Síguenos

Actualidad

Obispo Goic destacó mensaje del Papa en Jornada Mundial de las Comunicaciones

Publicado

el

  • Subrayó que la comunicación es para crear puentes y buscar caminos para construir una sociedad más justa.

 

Flor Vásquez

 

Periodistas y comunicadores de Rancagua se reunieron ayer con el Obispo Alejandro Goic para celebrar la 50º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, ocasión en que compartieron y analizaron algunos aspectos del mensaje del Papa Francisco: “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”.

Monseñor Goic agradeció a los comunicadores “la posibilidad de permitirnos este encuentro que hacemos cada año, agradecerles el servicio que prestan  a toda la región y a nosotros la Iglesia”.

Agregó: “El Papa nos ha enviado como cada año un mensaje e insiste que la comunicación es para crear puentes, es decir que las personas puedan unirse a través de las diferentes expresiones de la comunicación, buscar juntos caminos para construir una sociedad más justa, respetarse mutuamente  diciendo por supuesto siempre la verdad, pero con respeto a las personas”

Enfatizó que “confiamos que ustedes como comunicadores puedan seguir siendo puentes con la ciudadanía para unir a toda la comunidad”.

EL MENSAJE PONTIFICIO

En el encuentro, la directora de Comunicaciones del Obispado, Carola Quesney, indicó que el Papa Francisco nos dice, en este Año de la Misericordia que “como hijos de Dios estamos llamados a comunicar a todos, sin exclusión”.

Agregó que el Papa destaca que la comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad. “Es hermoso ver  personas que se afanan en elegir con cuidado las palabras y los gestos para superar las incomprensiones, curar la memoria herida y construir paz y armonía. Las palabras pueden construir puentes entre las personas, las familias, los grupos sociales y los pueblos. Y esto es posible tanto en el mundo físico como en el digital. Por tanto, que las palabras y las acciones sean apropiadas para ayudarnos a salir de los círculos viciosos de las condenas y las venganzas, que siguen enmarañando a individuos y naciones, y que llevan a expresarse con mensajes de odio. La palabra del cristiano, sin embargo, se propone hacer crecer la comunión e, incluso cuando debe condenar con firmeza el mal, trata de no romper nunca la relación y la comunicación”.

En otra parte de su mensaje señala: “Cómo desearía que nuestro modo de comunicar, y también nuestro servicio de pastores de la Iglesia, nunca expresara el orgullo soberbio del triunfo sobre el enemigo, ni humillara a quienes la mentalidad del mundo considera perdedores y material de desecho. La misericordia puede ayudar a mitigar las adversidades de la vida y a ofrecer calor a quienes han conocido sólo la frialdad del juicio. Que el estilo de nuestra comunicación sea tal, que supere la lógica que separa netamente los pecadores de los justos. Nosotros podemos y debemos juzgar situaciones de pecado –violencia, corrupción, explotación, etc.–, pero no podemos juzgar a las personas, porque sólo Dios puede leer en profundidad sus corazones. Nuestra tarea es amonestar a quien se equivoca, denunciando la maldad y la injusticia de ciertos comportamientos, con el fin de liberar a las víctimas y de levantar al caído. El evangelio de Juan nos recuerda que «la verdad os hará libres» (Jn 8,32). Esta verdad es, en definitiva, Cristo mismo, cuya dulce misericordia es el modelo para nuestro modo de anunciar la verdad y condenar la injusticia. Nuestra primordial tarea es afirmar la verdad con amor”.

También, el Papa expresa su deseo de “alentar a todos a pensar en la sociedad humana, no como un espacio en el que los extraños compiten y buscan prevalecer, sino más bien como una casa o una familia, donde la puerta está siempre abierta y en la que sus miembros se acogen mutuamente.

Para esto es fundamental escuchar. Comunicar significa compartir, y para compartir se necesita escuchar, acoger. Escuchar es mucho más que oír. Oír hace referencia al ámbito de la información; escuchar, sin embargo, evoca la comunicación, y necesita cercanía”.

Asimismo, señala que también los correos electrónicos, los mensajes de texto, las redes sociales, los foros pueden ser formas de comunicación plenamente humanas. “No es la tecnología la que determina si la comunicación es auténtica o no, sino el corazón del hombre y su capacidad para usar bien los medios a su disposición. Las redes sociales son capaces de favorecer las relaciones y de promover el bien de la sociedad, pero también pueden conducir a una ulterior polarización y división entre las personas y los grupos”, enfatiza.

Añade que el acceso a las redes digitales lleva consigo una responsabilidad por el otro, que no vemos pero que es real, tiene una dignidad que debe ser respetada. La red puede ser bien utilizada para hacer crecer una sociedad sana y abierta a la puesta en común.

Finalmente, expresa que “el encuentro entre la comunicación y la misericordia es fecundo en la medida en que genera una proximidad que se hace cargo, consuela, cura, acompaña y celebra. En un mundo dividido, fragmentado, polarizado, comunicar con misericordia significa contribuir a la buena, libre y solidaria cercanía entre los hijos de Dios y los hermanos en humanidad”.

 

Actualidad

Corte de Rancagua acogió recurso de protección presentado por ex párroco de Santa Cruz

Publicado

el

  • La solicitud la realizó el sacerdote Juan Carlos Urrea con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.

Gisella Abarca

Este lunes 10 de febrero, el abogado del ex párroco de Santa Cruz, Juan Carlos Urrea, Abelardo Meza, recibió la copia de la Investigación Previa, un texto de 80 páginas, de parte del Obispado de Rancagua, esto luego que la Corte de Apelaciones de Rancagua -el 3 de febrero- acogiera parcialmente el Recurso de Protección, presentado en contra del Obispo Fernando Ramos, Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua, esto con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.


“Este documento nos permitirá conocer todo lo obrado en esta Investigación Previa (denuncia, declaraciones de testigos, testimonios, etc.), que permitirá tener todos los elementos necesarios para estructurar una defensa civil y canónica de acuerdo a las normas del debido proceso. Lo mismo en cuanto a preparar, como lo exigen las leyes de mi país, una adecuada defensa letrada en todos los foros e instancias que sean necesarios”, expuso en una carta el presbítero Juan Carlos Urrea.


En el escrito, la Corte de Apelaciones de Rancagua señala que “al no entregarse la información de la Investigación Previa al recurrente, se establece una discriminación arbitraria, garantía comprendida en el numeral dos del artículo 19 de la Constitución Política de la República, protegida por el presente recurso, en el entendido de que tal afectación se encontraría vulnerado el derecho a defensa que posee toda persona que es una manifestación mínima y básica del debido proceso”, considerando que el proceso canónico y penal se encuentra vigente.


Respecto al proceso que le ha tocad vivir, el ex párroco de Santa Cruz expuso en un comunicado “Quiero señalar que en este difícil momento que me ha tocado vivir, he ido consolidando en mi ser y actuar que la búsqueda de la verdad y la justicia serán un camino que habrá que recorrer de manera incansable”, argumentó el presbítero.


Cabe destacar que el 8 de enero, el sacerdote Juan Carlos Urrea presentó ante la Corte de Apelaciones de Rancagua un Recurso de Protección en contra del Obispo Luis Fernando Ramos, con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa y así poder estructurar una adecuada defensa legal y canónica.


En el papel, el presbítero denunciaba que el acceso al documento había sido denegado a su abogado por parte del Obispado de Rancagua, señalándose que ‘la copia de las actas de una investigación no pueden ser proporcionadas, excepto por un mandato expreso del Juez’.


Y es que a juicio del sacerdote Urrea, el Proceso Canónico realizado desde la toma de la denuncia y la realización de la Investigación Previa, “se han incurrido en graves faltas que han afectado los principios del debido proceso”, copia que fue enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el pasado 3 de octubre del 2019, expresaba.


En ese entonces el sacerdote dio a conocer que el 10 de enero, por medio de terceros, se enteró del inicio del Proceso Penal Administrativo en su contra, mientras que días antes -26 de diciembre de 2019- le solicitó al Vicario Judicial de la Diócesis de Rancagua tener conocimiento previo de la totalidad del documento, antes de firmar la notificación del Proceso Penal Administrativo.

LA DENUNCIA
En mayo de 2019, el Obispado de Rancagua recibió una denuncia de un hombre que en la década del ‘90, siendo menor de edad, acusaba haber sufrido de abuso sexual por parte del presbítero Juan Carlos Urrea.


A raíz de esta acusación, el Obispado de Rancagua decretó el inicio de una Investigación Previa conforme lo establece el Código del Derecho Canónico y el Protocolo de la Conferencia Episcopal de Chile. Además, como medida cautelar, al sacerdote se le restringió del ejercicio público del ministerio sacerdotal. Mientras que los antecedentes entregados por el denunciante fueron derivados al Ministerio Público.


A fines de agosto de 2019, el Obispado de Rancagua informaba a la comunidad de la finalización de la Investigación Previa, la que determinó que la denuncia era verosímil; es decir, se trata de una acusación que tiene antecedentes suficientes para hacer un juicio canónico al cura, por lo que los antecedentes fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma, entidad competente en la materia. Mientras que el sacerdote continuaba con las medidas cautelares dispuestas.


El proceso continuó su curso, y los primeros días de enero, el Obispado de Rancagua informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó iniciar un Proceso Administrativo Penal contra el presbítero Juan Carlos Urrea después de haber recibido las actas de Investigación Previa enviadas precedentemente del obispado, proceso que fue instruido por el Arzobispo de Santiago. Mientras que el presbítero continúa con el ministerio sacerdotal restringido.

Continuar Leyendo

Actualidad

Juzgados civiles de Rancagua comenzarán a funcionar en nuevo Centro de Justicia

Publicado

el

El edificio tiene 19 salas de audiencia y trabajarán en el lugar más de 150 funcionarios judiciales.

Fernando Ávila F.

El Primer y Segundo Juzgado Civil de Rancagua comenzarán a funcionar en dependencias del nuevo Centro de Justicia de la capital regional – ubicado en la calle José Victorino Lastarria 410- a partir del viernes 21 de febrero.

En las próximas semanas será el turno del Juzgado de Familia y del Juzgado de Letras del Trabajo de Rancagua, los cuales también se instalarán en el nuevo edificio del Poder Judicial ubicado en la ex cárcel de la ciudad.

El nuevo Centro de Justicia cuenta con más de 15 mil metros cuadrados, está compuesto por 7 pisos en altura, un zócalo y tres subterráneos, tiene 19 salas de audiencia y trabajarán en el lugar más de 150 funcionarios judiciales.

El edificio tendrá además tecnología de primer nivel en su funcionamiento, con un sistema automático de climatización integral -que regulará la temperatura al interior del inmueble-, un moderno sistema de emergencias y un circuito cerrado de televisión, entre otros adelantos tecnológicos.

Continuar Leyendo

Cachapoal

Farmacia Popular de Rengo cumple cuatro años funcionando en la comuna

Publicado

el


Un 15 de febrero, hace 4 años, fue inaugurada la farmacia popular de Rengo con la presencia del alcalde, Daniel Jadue y autoridades locales y regionales, quienes acompañaron al alcalde, Carlos Soto y al Concejo Municipal a levantar las cortinas de este importante establecimiento para la comunidad.


Fernando Ávila F.


A la fecha se encuentran 3 mil 30 inscritos activos, y se han intermediado más de 30 mil medicamentos, se han despachado más de 14.254 medicamentos, con ventas anuales que superaron los 292 millones pesos.


“Teníamos claro que nuestros adultos mayores eran víctimas de verdaderos robos por las farmacias, colusiones grandísimas y quisimos ayudar en el bolsillo de quienes más lo necesitan. Hicimos mucha investigación, luego inauguramos y partimos un 15 de febrero del 2016. Esta pelea no fue fácil, nosotros no nos inscribimos en esta asociación de farmacias populares que hay a nivel nacional. Tuvimos que soportar la prepotencia de los empresarios de distintos laboratorios en Chile pero ganamos la pelea”, señaló el alcalde y representante del municipio, Carlos Soto.


El Director de Salud Municipal, Pablo Villanueva, expresó que “ha significado siempre un orgullo tener este desafío de seguir liderando la Farmacia Popular o Comunitaria, donde tenemos más de tres mil usuarios, con un ahorro del 63%. A la fecha llevamos un ahorro de 450 millones que hubiese sido un costo total para las personas que hubiesen comprado en el retail. Es mucho trabajo, bien complejo, el mercado de los laboratorios está cada vez más exigente, cada vez quieren trabajar menos con las farmacias populares, así que hemos hecho distintas estrategias como contrato de suministros, contrato con Cenabast, mejorar la negociación con Cenabast y estamos en toda la evaluación final para ver si hacemos la apertura universal en un par de meses”.


Es importante destacar ciertos medicamentos con mayor diferencia de precios entre la Farmacia Popular de Rengo y una cadena de farmacia. Por ejemplo, Cilosvitae de 100 mg en el comercio cuesta $18.775 y en la farmacia popular $2.186, una diferencia de 18 mil pesos y un ahorro del 90%. El Ipran de 10 mg que es un antidepresivo, el valor en una comercial es de $24.691 y en la popular $840 con diferencia de $23.851, ahorrando un 97%. El Piascledine que es un Antiartrósico Sintomático de Acción Lenta, en la Farmacia Popular cuesta $14.364 con una diferencia que supera los 8 mil pesos en las farmacias comerciales, donde el medicamento vale $22.723.


El Quetidin de 25 mg que alcanza un ahorro de 96% superando los 22 mil pesos, ya que comercialmente tiene un valor de $23.955 y en la popular $964. El Celedox de 200 mg recetado para el Alivio sintomático en el tratamiento de artrosis, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante llega a alcanzar en el comercio un valor de $22.228 mientras que en la Farmacia Popular solo cuesta $2.321. El antidepresivo Bisopril de 2,5 mg su valor comercial es de $13.305 y en la popular de $4.612 con un ahorro de 8 mil pesos.


Frente a estas grandes diferencias, el Alcalde de Rengo afirmó que “aquí queda en evidencia el gran robo de los fármacos en nuestro país, que afecta a la gente más desvalida, cobrándole un precio hasta 3.600 veces mayor. Esto debe evidenciar el robo y la solución es terminarlo porque no es posible que existan estas contradicciones”.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto