Síguenos

Columnas

OPINION: Agonía y muerte de la Democracia Cristiana

Publicado

el

Carlos Bravo Barros
Profesor Universidad de Chile

 

 

Hablar de agonía y muerte de personas queridas ,es doloroso, triste, no es fácil.Igualmente difícil -incluso más complejo- cuando se trata de expresar la misma trayectoria referida a un partido político,nos referimos a la Democracia Cristiana (PDC), que marcó indeleblemente y con una estela virtuosa los últimos sesenta años de La Historia Nacional. Naturalmente,como toda creación humana,con sus luces y sombras. Como olvidar la reforma agraria y la revalorización de la dignidad campesina,la chilenización del cobre, la extensión de la educación pública, además de establecer toda una estructura representativa de las organizaciones intermedias del país. Quizás para muchos, el rol cúspide de la DC fue la organización de la Alianza Democrática a comienzos de los años ochenta. Que permitió ganar el plebiscito de 1988 y el triunfo definitivo de la Democracia sobre la Dictadura Militar con el triunfo De Patricio Aylwin y su magistral conducción del proceso de “Normalización Institucional del País”.
Pero volvamos al título de este ensayo,¿Cuando se inicia la agonía? Exactamente no lo sabemos pero ya en los comienzos de 1994 el mismo Presidente Aylwin (Revista Mensaje,Enero-Febrero 1994) manifestaba lo siguiente: “El Partido sufre una crisis profunda y la gente de mayor valor se hace a un lado” agregando además “Yo diría que los problemas de orden moral y valórico son los más serios dentro de la Democracia Cristiana”.Hace casi diez años escribíamos lo siguiente: (“El Rancaguino”17/11/2008) “Hoy nos encontramos con una agrupación política (PDC) dominada por la instrumentalización de lo público como estrategia de sobrevivencia privada.La autogeneración del poder y un exacerbado nepotismo.Muy alejada de los ideales que hace más de medio siglo impulsaron –bajo la iluminación de las Encíclicas Papales- a los Frei,Tomic,Leighton y Garretón entre otros,a fundar la expresión política de los valores Humanistas y Cristianos en la sociedad chilena ”. Terminábamos el artículo mencionado afirmando lo siguiente: “Entendemos lo traumático que debe ser para la Democracia Cristiana actual, enfrentar coincidentemente en el tiempo este doble desafío: La de recomponer Ética y Valores con los ejercicios propios de la reproducción del poder político.Si lo anterior se logra,honraremos la memoria y el espíritu de nuestros fundadores asumiendo con éxito un nuevo llamado de la Historia y del Pueblo Chileno”.¿Qué ha sucedido en estos últimos cinco años? Absolutamente lo contrario a lo que sosteníamos hace cerca de una década, “El espejo de nuestros valores se nos dió vuelta”.Perdimos identidad,traicionamos nuestro pasado y el legado de la historia.Fuimos leales, serviles y tolerantes en un símil al caballo postillón,que obedece al que lleva las riendas.Cómo no recordar las primarias del 2013,en que altas autoridades del PDC llamaban a votar por la candidata Bachelet y no perder el voto con nuestro camarada Orrego.Situaciones que se repitieron en las primarias de noviembre recién pasado.Como consecuencia de lo anterior Carolina Goic manifestó: “Hubo varios parlamentarios que fueron desleales con mi candidatura.Hubo parlamentarios que nunca apoyaron mi candidatura y eso es evidente.Y apoyar es mucho más que ponerse para la foto.”¿Qué se puede decir de una votación parlamentaria,que prácticamente dobló la correspondiente a Carolina Gic? Agreguemos a aquellos que se financiaron con fondos, llamémoslos “Cuestionables.”
Cómo no avergonzarse de una escena patética y de servilismo barato,cuando el Lunes inmediatamente después de las elecciones de primera vuelta, un grupo de “Militantes” gritaban el nombre del candidato Guillier a la llegada de Carolina al Consejo del Partido.Todo lo anterior refrendado por un grupo de Parlamentarios DC que esa misma noche, “Con absoluta e ingenua gratuidad” ofrecían su apoyo y servicios al candidato oficialista.Cuando en una institución se conjugan en caída vertical La Ética y La Estética, es señal que el final se acerca.
Todo lo anterior se ha dado en un escenario nacional que podríamos llamar inédito,en que “El Poder del Dinero” ha pervertido la Ética y la Política en una conjunción pecaminosa de “Lo Público y lo Privado”.Se ha creado en torno a estas descomposiciones un estado inicialmente de asombro seguido de un sentimiento de orfandad valórica y de pérdida del “Eje Central”,que debe normar nuestro quehacer como Nación.En este estado anómico,en que al parecer todo está permitido o justificado con “Medias Verdades”, nos ha dolido el silencio a veces cómplice de las autoridades de nuestro partido.A estas alturas se nos viene a la memoria lo que nos recordaba hace algunos años Benedicto XVI en Cáritas in Veritate: “SIN VERDAD,SIN CONFIANZA Y AMOR POR LO VERDADERO,NO HAY CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL,Y LA ACTUACIÓN SOCIAL SE DEJA A MERCED DE INTERESES PRIVADOS Y DE LOGICAS DE PODER,CON EFECTOS DISGREGADORES SOBRE LA SOCIEDAD,TANTO MAS EN UNA SOCIEDAD EN VÍAS DE GLOBALIZACIÓN,EN MOMENTO DIFÍCILES COMO LOS ACTUALES” .
Todo lo anterior se dá en un continuo proceso deformativo de la Función Pública y de sus actores comprometidos.Observamos como se desarrolla una asimetría cualitativa entre Mercado y Estado.En otras palabras, un desequilibrante incremento de la calidad de lo privado y carencia del correspondiente correlato en lo público.Lo anterior va afectando y desestimulando la actividad política.A propósito de lo anterior,Carlos Peña sostenía hace algún tiempo lo siguiente:”No tenemos política de verdad.Tenemos claro,competencia entre grupos de personas que se ganan la vida obteniendo votos y que,cada vez con más empeño,se transforman en eso que Arturo Valenzuela llamó alguna vez Political Brokers:Mediadores entre las comunidades locales y el poder central para obtener recursos”.Debemos decir que en las regiones se crean situaciones de dependencia y servilismo entre parlamentarios y militancia en general,situación de la cual la democraciacristiana no ha estado ajena.De tal modo se va constituyendo una especie de mercado de la política:Dónde concurren los “Gestores Operadores” de las demandas sociales y la gran oferta pública.Todo lo anterior va gestando un proceso degenerativo de la política y estructurando en el tiempo una verdadera subcultura.Entendemos finalmente el silencio del PDC ante estas situaciones,la agonía ha sido integral comprometiendo: Identidad y Valores.
Hemos sabido,que alrededor de trescientos camaradas han renunciado al PDC.Respetable decisión,pero que no compartimos:¿Qué sentido tiene renunciar ante un cadáver? Quizás el dilema es otro: Parafraseando a la gran escritora Marguerite Yourcenar asumir el desafío que nos propone: “No perder nunca de vista el diagrama de una vida humana y sus instituciones,que no se componen,por más que se diga ,de una horizontal y de dos perpendiculares,sino más bien de tres líneas sinuosas,perdidas hacia el infinito,constantemente próximas y divergentes:Lo que un Hombre ó Institución ha creído ser,lo que ha querido ser,y lo que fue.”Proponemos el ejercicio,seguramente en algunos pasajes dolorosos,de responder como PDC a estas grandes interrogantes.Enfatizando quizás en la que más nos apremia: Lo que “Deberíamos Ser” en el presente y en el mañana inmediato.

Anuncio Publicitario

Columnas

Fake news y la evolución de los medios

Publicado

el

Desde que existe la comunicación, mucho antes del periodismo como lo conocemos, incluso antes de la imprenta, antes de que en Mesopotamia unos símbolos comenzaran a significar palabras. Lamentablemente casi junto con el nacimiento de la palabra aparece la mentira.


Mentiras que cuando son utilizadas en el ámbito militar, o a veces político o comercial, para hacer creer al adversario lo que nos convenga que crea, la llamamos desinformación.
A través de esta palabra entonces quiero hacer el link con las circunstancias que observamos hoy, y que en el mundo anglosajón llaman “fake news”.


No es que las mentiras en política sean nuevas. Nerón difundió noticias falsas sobre el incendio de Roma, los primeros cristianos fueron perseguidos debido a que circulaban rumores según los cuales ejecutaban prácticas repugnantes como el incesto, el infanticidio y el canibalismo. Siglos después, estas mismas acusaciones se utilizarían para perseguir paganos y judíos.


Lo mismo podría decirse de la leyenda de El Dorado, relatos de una gran riqueza muchas veces utilizados para impulsar a los hombres a unirse a tripulaciones que viajaban a América, o el tristemente plan Z del gobierno militar chileno.


El problema ahora es que ya no solo nos creemos las desinformaciones que toman la apariencia de noticias reales, sino que lamentablemente muchos de nosotros ayudamos a propagarlas compartiendo este contenido falso en nuestras redes sociales. Y no es que mis amigos o yo mismo nos hayamos convertido en seres malvados, sino que somos inocentes cómplices.


La gran mayoría de las veces compartimos información falsa, desinformando a nuestros seguidores, movidos principalmente por la rabia, el enojo que nos motiva a hacer algo y compartimos esta información entre comillas que nos indigna.


Según concluyó un extenso estudio realizado por Soroush Vosoughi, Deb Roy y Sinan Aral, tres investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) intentando comprender porque las noticias falsas parecen tener un mayor alcance que las verdaderas concluyen que las fake news están mejor noveladas que las verdadera y además son más originales. En concreto, en las conclusiones señalan que ese tipo de informaciones no se parecen en nada a lo que un usuario de Twitter ha visto en su timeline en los últimos 60 días.


Segundo, las ‘fake news’ disparan una respuesta emocional más intensa que un tuit normal. Los investigadores incluso han creado una base de datos con 126.000 tuits en el que analizan qué palabras son las más usadas y muchas veces tienen que ver con el disgusto o la sorpresa.
Combatir esta dimensión de las redes sociales si bien no es fácil, parece tener un camino más claro que es a través de la educación y a la formación de individuos críticos capaces no solo de leer sino de discriminar lo que se lee.


El problema más complejo es que existen quienes intencionalmente inventan informaciones con tal de influir en la opinión pública o incluso ganar likes e impresiones que finalmente significan ganar plata a través de visitas.

ATAQUE VIRTUAL QUE NO ES REAL

Esto no solo lo vemos a gran escala como lo fue lo sucedido en Estados Unidos en las pasadas elecciones presidenciales , sino también en nuestra pequeña escala local donde inescrupulosos atacan las reputaciones de nuestras organizaciones o comercios, con situaciones muchas veces sin asidero en la realidad.


Y así muchas veces nos encontramos indefensos en medio de este ataque virtual. Este es el primer problema, muchas veces perdemos la perspectiva de que Twitter no es la realidad, es la opinión de la gente que está en Twitter, donde además quienes opinan siempre son una minoría, Y nos encontramos que al habernos olvidado de toda otra manera de comunicar, nos vemos envueltos en esta realidad virtual sin saber que hacer. Nunca debemos olvidar que la realidad es mucho más amplia y rica que una red social.


En este sentido siempre tener en cuenta de que las redes sociales son una importante herramienta, que hay que utilizarlas, pero no son LA herramienta. Un mix entre los medios tradicionales y esta realidad virtual siempre es el mejor camino.

LOS MEDIOS NOS ADAPTAMOS
Pero también este cambio nos ha afectado a los medios de comunicación, pero lejos estamos de quienes señalaban que el diario papel desaparecería con la llegada de internet.


Lo mismo se dijo cuando apareció la radio, o de la radio cuando apareció la televisión o del cine con la llegada de los video clubs o del cable, pero aquí estamos.


Pero ciertamente esta nueva realidad virtual nos ha obligado a adaptarnos. Y en eso estamos.
Sin embargo, sería correcto decir que hoy más gente que nunca en nuestra historia lee El Rancagüino. De hecho, poco menos de la mitad de nuestro trafico en internet proviene de fuera de nuestra región, mayoritariamente de Santiago, es que muchas veces pese a no vivir en esta zona mantenemos nuestro vínculo emocional por lo que deseamos saber que sucede en nuestra querida tierra.


Nuestro sitio web www.elrancaguino.cl tiene poco más de un millón de visitas mensuales, y tenemos cerca de 85 mil seguidores en nuestras redes sociales. A estos números se suman los 8 mil ejemplares que en promedio salen diariamente en papel a las calles de la región por lo que podemos poner a disposición de nuestros clientes una amplia audiencia.


Orgullosamente podemos decir que somos el medio de la región de O´Higgins, que en estos 104 años de existencia se ha ganado la credibilidad, si algo lo dice El Rancagüino debe ser cierto. Podemos equivocarnos, puede suceder, pero jamás inventar alguna situación. Rendimos examen todos los días, a cada hora, y nuestros seguidores y lectores no hacen sino avalar nuestro periodismo local e independiente.


No por nada a algunos usuarios de Instagram el pasado mes de abril, les apareció el siguiente mensaje “Queremos que tus seguidores se enfoquen en lo que compartes, no en cuántos ‘Me gusta’ obtienen tus publicaciones”.


Es que incluso el gigante de Facebook ha entendido que el contenido es lo que primará, y no los likes. Y contenido tenemos mucho que ofrecer, solo hay que encontrar la mejor manera de darlo a conocer y para eso estamos disponibles, no solo para replicar un banner sino y más que nada para a través de un periodismo de calidad, generar contenido trascendente para distintos públicos.


Por eso también estamos diversificando nuestros servicios, no solo somos un medio de difusión publicitaria, sino más bien de contenido. También estamos desarrollando diversos proyectos por ejemplo actualmente con fondos de la subsecretaria de Previsión Social, tras ganar un concurso nacional, estamos realizando diversos productos de educación previsional abarcando varias regiones.


Es que, en esta era digital de cambios acelerados, estamos pasando de la era del like y las redes sociales a una era de contenido, donde la información relevante, creíble y disponible fácilmente será clave para contrarrestar las mentiras que algunos puedan decir sobre nosotros.

Continuar Leyendo

Columnas

Guerra comercial: impacto en la logística

Publicado

el


Señor Director


Según datos del Banco Central, la Guerra Comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático ha afectado negativamente la inversión extranjera, llevándola a su menor nivel en dos años. De hecho, entre enero y mayo de 2019 el flujo de capitales descendió un 33%, totalizando US$ 4.800 millones en el periodo.

Dicho escenario de inestabilidad económica, que se ha sostenido durante todo el 2019, ha incidido directamente en la economía de nuestro país, y como segunda derivada en el sector logístico, que ha visto cómo las grandes empresas han comenzado a intentar manejar de mejor manera sus inventarios, lo cual se refleja en el último informe de comercio exterior del Banco Central el cual muestra una disminución en la importación de bienes. Ésta medida “preventiva” es un arma de doble filo, ya que el no tener un control certero en esta materia, puede generar aún mayor incertidumbre, terminando con un descenso severo en las ventas debido a retraso de las mercaderías o cortes de stock.

Frente a este contexto es que resulta imperante que la logística se ponga a la altura de las necesidades, implementando servicios con mayor tecnología, como el uso de torres de control internacional o manejando la cadena de inventario de forma global para así ajustarla a los requerimientos de cada uno de los mercados o destinos finales. Estas herramientas deben estar enfocadas en controlar mejor los tiempos y visibilidad de los inventarios, ya que un buen manejo logístico es vital para generar ahorros y minimizar los riegos de pérdidas de ventas o exceso de inventarios.

Medidas como las mencionadas son alternativas certeras para mantenerse a flote durante este complejo período y al mismo tiempo, deben ser vistas como una oportunidad para continuar forjando un camino de innovación en nuestro rubro.

Matías Quiroga,
Gerente Comercial Sur América, APL Logistics

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: ¿Y si siempre van de obreros?

Publicado

el

Manuel Polgatiz
Periodista y comentarista deportivo

A veces la vida y sus laberintos van marcando tu rumbo. En ocasiones te guían por la ruta correcta y en otras, cuando todo se hace fácil, olvidas el rigor, la constancia y el sudor.


Cuando te apartas de tu esencia, que lo atilda el trabajo y la humildad, por lo general decaes en tu rendimiento y expones la desilusión ante quienes más te aprecian. En el estadio El Teniente, O’Higgins recuperó esa pizca de generosidad y esfuerzo. Salió a la cancha para medirse ante un equipo que lo triplica en presupuesto y entre su horizonte, siempre está la obtención de todo torneo o competencia que se le cruce por delante.


La consigna previa, era no perder y si lo hacía, que fuera con dignidad deportiva y no de forma vergonzosa como frente a Antofagasta. Fue así como en medio de ese clima de pesimismo (totalmente justificado), la hinchada apreció un partido de poco ritmo, pero de alto interés, principalmente por el morbo que generan las cabezas técnicas de ambas escuadras.


El partido siempre transitó por el control total de los “Celestes”, incluso creo con convicción que nunca estuvo en peligro el triunfo local, que logró detener los avances cansinos de los laterales “Albos”. Metió en su propio terreno a los volantes de contención visitantes, que jamás pudieron dar en la tecla para impedir el paso de Doffo (en su mejor partido desde que llegó) y Fernández.
O’Higgins se vio bien plantado en el campo de juego, con personalidad y temple, muy distante a aquel once famélico y sin respuesta de fechas pretéritas. La inyección de experiencia y sabiduría en la última línea (Cereceda, Cahais. Magalhaes, Acevedo) proyectó confianza hacia adelante y los demás compañeros se contagiaron con esa voluntad de vulnerar un destino que se veía perdido en un túnel sin salida, como lo describe el escritor Ernesto Sábato, en una de sus obras más relevantes.
Apareció esa otra faceta que exige este deporte y la vida en general; el espíritu de superación.

Dicen los expertos que, en la elite de la actividad física, lo único que diferencia a un gran equipo y otro, es la mentalidad con que se enfrentan los problemas y la pronta resolución de los mismos.
En ese ese escenario, los rancagüinos aprovecharon las falencias de Colo Colo, conminaron a los defensas para siempre recibir el balón sobre la espalda y correr en dirección hacia su propia valla, hechos que terminaron, incluso, haciendo insulsos los últimos minutos, agravados por la expulsión ordinaria de Jorge Valdivia.


El corolario de una jornada alegre y feliz, es una moraleja clara y precisa: si O’Higgins se viste de obrero, no pierde la corona ni se ensucia sus finos ropajes. Estos tres puntos, poseen el mismo valor numérico de los ya olvidados en El Salvador, por tanto, el llamado y súplica es para que los profesionales de esta disciplina se motiven durante todo el campeonato y no solo para los cotejos de alta convocatoria.


De nada servirá que el año 2019, los libros de historia digan que en Rancagua cayeron los tres equipos capitalinos de mayor poderío económico, si al final de la carrera los “Celestes” no se meten en el concierto internacional.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080