Home » Columnas » Apuntes sobre el Centro Femenino “Alfa 56”

Apuntes sobre el Centro Femenino “Alfa 56”

Isabel Rojas de Jaque
Rancagua

 

 

Hace treinta y ocho años, en nuestra amada ciudad de Rancagua, se funda el Centro Femenino “Alfa n° 56”. Quienes lo integramos, somos un grupo de mujeres laicas, con una mirada de respeto hacia nuestros congéneres. Para nosotras lo importante es servir con amor a quienes lo necesitan.
Esto ha significado un arduo trabajo a través del tiempo, siempre bajo las premisas de la libertad de pensamiento, la tolerancia, la fraternidad y el amor.
Hay, pues, que entregarse con mística a la institución. Los ideales deben plasmarse en el espíritu casi como un camino para llevar a la práctica, de manera permanente, todos estos valores y, lo más importante, aplicarlos siempre cuidando la dignidad del ser humano y el respeto hacia nuestra sociedad.
En Alfa n°56, nuestra intención es apoyar y consagrarse a Hogares de Ancianos, inmigrantes y niños, premiando entre éstos últimos, a quienes se distinguen en sus estudios, para potenciar la educación como herramienta fundamental en el desarrollo humano.
Esta labor no cesa. Alfa n°56 trabaja silenciosamente durante todo el año desde hace ya casi cuatro décadas.
De igual forma, cultivamos nuestros espíritus desarrollando trabajos de índole cultural. Nuestro deber es investigar, estudiar y dejar testimonio de aquello en escritos, ensayos y sencillos aportes literarios que contribuyen a enriquecernos y a brindarnos, al mismo tiempo, real conciencia del lugar que ocupamos en este mundo, con sesiones los días viernes desde las seis de la tarde hasta las nueve de la noche.
Somos, entonces, un grupo de mujeres unidas por la inquietud espiritual, solidaria e intelectual; nos queremos y respetamos, buscando siempre servir y aportar a nuestra comunidad, entregando amor y paz al que sufre y lo requiere, para dar luz y consuelo cada vez que sea necesario.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Sobre Luis Fernando Gonzalez

Comentar