Home » Editorial » Columnas » Hernán Muñoz Acuña Intendente de O’Higgins: 1953

Hernán Muñoz Acuña Intendente de O’Higgins: 1953

En un día como hoy, el 26 de marzo de 1953, un nuevo Intendente de la Provincia de O’Higgins asumió su cargo, en el edificio de la Intendencia que actualmente ocupa la Gobernación. Venía desde Santiago, designado por el nuevo Presidente de la República, General don Carlos Ibañez del Campo, elegido pocos meses antes. Don Hernán Muñoz se había retirado de las filas del Ejército, después de alcanzar el grado de capitán.
Desde los primeros días, el nuevo Intendente realizó grandes cambios en el sistema de trabajo de sus antecesores. La costumbre era que los intendentes realizaban todo su trabajo en su oficina, por lo que extrañó a sus funcionarios y en general a las oficinas públicas algunas de las primeras declaraciones del señor Muñoz expresando que él no sería un Intendente de oficina, sino que le iba a dar preferencia al “trabajo en terreno”.
Efectivamente, unas semanas después inició un recorrido por todas las Comunas, algunas de las cuales nunca habían sido visitadas por un Intendente. También se dedicó a recorrer cada una de las oficinas que funcionaban en el edificio de la Intendencia, imponiéndose personalmente de cual era la tarea que tenía cada uno de los funcionarios.
De carácter extrovertido, conversaba con todos y en diálogos abiertos les pedía que lo ayudaran a realizar lo mejor posible las tareas. Para los periodistas, fue más explícito. Los invitó primero a un almuerzo para pedirles su colaboración y decirles que si deseaban hablar con él no era necesario pedir audiencias anticipadamente, lo que pudimos comprobar todos los periodistas de “El Rancagüino”·
Una curiosidad: en su recorrido exhaustivo del edificio, encontró en la parte de atrás una puerta cerrada con llave y que nadie sabía o se acordaba qué había tras ella. Se trataba de un patio, con algunos árboles, que estaba cubierto de malezas. Lo hizo despejar y lo transformó en una especie de gimnasio abierto para que los funcionarios pudieran usarlo, como una especie de “recreo” deportivo al final de sus tareas, para que se sintieran en mejor forma físicamente. Lo inauguró con un campeonato deportivo con los periodistas.,
Otra cosa notable fue el establecimiento de una conmemoración diferente de los aniversarios de la batalla de Rancagua, el primero y dos de octubre, recogiendo una sugerencia que le hicimos. Por primera vez se realizó la ceremonia de izamiento de una bandera negra en el Templo de La Merced, a la que asistió el Presidente Genera l bañez y un destacamento de la Escuela Militar, con su banda.

Comentarios