Home » Destacada » Teatro Regional reflotaría producción de óperas propias

Teatro Regional reflotaría producción de óperas propias

 

En febrero pasado, Cristian Urrutia, director ejecutivo de la corporación que administra el espacio, descartó que durante 2018 pudieran presentar un montaje de este tipo. El nuevo director de programación, Eduardo Díaz, afirma que a fines de este año presentarán un título en esa línea.

 

 

Marcela Catalán

 

A fines de abril de este año, el cubano Eduardo Díaz asumió como director de programación del Teatro Regional de Rancagua. Desde la escandalosa salida de Marcelo Vidal, en diciembre de 2016, que la cartelera del espacio no tenía dedicación exclusiva. Es así como poco después, en febrero de 2017, Francisca Pizarro se encargó de dicha tarea, además de la agenda del resto de centros culturales de la comuna.

De ahí que con la llegada de Díaz, se pensara que Pizarro se concentraría en los demás recintos. No obstante, a un mes del mencionado cambio, el sucesor de Vidal explica que ella renunció. “Más que directora artística (de todos los espacios), hacía de filtro: cada centro tiene su gestor, una persona capacitada para diseñar e implementar el plan de gestión. Ella tomará otros rumbos profesionales, precisamente por sus motivaciones y por cosas de índole personal”, comenta.

Sobre las críticas surgidas en el último tiempo a la cartelera del Teatro Regional, en cuanto a la escasez de producciones propias, el maestro cubano reconoce la situación. “Es cierto, quizá había una carencia”, declara. ¿Aquello se debió a problemas económicos por los cuales atraviesa el lugar? “Todo pasa por el criterio. Frente a las condiciones financieras y el escenario en que se encontraba inserta (la institución), los administradores actuaron como pensaron que mejor funcionaría”, arguye.
“A partir del análisis de lo hecho con anterioridad, donde hay muchas cosas rescatables, hemos diseñado una nueva programación. Estamos conscientes de que disponemos de un espacio de lujo, con elencos regionales como nuestra Escuela de Ballet, además de tener el privilegio de contar con el coreógrafo del Ballet Municipal de Santiago, Jaime Pinto, en la formación de nuestros bailarines”, complementa Díaz.

“Estamos ideando muchas iniciativas, con la premisa de potenciar la formación artística desde la experiencia con la comunidad, con los artistas de profesión y con los aficionados que igualmente tienes condiciones y actitudes comprobadas. Estamos en un buen momento de generar una programación que deje huella entre la gente”, argumenta.

“Vamos a retomar la cartelera de ópera para este año, esperamos que para diciembre”, asegura en esa línea. “Haremos una producción propia, con artistas externos y elencos nuestros”. Sobre qué títulos tienen en la mira, prefiere no dar nombres. “En dos semanas más esperamos cerrar 2018. Estamos viendo varios montajes, pero todo se relaciona con la factibilidad, fechas, elencos participantes y el nivel de complejidad musical, porque queremos que se integre nuestro coro infantil, la orquesta, los bailarines, en fin, queremos considerarlos a todos en esta experiencia”, adelanta.

Acerca los rumores que indican desvinculaciones al interior de la corporación, de la cual depende el recinto de Millán N°342 y los centros culturales de la ciudad, Díaz pone paños fríos. “Siempre hay movimiento, pero no responden a cuestiones financieras, sino que a nuevas proyecciones y al plan de gestión diseñado para el teatro”, sostiene.

De acuerdo con el director, esto último se traducirá en “el desarrollo de elencos, presentaciones generadas por nosotros, intermediación y formación de audiencias. Por eso queremos que cada evento sea acompañado por una actividad dedicada a niños y jóvenes. Para eso hay que buscar a las personas idóneas. Los pocos cambios realizados apuntan a eso. Incluso se ha sumado gente”, garantiza.

Comentarios