno que reviste características especiales en cuanto a la complejidad de las indagatorias; estos son los delitos sexuales, entre los cuales se encuentran los abusos sexuales, que cometidos contra menores de edad tienen una penalidad que parte en los 3 años y un día de privación de libertad; o las violaciones que tienen asociada una pena desde los 5 años y un día.
En la región hay 8 fiscales especializados en este tipo de delitos, quienes para investigarlos van superando y abordando cada una de sus aristas, apoyándose en ocasiones en la ciencia, y siempre contando con la valentía de las víctimas que perseveran en la denuncia pese al dolor y temor que genera la experiencia traumática sufrida con ocasión del delito.
La fiscal de Rancagua y una de las especialistas en la materia, Paula Rosel, indica que se cometen estos delitos sin importar la condición socio – económica de los implicados, víctimas o autores, y que en general, la indagación de estos delitos constituye un trabajo complejo y desgastante. “Nosotros trabajamos mucho apoyándonos en nuestra Unidad de Atención a Víctimas y Testigos (Uravit) en lo que respecta a la contención psicológica, apoyo, protección y orientación, sin embargo para llevar adelante un juicio se requiere mucho más que esto, necesitamos de la red pública”, explica.
Por su parte destaca que lo más importante es incentivar la denuncia, pues hay diversos factores que se conjugan en contra de ella, presionando al afectado por el delito y aumentando la cifra negra de casos no denunciados. Los factores señalados, son por lo general, la vergüenza, el temor, la inexistencia de testigos, la minoría de edad de las víctimas, las amenazas, la cercanía con el autor, el no reconocimiento de los hechos por parte del imputado, ciertas dinámicas familiares que favorecen el silencio o impunidad cuando el agresor es familiar, entre otras causas.
A lo anterior se suma, el prejuicio social que se traduce en restar veracidad a estos hechos de plano, livianamente y a veces sin indagación alguna, lo que deja a la víctima en la disyuntiva de “su palabra contra la del agresor”. Al respecto, la fiscal señala que “resulta increíble que muchas veces frente a un relato que da cuenta de un delito de robo en la vía pública, la palabra de la víctima resulte suficiente respecto del dinero que portaba, o las condiciones en que se produjo el atraco. Sin embargo, cuando tal relato se extiende a esferas más íntimas, como tocaciones, abusos o violaciones, tendemos a no creer, a y exigir más y más prueba”. “Es obvio que todo esto lo aprovechan los autores, pues, estos delitos no se cometen en espacios públicos a la vista y paciencia de espectadores o testigos. Los imputados aprovechan estar solos con la víctima, es ahí donde amenazan, es ahí donde agreden y provocan daño”.

ESCASA OFERTA DE LABORATORIOS
Con 8 años de experiencia en la investigación casi exclusiva de delitos sexuales, la fiscal adjunta de Rancagua Gabriela Carvajal, precisa que además de las características propias de estos delitos, la complejidad investigativa radica también en una falta de recursos y de profesionales especializados, carencias que atentan con los plazos de las pericias y en definitiva de la investigación.

“Nosotros despachamos constantemente órdenes de investigar, por ejemplo, a la Brigada de delitos Sexuales y Menores de la PDI (Brisexme), sin embargo tenemos que considerar que la dotación regional de esta brigada, además tiene que atender los cientos de requerimientos emanados del Tribunal de Familia, por lo que la carga de trabajo es significativa”

Otro de los puntos que la fiscal Carvajal indica como factores de complejidad para la investigación de estas causas, es la carencia de laboratorios bioquímicos en muchas regiones, por lo que necesariamente las pericias deben concluirse en Santiago u otras ciudades. “Pocas veces en la indagación de estos delitos existen muestras útiles para exámenes comparativos de ADN. Sin embargo, en aquellos casos en que existen tales muestras, sus resultados no llegan antes de los 6 meses, lo que es complicado considerando los plazos de investigación”, sostiene.
La falta de especialistas sexológicos y psicólogos en la red pública, expertos en delitos sexuales, es otro gran obstáculo para cumplir con los plazos de investigación, “ante esta situación se solicitan pericias de privados, pero se nos acaban los fondos. El Servicio Médico Legal de Rancagua durante el último mes no ha contado con peritos sexológicos”, puntualizó.
Con todos estos antecedentes se refleja una realidad que pese a ser poco auspiciosa, se logran obtener resultados positivos con la perseverancia de las víctimas y la gestión y el trabajo de los fiscales a cargo de la investigación, destacando durante los últimos 3 meses, sólo por mencionar algunos casos, una condena por 15 años en una causa dirigida por la fiscal Carvajal por el delito de abuso y violación de dos menores de edad; 20 años para un sujeto acusado de violar a dos mujeres mayores de edad en causa llevada por el fiscal adjunto de San Fernando Carlos López; 10 años de cárcel para un imputado acusado de violar y embarazar a su nieta de 13 años, y 6 años para sujeto acusado de violar a su esposa, estas dos últimas de la fiscal Paula Rosel.
A modo de referencia, actualmente las dos fiscales especialistas en delitos sexuales en Rancagua, tienen a cargo cada una aproximadamente 140 causas vigentes, cuyas carpetas dan cuenta testimonial del trabajo que demandan no sólo en lo jurídico, sino también en lo investigativo, y en su disposición y ánimo para acompañar a las víctimas, cuando los organismos de apoyo no están dotados suficientemente de los recursos humanos y logísticos necesarios, ante la demanda de los encargados de la persecución penal y de la ciudadanía en general.

Relacionadas

Policial

También detuvo a una mujer de 56 años que compró el desinfectante robado al imputado. Fernando Ávila F. Luego de recibir una denuncia interpuesta...

Actualidad

-Una importante reducción de frecuencias y salidas en el trasporte interurbano y rural han experimentado dos importantes terminales de buses, micros y colectivos en...

Actualidad

Bastián vive en Codegua junto a sus padres y este fin de semana espera que todos apoyemos esta cruzada solidaria. Sin duda alguna esta...

Actualidad

Ximena Mella Urra En periodo de crisis como la que estamos viviendo hoy, en medio de una emergencia sanitaria de este calibre, pocas veces...