Síguenos

Destacada

Buscan rescatar el ancestral tomate rosado de Peumo

Publicado

el

Este fruto de aspecto más rosado que el normal, con mucha jugosidad, aroma y sabor, era el que las familias de campo consumían antiguamente y que, con el tiempo, se fue perdiendo debido a la irrupción del tomate industrial.
 
Gracias a un proyecto de la cooperativa agrícola Coopeumo, se está rescatando y poniendo en valor el cultivo de un antiguo tomate de la Región de O’Higgins, tomate con características organolépticas únicas, de aspecto visual y colores diferenciadores a la oferta convencional, que rescata y destaca en el producto aspectos tradicionales, territoriales y familiares de la historia de Peumo y comunas vecinas.
“Yo llevo tres años cultivándolo y me costó rescatar esta semilla. Es una variedad muy antigua que conserva sus características naturales, no es transgénico como lo son casi todas las plantas de hoy, tiene un olor exquisito, con mucho jugo y un verdadero sabor a tomate. Con este proyecto podré dar a conocer la calidad que tiene y venderlo a un muy buen precio”, cuenta José Flores, agricultor de la zona, uno de los pocos que hoy produce este fruto.
La iniciativa que fue financiada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), apunta a que los pequeños agricultores que aún cultivan esta variedad puedan ofrecer sus tomates rosados a un mercado gourmet, con un público que hoy demanda alimentos exclusivos y novedosos, con garantías de inocuidad, que asimilen el consumo de un producto no sólo a su apariencia y sabor, sino también por un relato y una historia detrás de él.
“Es sabido que el tomate rosado de Peumo es muy apetecido por la gente mayor y algunos conocedores de sus atributos, puesto que era un tomate que se consumía habitualmente hace algunas décadas. Es un tomate que con el tiempo dejó de cultivarse, ya que la tendencia ha sido que las compras se inclinen hacia un tomate que presente una adecuada presentación (calidad y color), aunque el consumidor deja de manifiesto el deseo de contar con un producto que se asemeje al sabor que tenían los tomates que se cultivaban antes de la revolución de las variedades larga vida, que permiten frenar la maduración rápida de la hortaliza”, señala Rodolfo Cortés, Director de Nuevos Proyectos de ChileSustenta, agencia de innovación que está apoyando el desarrollo del proyecto.
Este tomate que hoy se está rescatando (algo similar a lo ocurrido con la variedad de vinos Carmenere), y que cuenta con estos importantes atributos de sabor, jugosidad y aroma, será vendido a distintos servicios turísticos cercanos a esta zona, como hoteles, viñas y restaurantes que componen la ruta del vino. Este es un exclusivo mercado gourmet en donde la mayoría de los restaurantes crea su carta de platos con productos locales y orgánicos y lo que es más importante aún, podrán comprarle directamente al productor, sin intermediarios.
 
“Tomate con sabor a infancia”
Don José Flores también vende sus tomates en la feria y cuenta que es muy apetecido. “Apenas me instalo en la feria con mis tomates rosados llega mucha gente a comprarlos, sobre todo los más mayorcitos que aún recuerdan el sabor que tenían en ese entonces. Los vendo a doscientos pesos más caros que los otros tomates, pero ahora tendré la posibilidad de venderlos a hoteles a un precio mayor”, indica.
Uno de los restaurantes que ya ha utilizado este codiciado tomate rosado en sus preparaciones, es el de la Viña Vik, uno de los proyectos más lujosos del país en hotelería premium, que contempla un hotel de siete estrellas y una viña enclavada hace un año y medio en el Valle de Millahue, cercano a la comuna de San Vicente. Su gastronomía cuenta con una cocina enfocada a ofrecer platos típicos chilenos con los productos frescos de la zona y elaborados especialmente para degustar con sus vinos.
“Según lo que encontremos más fresco en el campo es lo que nosotros vamos a cocinar ese día, nuestra consigna es sacar de la tierra y que en poco tiempo esté en el plato. El tomate rosado cuenta con las características que buscamos, es un producto local, estacional, limpio, libre de agroquímicos y principalmente por su sabor y aroma intenso es que nos gusta tanto. Se nota demasiado la diferencia con el tomate de supermercado y eso les gusta mucho a nuestros huéspedes”, señala el Chef del hotel Vik, Rodrigo Acuña.
Se espera que este innovador proyecto desarrollado por Coopeumo, reconocida cooperativa agrícola y con más de 350 socios, motive al resto de los agricultores a cultivar esta variedad. “Nosotros como cooperativa contamos con la organización y logística necesaria para la comercialización futura del tomate rosado, de hecho, estamos reorientando la cooperativa a entregar servicios con valor agregado y que nuestros agricultores ofrezcan productos que se diferencien del resto”, indicó Rolando Escobar, Presidente Coopeumo.
Así, con el conocimiento agronómico local que aún existe entre los agricultores de mayor edad para producir el tomate rosado, Coopeumo buscará traspasar ese conocimiento a otras generaciones y poder mantener viva la tradición gastronómica otorgándole identidad a los productos del territorio.
 

Anuncio Publicitario

Cultura

‘Zurita verás no ver’ muestra cómo el escritor se aferró al arte para sanar las heridas infringidas por la dictadura

Publicado

el

El documental es exhibido en Rancagua gracias a MiraDoc, el viernes 11 y los sábados 19 y 26 de octubre, en Avenida Cachapoal N°90.

Raúl Zurita no es sólo un gran poeta chileno. Rockero (ha tocado junto a Electrodomésticos, como también con González y Los Asistentes), activista por los derechos de la ciudadanía, se ha transformado en una gran figura pública. Un creador sensible que además lleva 17 años luchando contra el parkinson. La cineasta Alejandra Carmona Cannobbio lo retrata y homenajea en ‘Zurita verás no ver’, cinta que pasó por festivales como Visions Du Reel, Valdivia, Fidocs, Antofagasta, Femcine, Cinèlatino y Bafici.

Gracias a MiraDoc el filme fue estrenado en Rancagua el 5 de octubre, en la Biblioteca Eduardo de Geyter (Avenida Cachapoal N°90). La cinta volverá a ser mostrada el viernes 11, a las 18:30 horas, aparte de los sábados 19 y 26 de octubre, a las 16 horas. La entrada general cuesta $1500, mientras que estudiantes y tercera edad cancelan $1000.

El documental muestra cómo el escritor se aferró al arte para sanar las heridas que sufrió durante el golpe de Estado en Chile. El Premio Nacional (2000) efectuó acciones poéticas desesperadas que impregnó en su propio cuerpo, en el de la tierra y del cielo. Hoy, en el norte del país, imagina la obra de su crepúsculo, una propuesta monumental para la que aún busca financiamiento: ‘Verás un mar de piedras’ son 22 frases proyectadas con luz sobre los acantilados de Pisagua, lugar donde se encontró la mayor fosa común de detenidos desaparecidos de la dictadura. Los enunciados sólo pueden ser observados desde el mar y a medida que anochece, hasta desvanecerse con el amanecer. “Y llorarás” es el último.

De acuerdo con Alejandra Carmona, el filme visita algunos capítulos de la vida del vate, ayudando a entender “cómo la poesía y el arte pueden ser una tabla de salvación ante las injusticias del mundo”. A su juicio, él dio “voz al dolor del pueblo chileno, a las miles de víctimas de la dictadura que ya no pueden hablar”.

La realizadora agrega que la propuesta también atiende el parkinson del autor y cómo logra superar las dificultades. “A pesar de todo, la película al final es un canto a la vida y a la esperanza”.

La directora se sintió atraída por la figura del escritor cuando, a los 17 años de edad, lo vio recitando en la Universidad Católica. “Sentí que era un personaje poseído por la poesía, que la encarnaba con todo su ser, con todo su cuerpo. Eso me llevó a buscarlo casi más de 30 años después, para conocerlo en profundidad. Lo que descubrí fue no sólo un gran artista y poeta, sino que ante todo un ser humano íntegro, generoso, de una gran humildad”.

Continuar Leyendo

Cultura

Artista Felipe Letelier expuso pinturas en Colegio Patricio Mekis

Publicado

el

El Colegio Patricio Mekis de Rancagua abrió sus puertas para acoger una exposición pictórica. Sí, ya que hasta sus dependencias llegó el artista regional Felipe Letelier, quien presentó una serie de obras. Éstas pudieron ser apreciadas por toda la comunidad educativa y vecinos del sector. El autor fue recibido por el director del establecimiento y la encargada de la actividad, Julio Lagos y Pamela Henríquez, respectivamente. Esta última funcionaria también es bibliotecaria del recinto.

«Hay una necesidad imperiosa de volver a mirar el arte en la enseñanza, vincularnos con las emociones y la creación. Por eso voy a las escuelas, para interactuar con los niños y niñas de mi región», manifestó Letelier.

Continuar Leyendo

Cultura

Exposición de Leonardo Soto Calquín resalta la inmigración

Publicado

el

La muestra comenzó en agosto a itinerar por distintas comunas de la región y hoy se encuentra en el Museo Histórico de Graneros.

Una serie de veinte pinturas de gran formato, de 130 por 87 centímetros cada una, realizadas en óleo sobre tela para retratar a inmigrantes que llegaron a Chile durante los últimos años. De ello trata la más reciente exposición inaugurada por el artista local Leonardo Soto Calquín, quien destaca por su gran capacidad para plasmar el rostro y cuerpo humano en sus lienzos.

La iniciativa fue financiada por un Fondart Regional y comenzó a itinerar en agosto por comunas de O’Higgins, realizándose su inauguración en agosto en la Casa del Pilar del Museo Regional de Rancagua. Hoy se encuentra en el Museo Histórico de Graneros, donde podrá ser apreciada hasta el 23 de octubre.

La propuesta ya estuvo en Machalí, San Fernando y Pichilemu, pero todavía falta que visite Lolol, Requínoa, Nancagua y Pichidegua. Los cuadros fueron elaborados entre 2018 y 2019.


De acuerdo con el artista, el proyecto nace a partir de su propia historia. Y es que vivió como inmigrante durante su estadía de casi diez años en España. De dicha experiencia destaca la “buena acogida que siempre tuvo y el trato cordial de su gente”.

“Es por eso que frente a las interrogantes que genera el fenómeno de la inmigración en Chile”, la exposición propone aproximarse a la realidad multicultural mediante la creación. Aquello, “siempre desde la igualdad y el respeto, para visibilizar a quienes vemos a veces con desconfianza o distancia”.

Además, Soto Calquín recuerda que si bien siempre se ha considerado el territorio nacional como una isla, debido a sus particularidades geográficas, “hoy nuevamente es visto como un lugar de encuentro. Ya lo fue en el pasado, con la convergencia entre incas, diaguitas, picunches, mapuches y todos nuestros antepasados originarios; o como lo fue después, a partir del asalto europeo y el posterior colonianismo”.

El pintor agrega que “desde entonces” Chile ha sido conformado “por la gente y su descendencia, a través de nosotros con esfuerzo y trabajo (…) Todos aquí somos mezcla (…) Pero no tendemos a ver a los otros como nuestros semejantes y prevalece la visión europizante de la nostalgia de un país, como una extensión del sueño civilizatorio cristiano-occidental”.

El artista visual Leonardo Soto Calquín es originario de Rancagua. Estudió en el Liceo Óscar Castro, luego ingresó a Diseño en la UTEM y más adelante se especializó como Máster en Dibujo de la Universidad de Granada (España). Es académico de la carrera de Diseño de la Universidad de Chile, y ha expuesto en numerosas ocasiones, tanto de forma individual en la región, en diversas ciudades del país y en el extranjero. También forma parte de la Agrupación de Artistas Visuales de O’Higgins, filial APECH.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080