Home » Actualidad » Tras reportaje de T13: Obispo Goic  pide perdón por no actuar ágilmente en acusaciones contra padre Luis Rubio

Tras reportaje de T13: Obispo Goic  pide perdón por no actuar ágilmente en acusaciones contra padre Luis Rubio

  • Monseñor Alejandro Goic realizó una declaración pública a las afueras de la Catedral de Rancagua donde aclara su postura frente a las acusaciones de la existencia de una “cofradía” de curas que realizarían conductas sexuales impropias, entre ellos el padre de Paredones

Alejandra Sepúlveda

En nuestro país hay un dicho “Cuando el río suena, piedras trae” y en el caso de acusaciones contra curas chilenos en casos de abusos sexuales, están piedras se han trasformado en  avalanchas. ¿Por qué la iglesia encubrió por tanto tiempo estas acusaciones?, ¿Eran ciertas la mayoría de ellas?, ¿los Obispos  han tratado o acompañado bien a los denunciantes y víctimas?, estas fueron algunas de las preguntas que el Papa Francisco intentó resolver en la reunión que tuvo con los Obispos chilenos en Roma y que terminó con la renuncia de todos, con el fin de aliviar la decisión definitiva que tenga el Santo Padre con respecto a la iglesia chilena.

En este contexto es cuando una investigación periodística  destapa un nuevo caso de conductas impropias de sacerdotes regionales, donde uno de ellos reconoce haber enviado fotografías e insinuaciones sexuales vía redes sociales a un “supuesto menor de edad”. Tras la denuncia presentada por televisión y a menos de 24 horas de que el Obispo Alejandro Goic volviera a Rancagua, Monseñor llamó a una conferencia en el frontis de la Catedral de Rancagua, donde leyó un comunicado.

“Quiero pedir perdón por mi actuar en este caso”, fueron sus primeras palabras reconociendo que había recogido estas denuncias de Elisa Fernández – quien es la fuente del programa de canal 13- pero que actuó “sin la agilidad adecuada en el proceso indagatorio del sacerdote Luis Rubio y otros presbíteros mencionados por ella”.

Goic además señaló que realizó una denuncia a la fiscalía de Rancagua, con los antecedentes que ha proporcionado canal 13, sobre Luis Rubio Contreras, agregando que “en el aspecto canónico se mandarán todos los antecedentes de los que disponemos a la santa sede durante esta semana”.

También hizo un llamado a todos los que han sido mencionados en los medios les pidió que suspendieran sus actividades sacerdotales temporalmente.

El reportaje además de acusar las conductas inmorales del padre Luis Rubio, también denuncia la existencia de  una “cofradía” de sacerdotes de la Diócesis de Rancagua que se harían  llamar “la familia” y que habrían incurrido en conductas sexuales impropias y eventuales abusos.

Elisa Fernández, quien participó activamente al interior de la Iglesia Católica por cerca de 14 años, denunció que un grupo de párrocos tenía prácticas inadecuadas, que se traducían en bromas de carácter sexual entre ellos y comentarios sobre preferencias por menores de edad.

Según el reportaje, este grupo tenía una estructura piramidal que era encabezada por “la abuela” y le seguían “las tías”, “las hijas” y “las nietas”, que estaría conformada por cerca de 17 sacerdotes.

Comentarios