Home » Crónica » Marcelo Muñoz, Superintendente de Bomberos: “Es un trabajo que nos distingue, pero también una tremenda responsabilidad”
- La autoridad bomberil habló sobre la importancia de ser un voluntario hoy en día, especialmente en esta fecha tan importante donde la Primera Compañía de Rancagua cumple 130 años. “No me cabe duda que se hará justicia en el más corto plazo para que tengan el equipamiento y los recursos que necesitan”, aseguró. “Hay que reconocer y agradecer a todos aquellos que mantienen viva la llama del trabajo y el esfuerzo”, afirmó el Superintendente de Bomberos, Marcelo Muñoz.

Marcelo Muñoz, Superintendente de Bomberos: “Es un trabajo que nos distingue, pero también una tremenda responsabilidad”

 “Hay que reconocer y agradecer a todos aquellos que mantienen viva la llama del trabajo y el esfuerzo”, afirmó el Superintendente de Bomberos, Marcelo Muñoz. Por: Daniella Girardi

Fotos: Marco Lara

 

Hoy, la Primera Compañía de Bomberos de Bomberos de Rancagua celebra su aniversario número 130, convirtiéndose así en una de las instituciones más antiguas de la ciudad histórica. Para celebrar estos años de vida, la Compañía realizará diversas actividades por estos días, tales como una sesión solemne, el tradicional bautizo y una romería en homenaje a los voluntarios fallecidos en el mausoleo del organismo.

Además, debido a este gran acontecimiento, El Rancagüino conversó con Marcelo Muñoz, Superintendente de Bomberos, quien habló sobre esta Compañía y su gran aporte a la ciudad, lo que significa para él ser voluntario en nuestros tiempos y demostró su total rechazo a que esta profesión sea alguna vez remunerada.

 

– ¿Qué piensa de que una institución como ésta cuente con una Compañía que cumpla 130 años de servicio?

Es todo un proceso, toda una vida, que ha marcado una etapa y espero que lo siga haciendo por siempre dentro de nuestra ciudad, ya que Bomberos cumple un rol importante dentro de lo que es la seguridad pública.

 

– ¿Cuáles son a su parecer las palabras que describen a los voluntarios de Bomberos hoy en día?

Hombres de buena voluntad que mantienen una tradición y que, a pesar de los tiempos en que vivimos, hemos sido capaces de mantenerla. A lo mejor somos los quijotes de antaño que nos mantenemos a través del tiempo, independiente de que nosotros cuando ya terminemos hayan corazones generosos tanto de hombres como mujeres capaces de continuar con esta obra que nos distingue de los demás. Hoy hemos recibido el reconocimiento del Gobierno, de las autoridades, más allá de lo que normalmente se nos había distinguido, por lo tanto, eso, además de ser un tremendo apoyo y una alegría, es una inmensa responsabilidad de responder a un tema de seguridad y de atender al afligido.

 

– Eso pasa también porque hoy los Bomberos hacen mucho más que apagar incendios

Nosotros atendemos 1.200 servicios al año y no sólo se nos identifica por apagar incendios, hoy hay una necesidad de servicio como por ejemplo de rescate, emergencias químicas, salvamento, entre otras.

 

– ¿Estaría de acuerdo si alguna vez se decreta que el trabajo de Bomberos sea remunerado?

Jamás porque sería matar una maravillosa tradición de servicio voluntario, creo que sería un error. A lo mejor algún día podría llegar esa situación, pero que lo haga por una condición natural y no porque lo imponga la autoridad, yo creo que cualquier autoridad que tome la decisión de contratar bomberos remunerados va a quedar marcada en la lista negra de la historia porque evidentemente es una decisión impopular y espero que nosotros como Bomberos jamás demos motivo para ello. Y si se impone, a la mayoría que estamos al interior de la institución y hemos entregado parte de nuestra vida, no nos quedaría más que retirarnos, ya que para nosotros no ha habido nunca una recompensa económica.

 

– ¿Qué piensa del trabajo que ha realizado a través de los años la Primera Compañía de Rancagua?

No sólo el de la Compañía si no también del Cuerpo, mantener la vocación de servicio bomberil es cada día más difícil, por lo que primero hay que reconocer a los 360 hombres que forman parte de nuestra institución. Además, demostrar el respeto más profundo del Cuerpo por continuar siendo compañeros de un trabajo que nos distingue, pero que también es una tremenda responsabilidad por todo lo que se deja de lado y a veces también tenemos conflictos interiores, por lo tanto hay que reconocer y agradecer a todos aquellos que mantienen viva la llama del trabajo y el esfuerzo con una sinceridad y nobleza. Por eso no me cabe duda que se hará justicia en el más corto plazo para que la Primera Compañía tenga el equipamiento y los recursos para cumplir el trabajo de las emergencias químicas en el que se han especializado.           

Comentarios