Síguenos

Columnas

OPINION: Agonía y muerte de la Democracia Cristiana

Publicado

el

Carlos Bravo Barros
Profesor Universidad de Chile

 

 

Hablar de agonía y muerte de personas queridas ,es doloroso, triste, no es fácil.Igualmente difícil -incluso más complejo- cuando se trata de expresar la misma trayectoria referida a un partido político,nos referimos a la Democracia Cristiana (PDC), que marcó indeleblemente y con una estela virtuosa los últimos sesenta años de La Historia Nacional. Naturalmente,como toda creación humana,con sus luces y sombras. Como olvidar la reforma agraria y la revalorización de la dignidad campesina,la chilenización del cobre, la extensión de la educación pública, además de establecer toda una estructura representativa de las organizaciones intermedias del país. Quizás para muchos, el rol cúspide de la DC fue la organización de la Alianza Democrática a comienzos de los años ochenta. Que permitió ganar el plebiscito de 1988 y el triunfo definitivo de la Democracia sobre la Dictadura Militar con el triunfo De Patricio Aylwin y su magistral conducción del proceso de “Normalización Institucional del País”.
Pero volvamos al título de este ensayo,¿Cuando se inicia la agonía? Exactamente no lo sabemos pero ya en los comienzos de 1994 el mismo Presidente Aylwin (Revista Mensaje,Enero-Febrero 1994) manifestaba lo siguiente: “El Partido sufre una crisis profunda y la gente de mayor valor se hace a un lado” agregando además “Yo diría que los problemas de orden moral y valórico son los más serios dentro de la Democracia Cristiana”.Hace casi diez años escribíamos lo siguiente: (“El Rancaguino”17/11/2008) “Hoy nos encontramos con una agrupación política (PDC) dominada por la instrumentalización de lo público como estrategia de sobrevivencia privada.La autogeneración del poder y un exacerbado nepotismo.Muy alejada de los ideales que hace más de medio siglo impulsaron –bajo la iluminación de las Encíclicas Papales- a los Frei,Tomic,Leighton y Garretón entre otros,a fundar la expresión política de los valores Humanistas y Cristianos en la sociedad chilena ”. Terminábamos el artículo mencionado afirmando lo siguiente: “Entendemos lo traumático que debe ser para la Democracia Cristiana actual, enfrentar coincidentemente en el tiempo este doble desafío: La de recomponer Ética y Valores con los ejercicios propios de la reproducción del poder político.Si lo anterior se logra,honraremos la memoria y el espíritu de nuestros fundadores asumiendo con éxito un nuevo llamado de la Historia y del Pueblo Chileno”.¿Qué ha sucedido en estos últimos cinco años? Absolutamente lo contrario a lo que sosteníamos hace cerca de una década, “El espejo de nuestros valores se nos dió vuelta”.Perdimos identidad,traicionamos nuestro pasado y el legado de la historia.Fuimos leales, serviles y tolerantes en un símil al caballo postillón,que obedece al que lleva las riendas.Cómo no recordar las primarias del 2013,en que altas autoridades del PDC llamaban a votar por la candidata Bachelet y no perder el voto con nuestro camarada Orrego.Situaciones que se repitieron en las primarias de noviembre recién pasado.Como consecuencia de lo anterior Carolina Goic manifestó: “Hubo varios parlamentarios que fueron desleales con mi candidatura.Hubo parlamentarios que nunca apoyaron mi candidatura y eso es evidente.Y apoyar es mucho más que ponerse para la foto.”¿Qué se puede decir de una votación parlamentaria,que prácticamente dobló la correspondiente a Carolina Gic? Agreguemos a aquellos que se financiaron con fondos, llamémoslos “Cuestionables.”
Cómo no avergonzarse de una escena patética y de servilismo barato,cuando el Lunes inmediatamente después de las elecciones de primera vuelta, un grupo de “Militantes” gritaban el nombre del candidato Guillier a la llegada de Carolina al Consejo del Partido.Todo lo anterior refrendado por un grupo de Parlamentarios DC que esa misma noche, “Con absoluta e ingenua gratuidad” ofrecían su apoyo y servicios al candidato oficialista.Cuando en una institución se conjugan en caída vertical La Ética y La Estética, es señal que el final se acerca.
Todo lo anterior se ha dado en un escenario nacional que podríamos llamar inédito,en que “El Poder del Dinero” ha pervertido la Ética y la Política en una conjunción pecaminosa de “Lo Público y lo Privado”.Se ha creado en torno a estas descomposiciones un estado inicialmente de asombro seguido de un sentimiento de orfandad valórica y de pérdida del “Eje Central”,que debe normar nuestro quehacer como Nación.En este estado anómico,en que al parecer todo está permitido o justificado con “Medias Verdades”, nos ha dolido el silencio a veces cómplice de las autoridades de nuestro partido.A estas alturas se nos viene a la memoria lo que nos recordaba hace algunos años Benedicto XVI en Cáritas in Veritate: “SIN VERDAD,SIN CONFIANZA Y AMOR POR LO VERDADERO,NO HAY CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL,Y LA ACTUACIÓN SOCIAL SE DEJA A MERCED DE INTERESES PRIVADOS Y DE LOGICAS DE PODER,CON EFECTOS DISGREGADORES SOBRE LA SOCIEDAD,TANTO MAS EN UNA SOCIEDAD EN VÍAS DE GLOBALIZACIÓN,EN MOMENTO DIFÍCILES COMO LOS ACTUALES” .
Todo lo anterior se dá en un continuo proceso deformativo de la Función Pública y de sus actores comprometidos.Observamos como se desarrolla una asimetría cualitativa entre Mercado y Estado.En otras palabras, un desequilibrante incremento de la calidad de lo privado y carencia del correspondiente correlato en lo público.Lo anterior va afectando y desestimulando la actividad política.A propósito de lo anterior,Carlos Peña sostenía hace algún tiempo lo siguiente:”No tenemos política de verdad.Tenemos claro,competencia entre grupos de personas que se ganan la vida obteniendo votos y que,cada vez con más empeño,se transforman en eso que Arturo Valenzuela llamó alguna vez Political Brokers:Mediadores entre las comunidades locales y el poder central para obtener recursos”.Debemos decir que en las regiones se crean situaciones de dependencia y servilismo entre parlamentarios y militancia en general,situación de la cual la democraciacristiana no ha estado ajena.De tal modo se va constituyendo una especie de mercado de la política:Dónde concurren los “Gestores Operadores” de las demandas sociales y la gran oferta pública.Todo lo anterior va gestando un proceso degenerativo de la política y estructurando en el tiempo una verdadera subcultura.Entendemos finalmente el silencio del PDC ante estas situaciones,la agonía ha sido integral comprometiendo: Identidad y Valores.
Hemos sabido,que alrededor de trescientos camaradas han renunciado al PDC.Respetable decisión,pero que no compartimos:¿Qué sentido tiene renunciar ante un cadáver? Quizás el dilema es otro: Parafraseando a la gran escritora Marguerite Yourcenar asumir el desafío que nos propone: “No perder nunca de vista el diagrama de una vida humana y sus instituciones,que no se componen,por más que se diga ,de una horizontal y de dos perpendiculares,sino más bien de tres líneas sinuosas,perdidas hacia el infinito,constantemente próximas y divergentes:Lo que un Hombre ó Institución ha creído ser,lo que ha querido ser,y lo que fue.”Proponemos el ejercicio,seguramente en algunos pasajes dolorosos,de responder como PDC a estas grandes interrogantes.Enfatizando quizás en la que más nos apremia: Lo que “Deberíamos Ser” en el presente y en el mañana inmediato.

Columnas

Efectos del Tipo de Cambio y La Intervención

Publicado

el

Banco Central decide intervenir el mercado cambiario, poniendo a disposición del mercado 20.000 millones de dólares, lo anterior se debe a que el tipo de cambio sobrepasó los límites razonables que permitan mantener la estabilidad de precios (meta inflacionaria del 3%). En mi opinión, el Banco Central debería haber esperado un poco más antes de intervenir, porque si los actos vandálicos continúan podrían absorber la inyección de dólares en un tiempo breve dejando al Banco Central en una situación compleja para nuevas intervenciones. Por otra parte, esta subida exacerbada del tipo cambio se traslada más rápido a la inflación dejando menos margen de maniobra al Banco Central para mantener los estímulos monetarios que ayuden a compensar la falta de dinamismo de la actividad económica. Hoy más que nunca se requiere de unidad para enfrentar una situación compleja en materia de empleo, con un mercado laboral que tiene un amplio stock debido al fenómeno de la inmigración. También se debe recordar que un tipo de cambio alto encarece el endeudamiento que tiene tanto el sector público como el sector privado y además dificulta o encarece las inversiones (costo de maquinaria y equipamiento como por ejemplo comprar un bus, un tren, equipos de transferencia de calor, computadores, entre otros). Los bajos niveles de inversión afectan la capacidad de crecimiento de la economía y esta a su vez influye en el empleo y los salarios.

Roberto Contreras, Académico de UTEM y Dr. En Economía Industrial e Internacional

Continuar Leyendo

Columnas

Violencia de género hacia las mujeres, cómo dueles

Publicado

el


Por: Pamela Caro
Directora Centro de Investigación CIELO
Universidad Santo Tomás

El recién pasado 25 de noviembre, y cada 25 de noviembre, desde hace varias décadas, nos hemos convocado, no sólo en Chile sino en el mundo para visibilizar las diversas formas y caras que adquiere la violencia hacia las mujeres. Niñas, adolescentes, jóvenes, adultas, todas sólo por su condición de género – y producto de una sociedad que ha naturalizado y reproducido relaciones sociales desiguales de poder entre hombres y mujeres – han experimentado el dolor y sufrimiento de la violencia con grandes consecuencias sociales. Su expresión más extrema, el femicidio, la muerte por razones de género. “La maté porque era mía”, se indicó alguna vez en un titular hace un tiempo atrás, expresando lo que hay detrás es posesión y control.


Gritos, maltratos, humillaciones, amenazas, empujones, golpes y muerte forman parte del entramado de la violencia hacia las mujeres que buscamos desmontar en esta conmemoración y las que vienen, y en lo posible todos los días del año. Porque resulta insoportable, insufrible y debe terminar. Porque se requiere una sociedad que desde todos los rincones y voces se pronuncie y active redes de sororidad, de apoyo, de protección, de contención, de denuncia y de reparación. Porque como la violencia de género está en todas partes, en el mundo doméstico, en las calles, en el norte y en el sur, siendo lamentablemente global, necesitamos un gran empuje en el que participemos todos y todas, y desde los niveles macro y micro social para lograr el anhelado objetivo de esta conmemoración.


En los años ochenta, activistas latinoamericanas en favor de los derechos de las mujeres propone esta fecha para exigir la defensa ante la violencia. La razón era honrar la memoria de las hermanas Mirabal que el 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en República Dominicana. Luego en el año 2000, la ONU resuelve designar este día como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a ONG’s a realizar actividades de sensibilización y concientización. Hoy, en el complejo contexto que estamos viviendo, y en el marco del irrestricto respeto de los derechos humanos, sostenemos la urgencia por visibilizar, dar seguimiento e investigar las preocupantes denuncias de violencia de género en todas sus formas, tanto en el ámbito intrafamiliar como en el público, como la violencia económica/patrimonial, la violencia física o psicológica, y los casos denunciados de violencia sexual hacia mujeres y niñas en el último mes.

Continuar Leyendo

Columnas

Inclusión y deudas de demandas sociales

Publicado

el

Claudia Figueroa
Académica Escuela Fonoaudiología U. Andrés Bello

La inclusión y el desarrollo del aprendizaje de nuestros niños es también un hecho al que hay que gestar, mirar y responsabilizarse en miras a un mejor desarrollo de la humanidad y nuestro país. Deuda también histórica que en el marco de las demandas sociales ha tenido poca visibilización.
Padres con niños de diagnósticos diversos como Autismo, Síndrome de Down, etc, han convocado a marchas desarrolladas en contextos familiares que en resumen implican una mirada al sistema de salud y de educación que los incluya, facilite el acceso farmacológico y terapéutico e implemente medidas concretas en estos aspectos.


No es posible que niños con estas condiciones, no puedan ir a escuelas “comunes” y más aún no se les entienda como sujetos de derecho y con capacidades que puedan aportar a su sociedad.
Lamentablemente, nuestros pequeños en Chile poco y nada tienen que ver con cruzadas porque es la propia vida a la que tienen que hacerles frente, junto a sus familias, para acceder al sistema de salud, con numerosas terapias y enfrentarse a diario con un sistema escolar que no los considera tal y como se presentan en sus capacidades.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto