Home » Actualidad » Párroco de Iglesia Cristo Rey manifiesta preocupación por eventual expropiación de la gruta de Lourdes

Párroco de Iglesia Cristo Rey manifiesta preocupación por eventual expropiación de la gruta de Lourdes

Aludiendo al tremendo valor espiritual y psicosocial del punto de devoción y peregrinaje, es que el religioso solicita evaluar el rediseño de la ampliación de Av. Baquedano y así evitar la intervención de la gruta pronta a cumplir 100 años de existencia.

 

Por Juvenal Arancibia D.

Fotos: Marco Lara.

 

Un clásico ejemplo del inevitable avance de la modernidad es la que experimentará la gruta de Lourdes, ubicada en las inmediaciones de la parroquia Cristo Rey de Av. Baquedano y Calle Francia. Y es que el lugar de peregrinación y devoción deberá ser intervenido a fin de dar paso al proyecto de ampliación de la vital arteria que por casi 100 años ha servido de acceso al sector poniente de Rancagua.

Según el padre Giacomo Valenza, encargado de la parroquia Cristo Rey, el diseño de la ampliación de la Av. Baquedano contempla la expropiación de una franja de 6 metros desde la línea de calle al sur, o sea, al interior del terreno parroquial, donde desde la década de 1920 se emplaza la gruta de la Virgen de Lourdes cuya construcción emula al santuario original emplazado en la localidad homónima en Francia.

Es precisamente esta característica, señala el padre Giacomo, ligada a la historia del sector y a las numerosas generaciones de rancagüinos que en esta gruta han celebrado primeras comuniones o bien han recibido respuestas que fácilmente podrían ser interpretadas como milagros, la piedra de tope para intervenir, mover o rediseñar la santa galería.

El religioso añade tener pruebas fehacientes de una intervención similar en otra comuna del país, donde el desplazamiento de la gruta original derivó en el alejamiento de los feligreses y peregrinos al perder la delicada conexión espiritual de la devoción religiosa con el nuevo emplazamiento. Sobre lo mismo, el párroco invita a las autoridades a reflexionar sobre el diseño de la nueva vía pero desde un punto de vista más urbanístico y menos técnico, contemplando las intrincadas conexiones sociales del entorno con el templo y el enorme valor de la gruta de Lourdes.

De la misma manera, Giacomo Valenza, en octubre del año pasado hizo llegar una carta al director regional del Serviu, Víctor Cárdenas, expresando su preocupación por la intervención que contempla el proyecto, que cabe destacar se encuentra en fase de diseño y que recién podría ver su ejecución a fines del año 2021 o 2022. A lo anterior, el religioso aseguró no haber recibido respuesta alguna por parte del servicio público.

EL PROYECTO DESDE LA ÓPTICA DEL SERVIU

Ante la interrogante planteada a diario El Rancagüino, por el padre Giacomo Valenza, fue el mismo director regional del Serviu, Víctor Cárdenas quien transparentó la situación asegurando que “primero que todo es necesario señalar que la expropiación obedece a lo establecido en el plan regulador comunal para poder contar con las características necesarias para la vía que se pretende construir ahí, dada las condiciones e importancia que tiene esta calle recordando que esta vía contará con doble calzada, ciclovía, y otras por lo tanto desde el primer momento se ha planteado ejecutar las expropiaciones”.

“Respecto de la situación específica de la gruta” añadió Cárdenas “se ha establecido poder entregar todos los proyectos necesarios para poder desplazar la gruta unos metros más al interior del terreno manteniendo su ubicación actual en términos de espacio físico en relación a la calle y hemos corroborado que está el espacio necesario para sacar adelante esta idea y que la gruta pueda tener la presencia como la ha tenido hasta ahora. Hemos planteado esta solución junto con el apoyo de poder entregar los datos técnicos para que esto se pueda desarrollar”, aseveró la autoridad.

Abordando el valor psicosocial y por supuesto espiritual de la gruta, el director regional del Serviu, argumentó que “desde el momento en que nosotros estamos dando una propuesta de solución es porque nos hacemos cargo de que hay una condición especial en ese sector, pero desde nuestro juicio es difícil poder pronunciarnos respecto de la pérdida del valor sentimental que pueda tener el desplazar la gruta un par de metros más adentro considerando que efectivamente está instalada en una locación que hoy está propenso a la expropiación por lo mismo estamos asumiendo esta condición y se pueda mantener como centro de peregrinación o devoción”.

Respecto a la fase en que se encuentra el proyecto, Cárdenas reveló que “estamos en el diseño, en la etapa final de la aprobación de los proyectos por parte de los distintos servicios involucrados y por lo tanto en un etapa muy avanzada de desarrollo”. Pese a lo anterior, la autoridad aseguró que “estamos a 3 o 4 años, fácil, antes de que se puedan visualizar alguna ejecución de obra”.

Finalmente, Víctor Cárdenas, complementó recordando que el proceso de expropiación tomará a lo menos dos años puesto que la franja a intervenir incluye terrenos y viviendas a lo largo de la Av. Baquedano hasta lo que era la antigua Ruta Panamericana, hoy Ruta H-10.

Comentarios