Home » Actualidad » Queridos personajes de Rancagua serán galardonados en conmemoración del Día del Roto Chileno

Queridos personajes de Rancagua serán galardonados en conmemoración del Día del Roto Chileno

Camila Barrios

Fotos: Nico Carrasco

El día 20 de enero de 1839, se produjo la lucha entre el ejército chileno contra el de la confederación de Perú y Bolivia, donde el país triunfó. Esta es la Batalla de Yungay, donde no sólo la labor del hombre chileno destacó, a su vez la figura femenina en torno a la Sargento Candelaria Pérez quien destacó en la guerra.

Ya para en 1888, bajo el gobierno de José Manuel Balmaceda, la celebración del aniversario de la batalla de Yungay, quedó instaurada por decreto el 7 de octubre de ese año, como el Día del Roto Chileno. Rancagua nuevamente este año se ha hecho partícipe del evento y ha seleccionado a dos queridos personajes para la premiación.

Esta tradicional actividad, es organizada por el Consejo Municipal de la ciudad en conjunto con el Club de Cueca Clodomiro Barril, consistente en elegir a dos “rotos chilenos” que sean personajes queridos y reconocidos por los ciudadanos. El perfil del roto, es alguien que participe de forma activa dentro de la comunidad, un líder positivo que sea cercano para la gente.

Este año los ganadores son José Manuel Guzmán y Lidia Ayala. Ambos celebrarán junto a autoridades regionales este día lunes a las 19:30 hrs en las dependencias del Club de cueca Clodomiro Barril. Será el alcalde Eduardo Soto quien les haga entrega de un galvano para homenajear a estos queridos personajes criollos.

LIDIA NORMA AYALA SÁNCHEZ

Lidia, es conocida por muchos como la querida Normita es una cara familiar en eventos y cuanta reunión se genera en la región. Su pasión es la política, ha participado de la campaña de diputados, senadores, e incluso en la del actual alcalde de Rancagua, Eduardo Soto.

Le preguntamos ¿Cómo llegó a ganar el premio del Roto chileno?. “A mí me postuló nuestro alcalde, porque soy una persona que sé mucho y siempre estoy con las autoridades. Me considero muy importante, y por eso me van a dar el premio”, agregó.

Normita vive sola en las torres de Rancagua Sur, mantiene sus preciadas fotos con cada una de las autoridades con las que se relaciona, por todo su departamento. Es activa, y tiene varios intereses, no solo la política. También va a aeróbica y zumba, por eso se negó en la entrevista a confesar su edad.

Cuenta con gracia que el actual senador García-Huidobro, incluso la saluda de alcaldesa. Asegura que la emociona ser parte de la región. Se le entrecorta la voz cuando narra sus historias, y asegura sentir cariño por los rancagüinos, a quienes llama “su familia”.

JOSÉ MANUEL GUZMÁN CABRERA

Como todos los días, Don José Manuel llega a la plaza de los Héroes a regar las áreas verdes. Lo divertido de su historia y el premio es que realmente él postuló sin saber qué ganaría ni que implicaba ser nominado como roto chileno, pero ese dato anecdótico lo hacen calzar con el perfil. Un hombre que simplemente por ayudar a los amigos que necesitaban postulantes al premio, decidió participar. Y ganó.

Me vinieron a preguntar un día porque necesitaban a alguien que compitiera. Bueno, les dije que estaba bien. Hice un currículo sobre donde había trabajado,  y después a los días me llamaron para decirme que había ganado este galardón”.

Y su vida laboral es amplia. Comenzó a trabajar a los 14 años en una parcela que le entregaron a su padre. Ahí aprendió a trabajar la tierra, habilidad que le sirvió para desempeñarse en los trabajos que tendría en el futuro. El costo de haber empezado tan joven a trabajar, fue el haber abandonado la escuela en sexto básico.

Aunque no representa su edad, José Manuel tiene 70 años, y buen estado de salud le permite tomar cada mañana su bicicleta y emprender rumbo desde Santa Elena, hasta el centro de la capital regional. A las 6 de la mañana ya está listo para despedirse de su esposa y su único hijo.

“Quiero trabajar hasta donde me dé el cuerpo. Mi señora me dice que no trabaje más, pero si me quedo en la casa me voy a volver loco, porque ya estoy acostumbrado a la pega”, cuenta entre risas el hombre de campo.

Hoy asistirá con su clan familiar a la premiación, a quienes les costó convencer de que era verdad. Cuenta que cuando lo llamaron del diario El Rancagüino para pedirle la entrevista, recién su mujer confió en su palabra.

 

Comentarios

Comentarios

Sobre Luis Fernando Gonzalez