Síguenos

Cartas al Director

Hermanos Maristas

Publicado

el

Señor Director:
 
Me he enterado con mucho pesar sobre situaciones que son injustificables, como lo son en este caso los abusos sexuales reiterados en contra de menores de edad por parte de Abel Pérez, alguien quien, debido a los hechos deleznables de los cuales fue el autor, ya ni siquiera merece ser llamado Hermano Marista. Condeno profundamente su capacidad de utilizar de forma tan repugnante su cargo y su profesión, y al mismo tiempo lamentando que en la Congregación exista gente como él con tan poco sentido Marista, Cristiano y Humano.
Con la misma tristeza e impotencia, me ha tocado ver cómo la propia Congregación ha ocultado esta situación de la comunidad, e incluso encubierto al degenerado que cometió tales atrocidades por todo este tiempo. Lo digo con todas sus letras, ME INDIGNA el pusilánime encubrimiento cometido por la Congregación, el montaje que ha significado esta suerte de defensa corporativa a alguien que cometió un crimen contra quienes son el motor de la obra que fundara San Marcelino, y el justificar lo injustificable desde la inexistencia de protocolos. Mas, reconozco, especialmente en la figura de los laicos de la Congregación, la intención de manifestar su categórico rechazo y poner todos los antecedentes conocidos al servicio de la justicia, lo cual fue divulgado a través de una carta publicada el día viernes.
Ya siendo conocido todo lo anterior, me cuesta entender el nivel de violencia en lo publicado por exalumnos de distintos colegios de la Congregación al respecto, quienes escriben frases arrebatadas llegando al nivel de decir arrepentirse de ser (o haber sido) Maristas.
La reflexión que hago al respecto, la hago como exalumno que se educó por 13 años en el Instituto O’Higgins, como expresidente del Centro de Alumnos y hoy como uno de los Directores del Centro de Ex-Alumnos: tengo agradecimiento por la Congregación, pero aún más, por quiénes le dan vida a ella, los profesores, funcionarios y compañeros que conocí, muchos de ellos mis amigos; y así también, a los Hermanos, quiénes han levantado cada uno de los colegios y obras a lo largo del país, y de quiénes guardo grandes recuerdos producto de conversas, su sabio consejo, su saludo cordial. Y es por eso que no cometeré el error de generalizar y «meterlos a todos dentro del mismo saco».
Nuestra Congregación es lo que es gracias a los Hermanos y Laicos visionarios que la han convertido en un referente en el evangelizar desde la educación, y, a mi juicio, no sería correcto empañar estos 200 años de existencia a nivel mundial, y más de 100 en Chile a raíz del error e inmoralidad de unos pocos. Hoy es momento de tomar lo que se ha hecho, remendar el rumbo, reconocer los errores, enmendarlos y hacer justicia; y sobretodo, que la Congregación sea coherente con el mensaje de Cristo, y sea capaz de pedir genuino perdón.
 
 
Benjamín Pérez Jofré
Ex-Alumno Marista IOH – G. 2016.

Anuncio Publicitario

Cartas al Director

OPINION: Mujeres emprendedoras

Publicado

el


Este 8 de marzo conmemoramos el día de la Mujer, instancia que nos invita a reflexionar sobre los distintos espacios que ellas ocupan hoy en nuestra sociedad. En estos últimos años, el emprendimiento femenino ha tomado especial relevancia, donde mujeres emprendedoras y jefas de hogar sacan adelante a sus familias trabajando sus propios negocios.

En Banigualdad, el 87% de los más de 52 mil emprendedores que apoyamos a lo largo de Chile son mujeres de esfuerzo que se trazan objetivos y cumplen con los compromisos que adquieren, devolviendo nuestros microcréditos responsablemente.


Como sociedad debemos seguir trabajando para entregar más oportunidades para ellas y seguir potenciando alternativas de financiamiento para quienes no puedan acreditar ingresos, pero sí desarrollar sus emprendimientos para cambiar su propia realidad.

Héctor Feeley
Gerente General
Fundación Banigualdad

Continuar Leyendo

Cartas al Director

Elección de Gobernadores Regionales: perfeccionar, sin postergar

Publicado

el

Señor
Sebastián Piñera Echenique
Presidente de la República de Chil
e

Excelentísimo Señor Presidente,

Como organización plural de la sociedad civil y academia de regiones, presente en Chile a través de sus 16 Capítulos Regionales, la Fundación Chile Descentralizado se hace un deber de expresar a V.E., y a los Senadores y Diputados de la República, especialmente aquellos electos en regiones, nuestro decidido rechazo al reciente nuevo intento de postergar la elección de los Gobernadores Regionales, iniciativa que por su reiteración está generando gran preocupación y malestar en nuestras comunidades regionales, confiadas en el cumplimiento del mandato constitucional de elegir en octubre del presente año a la autoridad responsable de liderar el desarrollo de cada una de las regiones.

Nuestro rechazo a la iniciativa de postergar esta tan largamente esperada elección, se fundamenta tanto en nuevos como en la reiteración de antiguos argumentos, como son:
Aprendizajes de la crisis: la reciente crisis social y política del país pone en evidencia la importancia de acercar el poder de decisión a la ciudadanía, sobre todo en todos los asuntos que le incumben directamente, con una bien articulada gobernanza local-regional. Articulada, y con más participación social y mejor control democrático sobre los asuntos de interés público. Solo así se podrá avanzar en la reducción de las aún severas desigualdades sociales y territoriales, con paz social y recuperación de la deteriorada legitimidad política. Aún más, la formulación de los programas de las candidaturas y el debate ciudadano que antecederá a la elección de los Gobernadores Regionales, constituirá un valioso insumo para la dinámica y los contenidos descentralizadores del proceso constituyente.

Proceso constituyente: el nuevo pretexto. En cambio ahora hay quienes plantean que hay que esperar los resultados del proceso constituyente, para recién entonces saber si procede mantener la figura y elección de Gobernadores Regionales. Más allá de las naturales incertidumbres propias de cada etapa de dicho proceso (plebiscitos de entrada y salida; contenidos que aprobará la convención constituyente), seguir esa lógica significa el riesgo de elegir Gobernadores Regionales recién en el año 2026 o 2030, con lo que se cumplirían tres décadas de acumulada desconfianza en la voluntad de los gobiernos y parlamentarios de turno para descentralizar Chile y desarrollar sus regiones.
Es inviable: no están los votos. El Congreso Nacional, por amplia mayoría de los Senadores y Diputados, ya aprobó la reforma constitucional que instituye la elección de Gobernadores Regionales y fijó la fecha para el 25 de octubre de 2020. Revertir ese mandato constitucional requiere de un quorum calificado de 2/3 de los Senadores y Diputados en ejercicio: esos votos no están disponibles, hecho que agradecemos a los parlamentarios que mantienen su compromiso contraído con la ciudadanía de las regiones.


Es extemporánea: el proceso está en marcha. A vuelta de vacaciones (8 de abril), es el plazo para la inscripción de las candidaturas a elección primaria, con presentación de los respectivos programas. En consecuencia, modificar las reglas del juego de un proceso ya iniciado, por decir lo menos, parece poco serio.


Es paralizante para el avance del proceso: los reiterados intentos de postergar la elección de Gobernadores Regionales han generado confusión y debilitado el buen avance de las medidas requeridas para perfeccionar el inicio del proceso descentralizador. En efecto, si una parte de la energía dirigida a postergar la elección se hubiera focalizado en perfeccionar, enviar a trámite y aprobar los proyectos de ley comprometidos y todavía pendientes (ley corta de traspaso de competencias; financiamiento local-regional), ya se habría despejado una parte importante de las condiciones con las que contarán los Gobernadores Regionales al inicio de su gestión.


Noviembre 2021: debilita la dimensión territorial de la elección. Hay otros que proponen postergar la elección de Gobernadores Regionales en un año, para realizarla junto a la elección presidencial y parlamentaria de noviembre-diciembre de 2021. Recordemos que la lógica acordada es tener en Chile dos ciclos de elecciones: uno política nacional (parlamentaria, presidencial); y el otro territorial (alcaldes, concejales, gobernadores regionales), con programas y candidaturas focalizadas en las oportunidades del desarrollo y problemas propios de las realidades diferenciadas de nuestros territorios. Además de perder la focalización en todo aquello más cercano a nuestras comunidades locales y regionales, asumidas como un conjunto articulado, dicho cambio significaría que la deseable visibilización y el debate programático de la elección de Gobernador Regional quedarían totalmente desplazados y opacados por la elección presidencial y parlamentaria.

Es inútil: la postergación no contribuirá a perfeccionar el proceso: recordemos que originalmente existió la posibilidad de elegir Gobernadores Regionales junto a la pasada elección presidencial y parlamentaria (noviembre 2017), donde aparecieron los mismos argumentos: no estamos preparados; faltan competencias y recursos; “gobernadores de papel”; habrá disputas de competencias con los Delegados Provinciales; no tenemos buenos candidatos. Finalmente, la elección quedó para dos años más tarde (octubre 2020), y todavía no hay ley corta de traspaso de competencias ni ley de rentas regionales; y nuevamente se quejan de no tener candidatos. Hemos aprendido la lección: si se dejara la elección para noviembre 2021 (presidenciales, parlamentarias) dicho perfeccionamiento quedará una vez más fuera de la prioridad político-legislativa, más aún durante este año de campañas municipales y convencionales constituyentes, y del 2021 de parlamentarias y presidenciales.

Intendentes Designados: figura insostenible. Más allá de la calidad de las personas, la figura institucional de los Intendentes designados, es cada vez más disfuncional y obsoleta para las dinámicas y estilos de desarrollo propias del Siglo XXI:


a) Son los representantes del gobierno central ante las comunidades regionales, y no de las aspiraciones de éstas ante el gobierno central (es ese necesario cambio de paradigma en la distribución del poder político el que produce tanta resistencia y complica a los intereses asociados al centralismo).
b) Carecen de estabilidad (hay regiones con tres Intendentes en menos de tres años de gobierno; en períodos anteriores hubo regiones con seis Intendentes).
c) Cuando asumen no tienen un programa de gobierno que les permita conectarse e interactuar con las instituciones y ciudadanía de su respectiva región.
d) Según lo demuestran los recientes resultados de la encuesta “Barómetro Regional”, en su gran mayoría la ciudadanía de las regiones desconoce el nombre del Intendente Regional.

Impresentable como señal política: ya se han cumplido algo más de 20 años (1989, elección Lagos-Lavín) que se viene prometiendo, sin cumplir, la elección democrática de la primera autoridad regional. Desde entonces, así como ahora, siempre surgen nuevos pretextos para no descentralizar y no elegir la primera autoridad regional (cuando el país estaba bien, no era necesario; cuando está mal, no es posible). Volver a postergarla, terminaría por desmoronar la tan debilitada confianza de la ciudadanía en el gobierno, el parlamento y los dirigentes políticos.

En síntesis, cumplir lo comprometido, perfeccionar, pero no postergar.

Señor Presidente,
Por todo lo anterior, solicitamos encarecidamente a V.E. dar señales explícitas e instrucciones dirigidas a asegurar el cabal cumplimiento del mandato constitucional de elección de Gobernadores Regionales el 25 de octubre de 2020, y para el pronto envío a trámite y aprobación de los dos proyectos de ley pendientes (traspaso de competencias; financiamiento local y regional), proyectos que esperamos encuentren el más pronto y decidido respaldo de los Senadores y Diputados que nos representan en el Congreso Nacional.

Fundación Chile Descentralizado… Desarrollado

  • Heinrich von Baer v.L., Presidente Nacional
  • Fernando Rivas R., María Ignacia Jiménez S., Jorge Vera R., Vicepresidentes
  • Diego Portales C., Director Ejecutivo
Continuar Leyendo

Cartas al Director

Carta abierta a la Congregación de los Hermanos Maristas

Publicado

el

 
Somos todos ex alumnos del Instituto O´Higgins, herederos de la educación marista.
Con dolor, rabia e incluso impotencia hemos visto por estos días como han quedado al descubierto los vergonzosos actos del hermano Abel Pérez en contra de menores de edad. Abusos sexuales que no deben quedar impunes.
Al mismo tiempo muchos de nosotros a la vez somos apoderados, no solo del Instituto O´Higgins sino también de otros colegios maristas, a la vez que somos profesionales que se desenvuelven en diversas áreas del conocimiento humano. En este contexto encontramos inexcusable la tardanza de la Congregación en reaccionar ante estos hechos, 7 años de silencio es demasiado tiempo.
No sabemos exactamente que personas tenían conocimiento de la confesión realizada por el hermano Abel a sus superiores, pero nos llama profundamente la atención que en 2015 –cuando al menos la cúpula marista conocía del caso- el hermano Abel haya recibido una medalla en el contexto de los 100 años del Instituto O´Higgins en una ceremonia realizada en el Estadio Marista, lugar donde muchos niños asistieron con sus familias. En este sentido consideramos que sería bueno que quienes con su silencio inexcusable encubrieron por tanto tiempo el accionar de este hermano, públicamente pidan perdón por su omisión. Ya sea por no haber hablado cuando debían o por haber tenido el deber de saber y así proteger a las víctimas.
Al mismo tiempo consideramos que poco se nos considera a nosotros, como ex alumnos, en el marco de la llamada “familia marista”. Sentimos que poco espacio institucional tenemos para entregar nuestros conocimientos y aporte a la obra de Marcelino Champagnat donde poco es considerada al mismo tiempo nuestra opinión.
En este caso particular de los abusos sexuales, nos llama la atención que en el colegio existan espacios de dialogo con los apoderados y con alumnos pero no con los ex alumnos, especialmente si lo que se busca es establecer por completo la verdad de lo acontecido.
En este sentido sentimos que no basta con pedir perdón, sino que se hace necesario establecer los hechos y las circunstancias que permitieron que por tantos años estos abusos se mantuviesen en silencio. Saber exactamente en que se falló tanto a nivel individual como institucional para tener un adecuado marco de protección hacia los alumnos y a partir de ese diagnóstico construir las instancias para que hechos de esta naturaleza nunca más ocurran en nuestra institución.
Al mismo tiempo cabe preguntarnos si existen otros hechos de los cuales no se tenga conocimiento, ya que al parecer de no mediar la confesión del hermano Abel a sus superiores, la congregación nada de esto habría sabido. En consecuencia solicitamos informar todo hecho que la Congregación pueda aún no haber dado a conocer a la comunidad.
Finalmente creemos que la protección hacia los niños y el mea culpa que la Congregación debe realizar no solo debe ceñirse al tema de los abusos sexuales, sino a todo hecho que afecte o haya afectado la dignidad de los alumnos de hoy o del ayer.
Alejandro Acevedo
Jorge Ramírez
Guillermo Garrido
Rodrigo Ponce
Diego Sepúlveda
Luis Fernando González
Alvaro Reyes
Francisco Cerda
Renzo Soto
Raúl Quilodran
Oscar Silva
Alejandro Inostroza
Cristian Inostroza
Javier Bustos
Claudio Cerda
Rodrigo Carreño
Carlos Domenech
César Alejandro Díaz (ex alumno IAE)
Hugo Silva
Ignacio Sanhueza
Gonzalo Mahave
Carlos Viera
José Aránguiz
Eduardo Vergara
Nicolas Castillo

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

C1

C2