Síguenos

Columnas

Prohibido galopar a caballo en las calles de Rancagua

Publicado

el

Cincuenta centavos de multa tenía que pagar la persona que fuera sorprendida por la policía, galopando a caballo por las calles de Rancagua.
Eso ocurría a fines del siglo XIX, en cumplimiento de la Ordenanza de Policía de Rancagua, que fue dictada hace 130 años, en 1881, y que estuvo en vigor por largos años. (la realidad es que no sé si alguna vez fue derogada).
Pero había algunas excepciones. Ciertas personas, por el carácter que investían, estaban autorizadas para galopar cuando era necesario. Ellas eran: los médicos, los agentes de policía, los sacerdotes confesores, los ministros de fe pública (notarios), los correos y los militares en servicio. Nada se dijo sobre periodistas que tienen que acudir raudos a cubrir alguna noticia. Tampoco se citó a los bomberos.
Existía, además, una multa de 20 centavos, para aquellos que fueran sorprendidos transitando de a caballo por las aceras que, como es lógico, estaban reservadas para los peatones.
En cuanto a los animales, “vacunos, caballares y demás”, que eran encontrados sueltos por las calles, se disponía que serían recogidos por la policía. El dueño podía recobrarlos al día siguiente, pagando una multa de 25 centavos.
Si los dueños no se presentaban, o no pagaban la multa, los animales eran enviados a un potrero municipal, desde donde todavía podían ser rescatados, pagando, además de la multa, los gastos de alimentación.
Si no eran rescatados al cabo de un mes, se remataban en pública subasta, a beneficio de la Municipalidad.

Columnas

Tiempo perdido en las salas

Publicado

el

El reciente informe Talis de la OCDE muestra que los profesores chilenos destinan un 18% del tiempo en temas de disciplina en la sala de clases, lo que, sumado a las tareas administrativas, lo ubica como el país de la organización que menos tiempo destina a la enseñanza efectiva.

Los niños y jóvenes chilenos están perdiendo aproximadamente 6,5 semanas de clases al año –casi un mes y medio–, que podrían estar aprovechando para aprender. A su vez, la dificultad de los profesores para gestionar de mejor forma la disciplina y cultura de aula implica un enorme desgaste y es una de las principales causas de stress y agotamiento docente.

Éste es un tema del que hablamos poco, pero de enormes consecuencias: un elemento central para el aprendizaje de los estudiantes es el tiempo efectivamente dedicado a la enseñanza y una precondición clave es una cultura de aula efectiva que la posibilite. Las competencias para lograr esto no son algo innato o que solo dé la experiencia de años de un profesor; esto se puede enseñar y aprender a través de estrategias muy concretas. Sin embargo, es algo a lo que no se le está dando atención ni se está enseñando de forma efectiva en la gran mayoría de los programas de formación docente.

Es fundamental repensar la forma en que estamos preparando a nuestros docentes. Debemos entregarles estrategias concretas: menos teoría y más práctica. Así podremos asegurarnos de que nuestros estudiantes no pierdan casi un mes y medio de clases y nuestros profesores tengan las herramientas suficientes para ser exitosos en su gran desafío: entregar educación de calidad a todos nuestros niños.

Rodrigo López
Gerente General de Aptus

Continuar Leyendo

Columnas

Modernización de la COMPIN

Publicado

el


Es sabido que los problemas en la Compin no son de este año, son de muchos años, por lo mismo el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera está tomando cartas en el asunto y a través de la modernización y mejoras en el trato al usuario se espera fortalecer la Compin en todas las regiones del país.


Quiero hacer un llamado a las personas y médicos que vean el tema de la Licencias Médicas como un derecho que tienen los trabajadores, y sí, ocupando un chilenismo: “El derecho a enfermarse”, pero que no abusen del sistema. Debemos sacar de una vez por todas de nuestra cultura el “tirar” una licencia médica, que muchas veces es aceptable por la sociedad esta mala práctica.

Como Compin tenemos una alta demanda de trabajo, el año pasado se tramitaron en nuestra COMPIN 201.284 licencias médicas Fonasa, donde solamente el 14% de éstas eran electrónicas. Sumado a que muchas veces los usuarios no entregan la documentación requerida y muchas veces incompleta, haciendo que los trámites sufran atrasos.

Hago un llamado para que los empleadores y prestadores se sumen a las licencias médicas electrónicas, las cuales hoy en la región representan un 60% y se tiene proyectado que a fin de año superarán el 80%.

Hace tres semanas que tenemos disponible el sitio Web www.milicenciamedica.cl en el cual los usuarios de Fonasa podrán consultar el estado de la Licencia Médica del año 2018 en adelante, además se está potenciando el Fono COMPIN 600 460 4600, donde podrá resolver dudas en el caso que la licencia haya sido rechazada.

La nueva plataforma Web ayudará considerablemente a descongestionar el sistema, ya que se estima que el 40% de las visitas a la COMPIN son para consulta de estado de licencias. Es un sitio muy amigable, con el RUT y número de Folio de la Licencia Médica se puede acceder.

Con estas medidas esperamos reducir los tiempos de espera de tramitación de las licencias y seguiremos velando por el buen uso de las licencias médicas y aumentaremos la fiscalización a los médicos para detectar a quienes entregan licencias médicas fraudulentas.

Dr. Rafael Borgoño Valenzuela
Seremi Salud Región de O´Higgins

Continuar Leyendo

Columnas

Persistencia, una clave para emprender exitosamente

Publicado

el


Emprender en Chile no es fácil. A pesar de los múltiples esfuerzos que se han realizado para crear empresas en un día o acceder a capacitaciones o capital en distintos niveles, sigue siendo un camino altamente desgastante y poco alentador en términos generales. En especial cuando a las múltiples trabas burocráticas que debemos enfrentar diariamente se le suma la innumerable cantidad de gente que está dispuesta y preparada para hacerte desistir a como dé lugar, en cualquier punto del camino.

A inicios de 2018, con algo de experiencia en el cuerpo, realizamos una ronda con inversionistas locales buscando levantar dinero en Chile para un agresivo plan de expansión que habíamos diseñado. Nuestro objetivo era altamente ambicioso para el común de los emprendimientos en Chile: con menos de un año de vida, queríamos ampliar nuestras operaciones hacia Argentina, Colombia, además de comprar una empresa en Estados Unidos.

Las opiniones más suaves que recibimos en ese proceso, apuntaban a que estábamos locos, que no había manera alguna en que una empresa chilena lograra implementar ese plan de forma exitosa y que entrar en el mercado norteamericano, mediante la compra de una compañía muy apetecida en la industria, era un desvarío. Nos veían como unos verdaderos incapaces y muchas veces nos quisieron hacer desistir. Suena conocido, ¿no?

Hoy, a la luz de los resultados, materializados en la apertura de operaciones en cinco países y un plan de crecimiento aún más agresivo, que apunta a triplicar las transacciones del año anterior y alcanzar ventas por sobre los mil millones de dólares en los próximos 24 meses, es imposible no detenerse unos minutos y pensar en lo acertado de pasar por alto cada una de esas opiniones. Comprendimos que nuestro proyecto era ambicioso, claro, mas eso no fue un impedimento para poner todos nuestros esfuerzos humanos y técnicos en ejecutarlo exitosamente y alcanzar esos objetivos. La persistencia se transformó en un verdadero mantra para nosotros.

En muchos casos, la autorreferencia incomoda la lectura. Sin embargo, se vuelve necesaria cuando vemos que en Chile existe un potencial enorme de aumento del ecosistema del emprendimiento. Así lo dice la edición del Reporte Mundial de Emprendimiento (GEM), dada a conocer a inicios 2019, en donde nuestro país es catalogado como una de las economías a nivel mundial que más muestra dinamismo en una década, pasando de 13% en 2008 a 25,1% 2018. Y en esta línea, es importante que los casos que rompen los esquemas tradicionales, sean compartidos.

Debemos impulsar el emprendimiento más allá de lo estructural o de los avances en tecnología, que son tremendamente necesarios. Tenemos que ser capaces de crear una narrativa que fomente la persistencia, la confianza y las ganas en quienes crean un negocio y no la desidia o el temor. Sólo así podremos crear un ecosistema realmente robusto en nuestro país. Es importante no tener miedo de salir a competir en cualquier cancha y ante cualquier rival. Ése es el cambio de paradigma que Chile y sus emprendedores se merece.

Por Ignacio Detmer, CEO de Vendenostuauto.com

Continuar Leyendo
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario
Anuncio Publicitario

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 232 7400