Home » Destacada » Menor rancagüino fue víctima del “cuento del tío” y es encontrado en Santiago donde entregó 4 millones de pesos

Menor rancagüino fue víctima del “cuento del tío” y es encontrado en Santiago donde entregó 4 millones de pesos

Se trató de un caso estafa telefónica que hicieron que el niño de sólo 11 años de edad decidiera viajar a la capital con el dinero y otras especies que se le solicitaron, luego de que le indicaron que su padre había sufrido un accidente.

 

 

Fernando Ávila Figueroa

 

 

En varias ocasiones hemos escuchado de estafas telefónicas, pero lo ocurrido el miércoles último en Rancagua ha causado especial preocupación, pues la víctima fue un niño de sólo 11 años de edad.

El caso comenzó a quedar al descubierto cuando Carabineros de la Primera Comisaría llegaron hasta la calle Pozo Almonte en la población Nelson Pereira. por un supuesto procedimiento de robo. En el lugar se entrevistan con una mujer de 46 años, la cual indica que al llegar a su inmueble, constata que no se encontraba su hijo de 11 de años, y que su casa se encontraba desordenada, faltando un notebook, un PlayStation y 4 millones de pesos en dinero en efectivo.

Rápidamente Carabineros desplegó todos los medios para poder dar con el paradero del menor, incluso en redes sociales se habló de un posible secuestro del niño. Se efectuaron despliegues operativos con personal territorial, SIP, OS-7, Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículos, además de Labocar.
En el intertanto, después de haber realizado varios llamados telefónicos, el menor responde su celular y señala que se encontraba en el terminal de buses de Santiago, ya que había concurrido por sus propios medios, desde su casa hasta el Terminal O’Higgins, y luego a Santiago, para trasladar las especies antes descritas y entregarlas a una persona desconocida que le había señalado mediante llamada telefónica que su padre estaba lesionado y que debía concurrir con lo indicado de valor a la capital del país.

Se coordinó con personal de la 21º Comisaría de Estación Central para su concurrencia al terminal, logrando ubicar al niño, manteniéndolo en custodia en dicha unidad policial. Personal OS-9 concurrió hasta 21º Comisaría para el traslado de niño a la Primera Comisaría Rancagua, el que se encontraba sin lesiones.

Según el subprefecto de los servicios de la Prefectura Cachapoal, Teniente Coronel de Carabineros, Humberto Urrejola Ortiz, el menor entregó la totalidad de las especies junto al dinero que portaba a un hombre desconocido, indicándose que al momento de ser encontrado no presentaba ninguna lesión y el contacto con él se logró gracias a que portaba su teléfono celular. Se le indicó que se acercara a una caseta de seguridad del terminal de buses mientras llegaba Carabineros, para luego constatar lesiones en el Hospital Regional Rancagua.

Añadió que ellos recibieron el llamado de una mujer quien indicaba que al llegar a su domicilio encontró una habitación desordenada, faltaban especies y su hijo de 11 años de edad no se encontraba. Una vez en el lugar se inicia una amplia búsqueda además de diligencias con la familia, en el barrio, y autoridades de su colegio con el fin de levantar información útil.

Ya ubicado en el terminal Alameda -con la ayuda de un adulto- el menor se acercó a una caseta de informaciones, a la espera de Carabineros de Estación Central, para luego ser derivado a Santiago en buenas condiciones. La autoridad confirmó que las especies y el dinero el niño las entregó a un sujeto del cual aún no hay rastros.

El menor en horas de la noche del miércoles se encontraba junto a su familia, mientras se siguen realizando amplios operativos tanto en la Región de O’Higgins como en Santiago para dar con el paradero de el o los autores de la estafa telefónica, determinar si era alguien que conocía que al interior del inmueble existía dinero en efectivo, sumado a la información que entregue el menor, quien debido a lo traumante de la experiencia poco a poco ha ido narrando lo que le tocó vivir.

Existen antecedentes de que días previos al hecho se apreciaron a personas desconocidas merodeando el inmueble, así como que el dinero que trasladó el menor sería utilizado para trabajos en la casa, por lo que se trabaja en la hipótesis que quien solicitó el dinero podía tener información de aquello.

 

“EL FAMOSO CUENTO DEL TÍO”

El “Cuento del Tío”, no es nuevo en Chile, y periódicamente a nivel de Gobierno, PDI y Carabineros entregan una serie de recomendaciones para no ser víctima de él.

Estas recomendaciones buscan sensibilizar a la población respecto de los factores de riesgo que inciden en la ocurrencia de estafas telefónicas. Esto con el fin de incentivar a la ciudadanía a tomar resguardos básicos para evitar ser víctima de este delito.

Para identificar un “cuento del tío”, en algunos casos, los delincuentes realizan un llamado telefónico en que informan de un supuesto accidente de tránsito de padres, hermanos o hijos y que requieren del pago en dinero o especies para llegar a un acuerdo que evite un juicio o la cárcel del familiar supuestamente involucrado.

En un segundo grupo están quienes señalan que secuestraron a un familiar y piden un rescate en dinero o especies para liberar a la persona.
En ambos casos, los delincuentes intentan mantener contactada a la persona a un teléfono, impidiendo que llamen a terceros para verificar si lo que se indica es efectivo. Además, lo obligan a recorrer diversos puntos de la ciudad, extraer dinero de cajeros automáticos, realizar transferencias bancarias o dejar bienes o dinero requerido en lugares apartados.

 

¿Qué hacer en caso de una estafa telefónica?
• Contáctese con la persona supuestamente accidentada o secuestrada.
• No entregar información personal, números de teléfonos ni antecedentes familiares.
• No realizar transferencias electrónicas de dinero.
• No sacar bienes de la casa.
• Contáctese con Carabineros o la PDI y formule la denuncia.
• Tratar de compartir estas instrucciones con el grupo familiar.

Comentarios