Síguenos

Editorial

Incendio en casa de acogida: un temporal en plena primavera

Publicado

el

Para muchas madres que están siendo tratadas junto a sus pequeños bebés en el centro de rehabilitación, este proceso es una primavera, una dura primavera que cuesta que salga el sol pero que poco a poco se acerca el verano. En el lugar las madres tienen un espacio donde poder rehabilitarse de su drogadicción severa, pero lo más importante es que ese recorrido lo realizan en compañía de sus bebes, que en muchas ocasiones y tratamientos terminarían apartados de sus progenitoras en centros como el Sename, solos y sin el apego de sus seres, pagando por un mal que ellos no pidieron.

Por ello, el centro de rehabilitación Santa María ubicado en la Villa Triana perteneciente a la Corporación la Esperanza, tienen un doble merito que resaltar, rehabilita a las mujeres junto a sus bebes – quienes en varios casos presentan síntomas de abstinencia al nacer – dándoles un verdadero tratamiento en conjunto, generando lazos y recomponiendo afectos perdidos por diversas circunstancias.

Lamentablemente este fin de semana esta casa sufrió un incendio tan devastador que terminó con el edificio inhabitable, donde las mujeres y sus bebes perdieron muchas de sus pertenecías. Con ello también se presenta una dificultad de sus tratamientos. Es como una tormenta en medio de la primavera, pero que juntos podemos aportar a que esto termine pronto.

Hace mucho tiempo que no conocías causas a las cuales hacer un llamado a ayudar era tan valioso, en este centro no solo se rehabilitar ciertas personas, sino que se da una verdadera oportunidad a volver a construir familias, afectos, que lleven a una recuperación estable en el tiempo. Un lugar donde se dan oportunidades a lactantes a que construyan una vida normal, con apego, dejando de lado las problemáticas de sus primeros días de vida y teniendo más posibilidades de crecer en armonía.
Es por ello y muchas cosas más que pedimos a diversas empresas regionales, autoridades y personas en general a apoyar esta causa y volver a levantar el centro de rehabilitación, por las madres de la región, pero por sobre todo por los bebes que ahí también son atendidos.

 

 

Alejandra Sepúlveda
Jefe de Informaciones

Anuncio Publicitario

Editorial

EDITORIAL: A 10 años del terremoto

Publicado

el

Hoy se cumplen 10 años del terremoto que en 2010 desnudó las grandes falencias de nuestro País. Miles de líneas se han escrito sobre lo acontecido aquella madrugada, y lo mal preparados que nos encontró el movimiento telúrico: la caída de los sistemas de comunicación de las Fuerzas Armadas, una Onemi sin recursos ni personal y la alarma de maremoto que nunca llegó, entre otros tantos temas.


Sin embargo el 27F fue solo un terremoto más de una larga historia, el 2010 quedó marcado junto a otros años también trágicos como los de 1906, 1939, 1960,1985 y otros, por señalar solamente a los eventos ocurridos en el siglo XX.


Los chilenos nos hemos tenido que convencer de que vivimos en tierra sísmica, que cada cierto tiempo se remece en forma violenta, con temblores, terremotos, sismos, maremotos o tsunamis, como quieran llamarlos.


Es por eso que nunca hay que descuidar las preocupaciones para afrontar los súbitos azotes de bruscos movimientos terráqueos. Es especialmente necesario educar a los niños, desde que tienen uso de razón, para que comprendan que se trata de fenómenos naturales, sepan guardar calma y qué es lo que tienen que hacer cuando ellos sucedan.


Lamentablemente, a 10 años de la catástrofe del 2010, todavía no podemos salir del todo de sus dramáticas consecuencias. Mucho se ha logrado, pero aún falta. Pero más importante aún, y lamentablemente menos visible y más difícilmente evaluable, es el saber sí la lección del 27F ha sido aprendida y que tanto los organismos de emergencia y el aparato estatal sean capaces de reaccionar y actuar prontamente cuando tengamos -esperamos que en mucho tiempo más- un nuevo terremoto. Porque dadas las características de nuestro país, lo único seguro es que en algún momento, ojalá en varias décadas más, volveremos a hablar de reconstrucción.


Por lo menos en relación al combate de incendios forestales la lección parece haber sido aprendida y en esta temporada hemos observado que pese a le mega sequía que nos afecta no ha ocurrido gigantescos incendios. Se nota la existencia de más recursos para enfrentar estas emergencias.

Luis Fernando González V
Sub Director

Continuar Leyendo

Editorial

EDITORIAL: Libros, PSU y lenguaje

Publicado

el

Luis Fernando González V. Sub Director

Ayer se conocieron los puntajes de la extraña PSU que se rindió el 2019, más allá de boicots y funas miles de estudiantes recibieron sus puntajes que les permitirán postular a la universidad. Con lo conocido, llama la atención el que siempre la prueba de lenguaje en la PSU presente bastante menos puntajes nacionales y menores puntajes que su símil de matemáticas. ¿Serán más fáciles los números que las letras?, no creo que sean comparables en sus niveles de dificultad, son materias simplemente diferentes.


El problema creo que es más profundo que la simple comparación de pruebas, pasa por una subvaloración del lenguaje y las palabras. A juicio de la gran mayoría de los expertos no hay mejor manera de enseñar letras que leyendo, sin embargo en Chile tenemos uno de los libros más caros del continente por un mal entendido impuesto. A la vez muchas veces los “humanistas” son vistos como sinónimo de porros en los colegios.


He conocido muchos casos en que a los cursos matemáticos se les exige más y los profesores son –utilizando un lenguaje coloquial – más “relajados” con los humanistas, no exigiéndoles en el área de las letras con la misma fuerza que se pide a los números. Los pocos casos de puntajes nacionales en lenguaje generalmente tienen un factor común, el amor –pese al colegio- personal a los libros.
Es un gran desafío el aprender a leer y escribir. Es más fácil corregir una prueba de alternativas, o con resultados exactos que entrar a la interpretación de un enunciado, pero no es culpa sólo de los colegios o de alumnos que optan por el camino más fácil y no exigen que se les exija. Las casas tienen mucho que decir.


El amor a libros se hereda, no por nada lamentablemente estudios indican que la gran mayoría de los chilenos no entienden lo que leen, entonces partamos por eso, leyendo por lo menos unos 40 minutos al día y de a poco ir metiéndose en el maravilloso mundo de la literatura. Ver 5 minutos menos de tele o jugar un poco menos de play station nunca mató a nadie. Una buena alternativa para leer, también, es aprovechas los abundantes tiempos muertos que nos obliga la vida moderna, haciendo colas, en los tacos, en la micro o simplemente esperando.

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: El mercado gris y la desprotección del consumidor

Publicado

el


Para todos los chilenos este inicio de año tiene un tinte diferente. De alguna manera, los efectos de las movilizaciones sociales fueron el gran tema de conversación y también la forma en que proyectamos este 2020, para construir ese Chile más justo que anhelamos.


Uno de los pilares fundamentales, tiene que ver con el mejor trato al consumidor por parte de las empresas, evitar el abuso y entregar todas las herramientas para realizar compras informadas.
Por ejemplo, el mercado de Internet fue un gran aliado del comercio durante la crisis social. Algunas empresas tuvieron que cerrar sus locales y siguieron funcionando gracias a estas plataformas virtuales. Sin embargo, en su mayoría, los portales web o marketplaces no entregan información suficiente para que los usuarios puedan tomar una decisión de compra informada.
En este escenario, la proliferación de importadores directos que venden productos vía e-commerce, constituye un aspecto a poner atención, lo que se ha denominado coloquialmente como “Mercado Gris”. Se refiere a la venta de productos que se realiza a través de canales de distribución diferentes a los autorizados por el fabricante. La gran diferencia con el mercado negro, es que estos productos no son ilegales.


El problema radica en que muchas veces se desconoce si los productos vendidos por e-commerce cumplen los plazos de garantías o están certificados por las leyes chilenas. Al respecto, se debe cautelar que estas plataformas no se conciban a sí mismas como meras vitrinas digitales que no reconocen responsabilidad respecto de lo que se publica en ellas, ni respecto a la información que le brindan al consumidor.


Para el consumidor es tentador comprar en estas plataformas, pues los valores de estos artículos son más bajos, pero se debe poner atención precisamente en aquello que no se informa al consumidor al momento de la venta. Estos productos al ser adquiridos por intermediarios no autorizados, generalmente no ofrecen garantía (o es muy precaria), no respetan los requisitos legales de etiquetado, pudiendo generar riesgos de seguridad en el consumo.


Por ello, es necesario regular al Mercado Gris y el Sernac debe fiscalizar que se cumplan los estándares informativos y regulatorios por parte de los marketplaces. Esto llevará a igualar la cancha, permitiendo un escenario competitivo leal en que prime la protección al consumidor, cautelando que menores precios no impliquen falta de seguridad en el consumo.
Es fundamental entregar mayores atribuciones a las organizaciones que velan por la protección del consumidor, de manera de colaborar a que se denuncie y, por tanto, se evite que el mercado gris se mantenga como un riesgo.


Los marketplaces deben responsabilizarse por el contenido que publican, cualquier conducta distinta constituye una mala práctica que debe ser erradicada de estas plataformas, sobre todo teniendo claro cómo viene el panorama a futuro. El e-commerce seguirá creciendo, tal como ha sido la tendencia. Según la Cámara de Comercio de Santiago, hasta el tercer trimestre de 2019, las ventas alcanzaron los US$ 4.500 millones y acumularon una expansión del 37%.


Es el momento propicio para que los consumidores de Chile tengan un marco regulatorio de alto estándar. El ejecutivo ha presentado una agenda antiabusos, la cual debe contar con una normativa de este tipo, para que empresas y usuarios puedan ser protagonistas de este nuevo pacto que ya estamos construyendo.

Hernán Calderon

Conadecus

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto