Síguenos

Columnas

OPINION: Agonía y muerte de la Democracia Cristiana

Publicado

el

Carlos Bravo Barros
Profesor Universidad de Chile

 

 

Hablar de agonía y muerte de personas queridas ,es doloroso, triste, no es fácil.Igualmente difícil -incluso más complejo- cuando se trata de expresar la misma trayectoria referida a un partido político,nos referimos a la Democracia Cristiana (PDC), que marcó indeleblemente y con una estela virtuosa los últimos sesenta años de La Historia Nacional. Naturalmente,como toda creación humana,con sus luces y sombras. Como olvidar la reforma agraria y la revalorización de la dignidad campesina,la chilenización del cobre, la extensión de la educación pública, además de establecer toda una estructura representativa de las organizaciones intermedias del país. Quizás para muchos, el rol cúspide de la DC fue la organización de la Alianza Democrática a comienzos de los años ochenta. Que permitió ganar el plebiscito de 1988 y el triunfo definitivo de la Democracia sobre la Dictadura Militar con el triunfo De Patricio Aylwin y su magistral conducción del proceso de “Normalización Institucional del País”.
Pero volvamos al título de este ensayo,¿Cuando se inicia la agonía? Exactamente no lo sabemos pero ya en los comienzos de 1994 el mismo Presidente Aylwin (Revista Mensaje,Enero-Febrero 1994) manifestaba lo siguiente: “El Partido sufre una crisis profunda y la gente de mayor valor se hace a un lado” agregando además “Yo diría que los problemas de orden moral y valórico son los más serios dentro de la Democracia Cristiana”.Hace casi diez años escribíamos lo siguiente: (“El Rancaguino”17/11/2008) “Hoy nos encontramos con una agrupación política (PDC) dominada por la instrumentalización de lo público como estrategia de sobrevivencia privada.La autogeneración del poder y un exacerbado nepotismo.Muy alejada de los ideales que hace más de medio siglo impulsaron –bajo la iluminación de las Encíclicas Papales- a los Frei,Tomic,Leighton y Garretón entre otros,a fundar la expresión política de los valores Humanistas y Cristianos en la sociedad chilena ”. Terminábamos el artículo mencionado afirmando lo siguiente: “Entendemos lo traumático que debe ser para la Democracia Cristiana actual, enfrentar coincidentemente en el tiempo este doble desafío: La de recomponer Ética y Valores con los ejercicios propios de la reproducción del poder político.Si lo anterior se logra,honraremos la memoria y el espíritu de nuestros fundadores asumiendo con éxito un nuevo llamado de la Historia y del Pueblo Chileno”.¿Qué ha sucedido en estos últimos cinco años? Absolutamente lo contrario a lo que sosteníamos hace cerca de una década, “El espejo de nuestros valores se nos dió vuelta”.Perdimos identidad,traicionamos nuestro pasado y el legado de la historia.Fuimos leales, serviles y tolerantes en un símil al caballo postillón,que obedece al que lleva las riendas.Cómo no recordar las primarias del 2013,en que altas autoridades del PDC llamaban a votar por la candidata Bachelet y no perder el voto con nuestro camarada Orrego.Situaciones que se repitieron en las primarias de noviembre recién pasado.Como consecuencia de lo anterior Carolina Goic manifestó: “Hubo varios parlamentarios que fueron desleales con mi candidatura.Hubo parlamentarios que nunca apoyaron mi candidatura y eso es evidente.Y apoyar es mucho más que ponerse para la foto.”¿Qué se puede decir de una votación parlamentaria,que prácticamente dobló la correspondiente a Carolina Gic? Agreguemos a aquellos que se financiaron con fondos, llamémoslos “Cuestionables.”
Cómo no avergonzarse de una escena patética y de servilismo barato,cuando el Lunes inmediatamente después de las elecciones de primera vuelta, un grupo de “Militantes” gritaban el nombre del candidato Guillier a la llegada de Carolina al Consejo del Partido.Todo lo anterior refrendado por un grupo de Parlamentarios DC que esa misma noche, “Con absoluta e ingenua gratuidad” ofrecían su apoyo y servicios al candidato oficialista.Cuando en una institución se conjugan en caída vertical La Ética y La Estética, es señal que el final se acerca.
Todo lo anterior se ha dado en un escenario nacional que podríamos llamar inédito,en que “El Poder del Dinero” ha pervertido la Ética y la Política en una conjunción pecaminosa de “Lo Público y lo Privado”.Se ha creado en torno a estas descomposiciones un estado inicialmente de asombro seguido de un sentimiento de orfandad valórica y de pérdida del “Eje Central”,que debe normar nuestro quehacer como Nación.En este estado anómico,en que al parecer todo está permitido o justificado con “Medias Verdades”, nos ha dolido el silencio a veces cómplice de las autoridades de nuestro partido.A estas alturas se nos viene a la memoria lo que nos recordaba hace algunos años Benedicto XVI en Cáritas in Veritate: “SIN VERDAD,SIN CONFIANZA Y AMOR POR LO VERDADERO,NO HAY CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL,Y LA ACTUACIÓN SOCIAL SE DEJA A MERCED DE INTERESES PRIVADOS Y DE LOGICAS DE PODER,CON EFECTOS DISGREGADORES SOBRE LA SOCIEDAD,TANTO MAS EN UNA SOCIEDAD EN VÍAS DE GLOBALIZACIÓN,EN MOMENTO DIFÍCILES COMO LOS ACTUALES” .
Todo lo anterior se dá en un continuo proceso deformativo de la Función Pública y de sus actores comprometidos.Observamos como se desarrolla una asimetría cualitativa entre Mercado y Estado.En otras palabras, un desequilibrante incremento de la calidad de lo privado y carencia del correspondiente correlato en lo público.Lo anterior va afectando y desestimulando la actividad política.A propósito de lo anterior,Carlos Peña sostenía hace algún tiempo lo siguiente:”No tenemos política de verdad.Tenemos claro,competencia entre grupos de personas que se ganan la vida obteniendo votos y que,cada vez con más empeño,se transforman en eso que Arturo Valenzuela llamó alguna vez Political Brokers:Mediadores entre las comunidades locales y el poder central para obtener recursos”.Debemos decir que en las regiones se crean situaciones de dependencia y servilismo entre parlamentarios y militancia en general,situación de la cual la democraciacristiana no ha estado ajena.De tal modo se va constituyendo una especie de mercado de la política:Dónde concurren los “Gestores Operadores” de las demandas sociales y la gran oferta pública.Todo lo anterior va gestando un proceso degenerativo de la política y estructurando en el tiempo una verdadera subcultura.Entendemos finalmente el silencio del PDC ante estas situaciones,la agonía ha sido integral comprometiendo: Identidad y Valores.
Hemos sabido,que alrededor de trescientos camaradas han renunciado al PDC.Respetable decisión,pero que no compartimos:¿Qué sentido tiene renunciar ante un cadáver? Quizás el dilema es otro: Parafraseando a la gran escritora Marguerite Yourcenar asumir el desafío que nos propone: “No perder nunca de vista el diagrama de una vida humana y sus instituciones,que no se componen,por más que se diga ,de una horizontal y de dos perpendiculares,sino más bien de tres líneas sinuosas,perdidas hacia el infinito,constantemente próximas y divergentes:Lo que un Hombre ó Institución ha creído ser,lo que ha querido ser,y lo que fue.”Proponemos el ejercicio,seguramente en algunos pasajes dolorosos,de responder como PDC a estas grandes interrogantes.Enfatizando quizás en la que más nos apremia: Lo que “Deberíamos Ser” en el presente y en el mañana inmediato.

Anuncio Publicitario

Columnas

Aumentar los estándares en la publicidad

Publicado

el

Tras el malestar generado por la difusión de una serie de piezas publicitarias por parte de una empresa en la venta de calcetines escolares, se anunció por parte de las autoridades el inicio de una mesa técnica, cuyo objetivo será fortalecer los estándares publicitarios y evitar que este tipo de situaciones se repitan a futuro.

Esta iniciativa, en la que participará el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, el SERNAC y el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (CONAR), tendrá como objetivo revisar la regulación internacional y analizar la necesidad de un ajuste normativo en Chile, además de fortalecer la autoregulación.

A nuestro juicio, si bien la autoregulación publicitaria es una buena iniciativa, este caso demuestra que no es suficiente, pues los tiempos han cambiado y se requiere fortalecer los estándares para evitar que se vulneren los derechos de los consumidores, especialmente de aquellos grupos que resultan ser más vulnerables como son los niños y jóvenes.

Actualmente la Ley del Consumidor regula una serie de temáticas relacionadas, por ejemplo, la publicidad engañosa, pero lo ocurrido con las piezas publicitarias difundidas no tienen una regulación específica en dicha normativa.

La publicidad es un vehículo legítimo para que las empresas promuevan sus productos, pero no puede ser un medio que promueva discriminación en ningún sentido.

No es aceptable que la publicidad muestre a niños en pose de adultos; a mujeres en roles que promueven el sexismo, a adultos mayores indefensos, promuevan la violencia o la discriminación por raza, orientación sexual, etcétera.

En definitiva, la publicidad que promueve estereotipos negativos genera prejuicios que perjudican principalmente a grupos vulnerables y minorías, afectando el sano desarrollo de la sociedad y no sólo la relación entre consumidores y empresas.

El tema es más riesgoso cuando son los niños quienes se exponen a la publicidad, pues no saben distinguir entre la realidad y la ficción.

En este sentido, las marcas hoy deben ser todavía más cuidadosas. Deben entender que sus mensajes no son inofensivos y crean realidad.

La publicidad debe ser el vehículo para que las empresas informen de las características, condiciones y bondades de sus productos. Por otro lado, los mensajes publicitarios deben decir la verdad, ser claros y no promover conductas discriminatorias.

Como SERNAC queremos proponer estándares más exigentes y analizar si eso requiere cambios en nuestra legislación. Otros países lo han entendido así y nuestro país no puede quedar atrás.

La invitación que realiza el SERNAC a los consumidores es a que en caso de detectar conductas que afecten sus derechos a realizar las denuncias a través del canal «Alertas Ciudadanas», lo que posibilitará al Servicio realizar las acciones que correspondan.


EFRAÍN CONTRERAS, DIRECTOR REGIONAL (S) DEL SERNAC
REGIÓN DE EL LIBERTADOR B. OH´HIGGINS

Continuar Leyendo

Columnas

Chile como potencia alimentaria y la importancia del nuevo Ministerio

Publicado

el

Por: Noemí Zúñiga, Gerente del CET Agroindustrial

“Convertir al país en una potencia agroalimentaria”, así fue como el Presidente Piñera explicó la creación del nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural, que busca introducir mayor competencia en el sector agrícola, y una modernización de la cartera.

Se trata de una iniciativa que fortalecerá no solo al sector rural, y entregará mayores herramientas para poder convertirse en un sector pujante de la economía, sino que también consolidará a los sectores que se nutren de la agricultura, como la agroindustria.

La industria de los alimentos ha crecido fuertemente en Chile en los últimos años. Es cosa de ver las cifras. En 2014, se exportaban casi 767 mil toneladas de alimentos procesados, con una equivalencia de US$ 1.707 millones. En 2018, en tanto, se exportaron más de 800 mil toneladas de este tipo de productos a países extranjeros, evidenciando un crecimiento de 4,4% respecto de hace 4 años.

El potencial agroindustrial que tiene el país, mueve al CET Agro a generar las mayores y mejores oportunidades para generar una industria con valor agregado y que supere año a año sus límites.

Desde el CET Agroindustrial, creemos que la idea es poder aprovechar los recursos que tiene el país, usarlos de manera responsable y sustentable, y de esta forma ir generando un sector que va en línea con las necesidades y demandas de los consumidores. Así, el desarrollo de la agroindustria es un resultado natural que debe, mediante incentivos públicos y privados, convertirse en el futuro cercano en una real alternativa de desarrollo.

En el CET creemos que hay que seguir consolidando a Chile como una potencia alimentaria, debemos seguir alcanzando nuevos mercados, mayor tecnificación de nuestros procesos, mayor optimización de los mismos, incorporando los requerimientos técnicos que demandan los mercados, desarrollar nuevos productos, nuevos ingredientes, y mucho más.

El sector agrícola está viviendo momentos difíciles con una sequía que está afectando diferentes dimensiones de la industria. Sin embargo, el fuerte desarrollo del mundo rural es una de las formas que puede continuar fortaleciendo la agricultura de nuestro país y mantenernos como potencia agroalimentaria. Desde el CET valoramos la creación de este nuevo Ministerio y seguiremos apoyando las distintas iniciativas que vayan en total beneficio de todas las industrias agrícolas, en especial la agroindustrial.

Continuar Leyendo

Columnas

Coronavirus: Mascarillas y calidad

Publicado

el

Cuando ocurren fenómenos mundiales relacionados a infecciones, tanto virales como bacterianas, comienzan voces a exigir medicamentos (y vacunas) e insumos para la población. El problema de estas exigencias es que muchas veces provienen de poca evidencia científica, y en otros casos gatillan lo peor del ser humano: la codicia. Por mecanismos de mercado, ya que el medicamento y los insumos médicos son tratados como tal, aumenta los precios por temas de demanda. Esto no es exclusivo del área sanitaria, no hay que hacer mucha memoria para recordar la exigencia de los chalecos reflectantes para los autos. El problema es que en el caso de salud tenemos otro problema de fondo, especialmente en relación a la calidad de los dispositivos médicos en el país, dentro de los cuales se encuentran las tan demandadas mascarillas.

Más allá de las aprensiones del uso limitado de las mascarillas (en términos de tiempo de uso) para su eficacia, su calidad no necesariamente esta resguardada por el Instituto de Salud Pública (ISP). Hoy solo se encuentran bajo control obligatorio en el ISP los guantes de examinación, guantes quirúrgicos, preservativos, agujas y jeringas hipodérmicas estériles de un solo uso. Esto se está abordando en la Ley de Fármacos 2. Sin embargo, aún no se concreta su discusión parlamentaria, y por lo tanto sigue estando bajo la voluntad del proveedor.

El sistema sanitario chileno tiene muchas cosas buenas, comenzando por los técnicos y profesionales que trabajan en él, pero es imprescindible que avancemos más rápidamente en temas de calidad, tanto de medicamentos, insumos médicos y servicios farmacéuticos en Chile, ya que en un mundo globalizado como el actual este tipo de situaciones como el coronavirus no serán ni la primera ni la última.

Jorge Cienfuegos
Académico Escuela Química y Farmacia U. Andrés Bello

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto