Síguenos

Actualidad

Viene el Papa

Publicado

el

 

Leía en el último “El Mercurio” del año 2017 (31 de dic. A 2) un artículo de la Sra. Presidenta de la República titulado: “El Chile que recibe al Papa Francisco”. Me sorprendió el optimismo que respiraba cada párrafo. Era como si en vez de tinta se hubiera usado para escribirlo alguna de esas bebidas energizantes o su autora estuviera en trance. Sinceramente, me vino a la memoria el formato de esas cartas que los niños escriben al Viejo Pascuero. Cartas en las que después de hacer el panegírico de sus inventadas virtudes y logros, piden, sin recato, todo lo que su infantil ambición tiene en lista. “Después de 30 años desde la última vez que un Papa nos visitó…” Así comienza la Sra. Bachelet su columna. Para ser honestos este es un enunciado errático. Lo cierto es que desde que Chile es Chile solo nos ha visitado un Papa. La visita de S. Juan Pablo II fue la primera y última visita que un Papa nos hiciera en nuestra ya larga historia. (Antes de ser papas estuvieron en Chile Pío IX y Benedicto XVI. Pero aquí como es lógico hablamos de un Papa no de un “papabile”.)
Vienen, a renglón seguido, las odiosas comparaciones: “la visita de Juan Pablo II tuvo lugar durante una dictadura”. Cierto. Una dictadura más desde las de Carrera y O’Higgins y otras de las cuales es mejor no acordarse. En cambio, Francisco, viene ahora al Chile “plenamente democrático, libre y respetuoso de la Constitución y de las leyes”. No está mal como discurso académico, pero ese elogio al Chile “respetuoso de la Constitución y las leyes”, no solo es hiperbólico, sino que no resiste un análisis serio. Piense Ud., en los escándalos vergonzosos que todavía se ventilan, en la delincuencia que nos agobia y en el terrorismo de la Araucanía solo a modo de ejemplos. ¿Y la corrupción? ¿Y el sistema carcelario?
Después, el incensario se mueve hacia las bondades que Francisco tendría que reconocer en el lapso de su visita. Del 47% al 11% ha bajado la pobreza. La cobertura en educación (no exijamos calidad, fijémonos en la cantidad) “se ha multiplicado de 15% a 50%. Ha existido la preocupación –solo la preocupación- “por poner al centro a quienes hasta ahora han estado más alejados del disfrute pleno de los frutos del desarrollo”. Luego, cómo no, “el acceso a la educación parvularia en más de 70 mil cupos…” “el haber logrado terminar con la exclusión en colegios que reciben recursos del Estado y conseguir que hoy 200 mil familias no deban copagar por el colegio de sus hijos…” y “al término de mi Gobierno, los estudiantes de educación superior pertenecientes al 60% más pobre de Chile estarán cursando carreras técnicas o profesionales con gratuidad”. Esboza la autora las excelencias “en calidad como en oportunidad en salud primaria” y los megaproyectos hospitalarios. Como para canonizarla. Viene el Papa. Y para usar una expresión de García Márquez, la verdad, es que nos sorprenderá cocinándonos en el rencor”. Después de 30 años de la visita de S. Juan Pablo II los chilenos y los chilenos católicos no somos capaces de asumir que “el amor es más fuerte”. Late en nuestro corazón ese rencor espeso y nauseabundo que ninguna ley de inclusión podrá destruir. Odio que se va tornando atávico y que por lo mismo nos vuelve hipócritas si las circunstancias lo ameritan.
Viene el Papa. Muchos quedan indiferentes. Otros muestran los dientes diciendo que somos un Estado laico. Casi nadie se acuerda que el Papa no solo es la Cabeza de la Iglesia Católica, sino también un Jefe de Estado con el cual Chile mantiene relaciones diplomáticas hace cien años.
Viene el Papa. La Presidenta, en su artículo, asegura que “el país ha cambiado para bien”. No osa agregar a la larga lista de beneficios recibidos por el pueblo de Chile, la ley de divorcio, la del aborto en tres causales y otras. ¿Sabrá Francisco que somos un país con rango internacional en consumo y tráfico de drogas? A raíz de la demolición de un muro en una conflictiva población de la Región Metropolitana, los sociólogos denunciaron que había 490 poblaciones en similares condiciones. Conceptos como equidad, justicia y paz no tienen cabida en esos ámbitos, que también son parte de la nación.
Viene el Papa. Y ya hay quienes se preparan para armar lío. El odio del que hablamos arriba dice que es la hora de pasar la cuenta. No hay intenciones de hacerle grata la visita a Francisco, de rendirle un homenaje, sino que ya están prestos los pulmones para hacer resonar la trompeta del juicio final. Para esos “católicos” es la oportunidad de exigir que se les escuche y se haga lo que ellos quieren. En una mano la cruz, en la otra la venganza. Ofrecemos el triste espectáculo de una Iglesia “achunchada”, disminuida, segregada. ¿Hará Francisco el milagro de devolvernos la confianza en nosotros mismos y en nuestros pastores? ¿Será posible que Francisco nos haga un examen de conciencia al más puro estilo ignaciano, que nos recupere de nuestra inercia, de nuestra indiferencia y apatía?
Ojalá Francisco tenga la franqueza apocalíptica para decirme: “Yo sé lo que vales: te creen vivo, pero estás muerto. Despiértate y reanima lo que todavía no ha muerto”. (Apocalipsis 3, 1-2) O de desnudarnos como al ángel de Laodicea: “Tú piensas: soy rico, tengo de todo, nada me falta. ¿No ves cómo eres un infeliz, un pobre, un ciego, un desnudo que merece compasión?” (Apocalipsis 3, 17)
Viene el Papa. Dios quiera que, tocados por la gracia, no creamos ni hagamos ostentación de virtudes y bondades que no poseemos. El Papa no viene a canonizarnos. Primero, porque para eso se requiere estar muerto. Después, porque la evidencia de nuestra miseria espiritual es imposible de disimular. Los que nada quieren con esta visita pueden repetir el viejo adagio. “Bien se está el Papa en Roma”. Quienes decimos ser creyentes nos echamos encima el pecado de no reconocer la hora de Dios. Viene el Papa y es Dios quien llama a nuestra puerta. “El que a vosotros recibe, a Mí me recibe, y el que me recibe a Mí, recibe al que me envió”, dice el Señor.

 

 

Mario Noceti Zerega

Anuncio Publicitario

Educación

Estudiantes exponen lo aprendido en sus prácticas en El Teniente

Publicado

el

82 alumnas y alumnos de Machalí, Rancagua y Las Cabras mostraron en maquetas los conocimientos sobre procesos mineros adquiridos en la etapa teórica de sus prácticas profesionales en El Teniente.

Con el objetivo de dar a conocer lo que han aprendido en la etapa teórica de sus prácticas profesionales en El Teniente, 82 alumnas y alumnos de liceos técnicos de Rancagua, Machalí y Las Cabras, diseñaron maquetas con distintos procesos productivos del cobre como la lixiviación, extracción y chancado, entre otros.
La exposición se realizó en el casino del Patio Rancagua.


Carlos Urzúa, analista de la Gerencia de Recursos Humanos de El Teniente, destacó el trabajo realizado por los practicantes. “Los alumnos pusieron a prueba todos sus conocimientos y exhiben lo que han hecho durante dos meses y medio. Nosotros debemos fortalecer y robustecer la base que tienen respecto al conocimiento del proceso minero, es decir, que conozcan desde la extracción hasta cuando generamos el producto final”, indicó.


El consultor de la Gerencia de Sustentabilidad y Asuntos Externos, Carlos Vásquez, planteó que “es una excelente iniciativa que los jóvenes desarrollen su práctica en la División y tengan la oportunidad de mostrar sus trabajos. La exposición refleja lo que han aprendido en la sala de clases y a la vez se preparan para conocer en terreno los procesos productivos en el área alta”.
Los estudiantes que comenzaron sus labores el 9 de diciembre de 2019 permanecerán ahora 12 días en las áreas productivas de las gerencias de Plantas, Rajo-Sewell, Minas y Fundición, y finalizarán su proceso de prácticas profesionales el 24 de febrero.


TESTIMONIOS
Verónica Rubio, estudiante del Instituto Tecnológico Bernardo O´Higgins (Rancagua)
“Hicimos una maqueta sobre la molienda. Nos sirve como estudiantes porque crecemos y aprendemos sobre la minería y el proceso del cobre que es importante para el país”.
Sebastián Silva, estudiante del liceo Ernesto Pinto Lagarrigue (Rancagua).


“Es una oportunidad por lo que conlleva participar dentro de una División referente de Codelco. Ha sido una experiencia gratificante y en mi maqueta representamos el método de explotación block caving”.


María Paz Ramírez, estudiante del liceo Ernesto Pinto Lagarrigue (Machalí)
“Con las maquetas y trabajos que hicimos obtuvimos un aprendizaje más dinámico y junto con mis compañeros nos dimos cuenta que con este tipo de actividades y exponiendo aprendemos más”.
José Silva, estudiante del liceo Pedro Aguirre Cerda (Chacayes)-


“Fue una buena experiencia porque pusimos nuestros conocimientos a prueba y demostramos lo que hemos aprendido en las aulas sobre el proceso minero en una maqueta”.
Luis Berríos, estudiante del liceo Polivalente de Machalí (Coya).


“Me encantó ingresar a la División porque nos empapamos de los procesos mineros y la relevancia de la seguridad que entrega El Teniente”.


Damián Navarro, estudiante del liceo Francisco Encina Armanet (Las Cabras)
“Gracias a la elaboración de la maqueta profundizamos nuestros conocimientos sobre diversos procesos de la minería y también sobre la seguridad, que es uno de los valores que más nos recalcaron”.

Continuar Leyendo

Actualidad

Corte de Rancagua acogió recurso de protección presentado por ex párroco de Santa Cruz

Publicado

el

  • La solicitud la realizó el sacerdote Juan Carlos Urrea con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.

Gisella Abarca

Este lunes 10 de febrero, el abogado del ex párroco de Santa Cruz, Juan Carlos Urrea, Abelardo Meza, recibió la copia de la Investigación Previa, un texto de 80 páginas, de parte del Obispado de Rancagua, esto luego que la Corte de Apelaciones de Rancagua -el 3 de febrero- acogiera parcialmente el Recurso de Protección, presentado en contra del Obispo Fernando Ramos, Administrador Apostólico de la Diócesis de Rancagua, esto con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa.


“Este documento nos permitirá conocer todo lo obrado en esta Investigación Previa (denuncia, declaraciones de testigos, testimonios, etc.), que permitirá tener todos los elementos necesarios para estructurar una defensa civil y canónica de acuerdo a las normas del debido proceso. Lo mismo en cuanto a preparar, como lo exigen las leyes de mi país, una adecuada defensa letrada en todos los foros e instancias que sean necesarios”, expuso en una carta el presbítero Juan Carlos Urrea.


En el escrito, la Corte de Apelaciones de Rancagua señala que “al no entregarse la información de la Investigación Previa al recurrente, se establece una discriminación arbitraria, garantía comprendida en el numeral dos del artículo 19 de la Constitución Política de la República, protegida por el presente recurso, en el entendido de que tal afectación se encontraría vulnerado el derecho a defensa que posee toda persona que es una manifestación mínima y básica del debido proceso”, considerando que el proceso canónico y penal se encuentra vigente.


Respecto al proceso que le ha tocad vivir, el ex párroco de Santa Cruz expuso en un comunicado “Quiero señalar que en este difícil momento que me ha tocado vivir, he ido consolidando en mi ser y actuar que la búsqueda de la verdad y la justicia serán un camino que habrá que recorrer de manera incansable”, argumentó el presbítero.


Cabe destacar que el 8 de enero, el sacerdote Juan Carlos Urrea presentó ante la Corte de Apelaciones de Rancagua un Recurso de Protección en contra del Obispo Luis Fernando Ramos, con el fin de acceder legalmente a la carpeta de la Investigación Previa y así poder estructurar una adecuada defensa legal y canónica.


En el papel, el presbítero denunciaba que el acceso al documento había sido denegado a su abogado por parte del Obispado de Rancagua, señalándose que ‘la copia de las actas de una investigación no pueden ser proporcionadas, excepto por un mandato expreso del Juez’.


Y es que a juicio del sacerdote Urrea, el Proceso Canónico realizado desde la toma de la denuncia y la realización de la Investigación Previa, “se han incurrido en graves faltas que han afectado los principios del debido proceso”, copia que fue enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el pasado 3 de octubre del 2019, expresaba.


En ese entonces el sacerdote dio a conocer que el 10 de enero, por medio de terceros, se enteró del inicio del Proceso Penal Administrativo en su contra, mientras que días antes -26 de diciembre de 2019- le solicitó al Vicario Judicial de la Diócesis de Rancagua tener conocimiento previo de la totalidad del documento, antes de firmar la notificación del Proceso Penal Administrativo.

LA DENUNCIA
En mayo de 2019, el Obispado de Rancagua recibió una denuncia de un hombre que en la década del ‘90, siendo menor de edad, acusaba haber sufrido de abuso sexual por parte del presbítero Juan Carlos Urrea.


A raíz de esta acusación, el Obispado de Rancagua decretó el inicio de una Investigación Previa conforme lo establece el Código del Derecho Canónico y el Protocolo de la Conferencia Episcopal de Chile. Además, como medida cautelar, al sacerdote se le restringió del ejercicio público del ministerio sacerdotal. Mientras que los antecedentes entregados por el denunciante fueron derivados al Ministerio Público.


A fines de agosto de 2019, el Obispado de Rancagua informaba a la comunidad de la finalización de la Investigación Previa, la que determinó que la denuncia era verosímil; es decir, se trata de una acusación que tiene antecedentes suficientes para hacer un juicio canónico al cura, por lo que los antecedentes fueron enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma, entidad competente en la materia. Mientras que el sacerdote continuaba con las medidas cautelares dispuestas.


El proceso continuó su curso, y los primeros días de enero, el Obispado de Rancagua informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó iniciar un Proceso Administrativo Penal contra el presbítero Juan Carlos Urrea después de haber recibido las actas de Investigación Previa enviadas precedentemente del obispado, proceso que fue instruido por el Arzobispo de Santiago. Mientras que el presbítero continúa con el ministerio sacerdotal restringido.

Continuar Leyendo

Actualidad

Juzgados civiles de Rancagua comenzarán a funcionar en nuevo Centro de Justicia

Publicado

el

El edificio tiene 19 salas de audiencia y trabajarán en el lugar más de 150 funcionarios judiciales.

Fernando Ávila F.

El Primer y Segundo Juzgado Civil de Rancagua comenzarán a funcionar en dependencias del nuevo Centro de Justicia de la capital regional – ubicado en la calle José Victorino Lastarria 410- a partir del viernes 21 de febrero.

En las próximas semanas será el turno del Juzgado de Familia y del Juzgado de Letras del Trabajo de Rancagua, los cuales también se instalarán en el nuevo edificio del Poder Judicial ubicado en la ex cárcel de la ciudad.

El nuevo Centro de Justicia cuenta con más de 15 mil metros cuadrados, está compuesto por 7 pisos en altura, un zócalo y tres subterráneos, tiene 19 salas de audiencia y trabajarán en el lugar más de 150 funcionarios judiciales.

El edificio tendrá además tecnología de primer nivel en su funcionamiento, con un sistema automático de climatización integral -que regulará la temperatura al interior del inmueble-, un moderno sistema de emergencias y un circuito cerrado de televisión, entre otros adelantos tecnológicos.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto