Síguenos

Columnas

OPINION: Porque la justicia nos hace decir GRACIAS DON ALEJANDRO

Publicado

el

Juan Pablo Espinosa Arce
Académico Teología UC
Laico de la Diócesis de Rancagua

 

 

Si buscamos en el Diccionario de la Lengua Española la palabra “reconocimiento”, encontramos dos acepciones: 1) acción y efecto de reconocerse o reconocer; 2) gratitud. Por su parte, su buscamos gratitud la definición dice: “Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera”. Sentimiento, acción por la cual se nos beneficia, obligación moral, actitud cristiana. Eso es lo que quisiera realizar en esta reflexión: cómo la justicia, esa que todos buscamos y sobre todo ansiamos para nuestra Iglesia – y sobre todo para las víctimas – debe también realizarse para uno de los Obispos que recientemente ha sido removido de su cargo pastoral.

 

La persona de Alejandro Goic Karmelic no deja indiferente a nadie. Hijo de Pedro y de Margarita, oriundo de Punta Arenas, con raíces croatas. Sacerdote desde el 12 de Marzo de 1966 de manos del obispo Vladimiro Boric en Punta Arenas, en pleno post Vaticano II con toda una renovación eclesial que removía fuertemente las comunidades. El Padre Alejandro, en un testimonio transcrito por la periodista talquina María Verónica Figueroa recuerda “era una época de profundas transformaciones en el mundo y en la Iglesia. Había muchas esperanzas, pero también muchas incertidumbres. Fue una época compleja, difícil, pero tremendamente desafiante”. Que lógica más profunda tiene la historia: hoy, luego de cincuenta y dos años de sacerdocio, la época que ve salir al Padre Alejandro es también “compleja, difícil, tremendamente desafiante”.

 

En 1973 tuvo que conducir la Iglesia de Punta Arenas como Vicario General. Los dolorosos hechos del Golpe de Estado y del derrocamiento del Presidente Allende lo encuentran en la ciudad. Volvemos a escucharlo en sus palabras: “hicimos, con la gracia de Dios, todo lo posible para acoger, infundir esperanza, dar ánimo, servir, hacer diligencias…”. Recuerda como le amenazaron por teléfono, por mensajes anónimos. Y añade: “tiempos muy difíciles, pero al mismo tiempo muy evangélicos”. Sin comparar la envergadura del 73 con nuestra actual situación, parece que también estos tiempos exigen ser más evangélicos: vuelta a Jesús, a la Biblia, a las comunidades.

 

Fue nombrado Obispo Auxiliar de Concepción el 28 de Abril de 1979, siendo el primer obispo chileno ordenado por un Papa. Su gobierno pastoral en la Arquidiócesis sureña finalizó en 1991. En esta ciudad vivió todo el tiempo de la Dictadura de Pinochet, acompañando a las familias de los detenidos desaparecidos, organizó la peregrinación a Yumbel – vigente hasta el día de hoy – consolidó comunidades de base, organizó la Pastoral de los Derechos Humanos, fue cercano a los que sufrían. Un hecho marcó esta estadía: la muerte a lo bonzo de Sebastián Acevedo. Sebastián sufrió la detención de sus hijos por agentes de la CNI. Los buscó incesantemente pero sin resultados. En su desesperación de padre, Acevedo se suicidó quemándose vivo en las escaleras de la Catedral de Concepción el 11 de Noviembre de 1983. En la homilía del funeral de Sebastián Acevedo, el Obispo Goic declaró con la fuerza de los profetas: “nuestro hermano Sebastián, inmolado por amor, inmolado por amor a sus hijos, confió en el Señor. Y por eso conoce ya en plenitud la Verdad y el Amor que es Dios y en Dios ha encontrado bondad y misericordia”. Y más adelante añade: “… y también hemos pedido públicamente como Iglesia de Concepción, la disolución dela CNI en nuestro país porque sus actuaciones han dañado y siguen dañando profundamente la convivencia de los chilenos”. Años después se creaba el “Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo”, del cual fue animador clave el querido Padre Pepe Aldunate, teólogo moralista y profeta chileno.

 

En Concepción también coordinó la visita de Juan Pablo II en 1987. En Junio de 1991 comenzaba su labor como Obispo Auxiliar de Talca colaborando con el recordado y también profeta Carlos González, otro defensor de los Derechos Humanos. En 1994 vuelve a partir, esta vez a Osorno como Obispo, en donde comenzó el proceso de postulación de Monseñor Francisco Valdés Subercaseaux al catálogo de los beatos. Hasta hoy, los osorninos recuerdan a Monseñor Francisco Valdés como otro Pastor con “olor a oveja”. En esta época sus dolores físicos a la columna comenzaron a incrementarse, pero su misión continuaba. Rancagua se comenzaba a asomar en el horizonte.

 

El 10 de Julio de 2003 llega a nuestra ciudad como Obispo Coadjutor – similar a un Auxiliar pero con derecho a sucesión. Fueron hasta hoy, 28 de Junio de 2018, 15 años de profundo pastoreo. Nuestra Diócesis de Rancagua tiene una fisionomía particular: grandes distancias, una variedad de expresiones, texturas y rostros. El desafío de esta diócesis no es fácil, y el Padre Alejandro aprendió a trabajar con una diócesis tradicional. Innumerables acciones recordadas, y por las cuales hoy doy gracias a Dios y a Don Alejandro:

– La peregrinación juvenil a Puquillay, la cual y en conjunto con él y otros muchos compañeros de comunidades, tuvimos que preparar durante unos 8 años. Las llamadas con él eran constantes, su apoyo a los jóvenes siempre presente. Sus homilías en el Santuario Mariano de Puquillay en la localidad de Nancagua siempre memorables, llenas de ánimo y con un profundo sentido evangélico y social.
– La celebración de los 80 años de la Diócesis en 2005 con la gran fiesta en el Estadio El Teniente en Octubre de ese año.
– El lanzamiento del Sínodo Diocesano.
– También el apoyo a los trabajadores particulares de Teniente el año 2007, cuando mi papá trabaja por un sueldo que no se comparaba con todo lo que tenían que hacer los trabajadores subcontratados. Don Alejandro funcionó como mediador del conflicto. Año duro de marchas desde la mina hacia Rancagua, toma de la catedral por trabajadores. Ahí la Iglesia estaba presente.
– El sueldo ético que él colocó en el tapete el 2009 cuando el Obispo sostenía que un sueldo mínimo debía ser un sueldo ético. Senadoras como Evelyn Mathei sostuvo en esa fecha: “él no tiene idea de economía”. Hoy, 9 años después sigue en pie el tema. Falta justicia laboral en el país.
– Sus cartas pastorales en Rancagua, dedicadas a los jóvenes, a las Parroquias, a los administradores de bienes.

 

Personalmente doy gracias a Dios por la presencia de Don Alejandro en Rancagua, en nuestras comunidades y en mi vida personal y familia. Él en más de una ocasión me y nos ayudó con su cercanía de padre y pastor. Hoy, 15 años después de su llegada y por un acto de justicia, de esa que reclamamos con tanta fuerza en este tiempo, aprovecho de recordar que el ser humano debe ser recordado por lo que es. También es necesario reconocer que este último tiempo y para toda nuestra Diócesis la cosa no vino fácil. Él también falló, lo reconoció y se lo hicimos saber en una reunión a la que nos convocó a un grupo de laicos. Su dolor, vergüenza y cansancio eran claros. Pero hoy pongo en la balanza y reconozco que su misión pastoral fecunda es más que sus omisiones. Por la justicia, recalco una vez más, hemos de aprender a ver los fenómenos en todas sus aristas. Que don Alejandro no quede como el “Obispo que no investigó”. Eso sería reducir a su máxima expresión una vida entregada a la Iglesia, una vida que, como lo dice su lema episcopal “es Cristo”.

Ahora comenzamos como Diócesis de Rancagua un tiempo nuevo, con Fernando Ramos como Administrador Apostólico. Que sea el Espíritu de Jesús el que acompañe a esta porción del Pueblo de Dios Peregrino en la sexta región, a sus presbíteros, religiosos y religiosas, laicos y laicas, comunidades de base, movimientos, gente de a pie. Y que sea el Espíritu de Jesús el que fortalezca nuestro discipulado misionero y que anime a Don Alejandro en este nuevo tiempo de su vida personal y pastoral.

 

¡Gracias y buena suerte don Alejandro! ¡Bienvenido y fecundo tiempo Fernando!

 

https://elrancaguino.cl/ran/2018/06/29/pasa-a-ser-obispo-emerito-monsenor-alejandro-goic-se-despide-de-la-diocesis-de-rancagua/

 

 

 

https://elrancaguino.cl/ran/2018/06/28/monsenor-luis-fernando-ramos-quien-es-el-nuevo-administrador-apostolico-de-la-diocesis-de-rancagua/

https://elrancaguino.cl/ran/2018/06/22/monsenor-goic-peregrina-por-la-region-escuchando-e-informando-a-los-fieles/

https://elrancaguino.cl/ran/2018/05/25/obispo-goic-en-entrevista-exclusiva-a-nuestro-medio-he-renunciado-al-consejo-nacional-de-prevencion-de-abusos/

 

Columnas

Internacionalización de la Pymes: futuro del comercio

Publicado

el

Rodrigo Yáñez
Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales

En un contexto mundial marcado fuertemente por tensiones proteccionistas que afectan a economías que se fundan en los beneficios del libre comercio como la nuestra, uno de los sectores que más se ven impactados son las pequeñas y medianas empresas. Éstas, debido a su tamaño y los elevados costos que enfrentan, históricamente no han podido participar a su máximo potencial en el comercio exterior. En este escenario, la aprobación del Tratado Transpacífico (TPP11) que se encuentra hoy en tramitación en el Senado resulta fundamental para las Pymes.


El TPP11 es el primer tratado del libre comercio que incorpora un capítulo sobre las Pymes, cuyo propósito es hacer más expedita la internacionalización de estas empresas, generando nuevas capacidades y, así, elevar el estándar para futuros tratados de libre comercio. En 2018, más de 8.000 empresas chilenas exportaron sus productos o servicios al mundo, de ellas más de 3.500 fueron Pymes. Con el TPP11, ese universo sería potencialmente mayor.


Entre los beneficios que incorpora el tratado está el sistema de acumulación de origen, mediante el cual se podrá incorporar el sello “Hecho en Chile” a aquellos productos que son confeccionados en nuestro país con materias primas de los otros 10 países involucrados en el acuerdo.


Además, el TPP11 contará con un comité de Pymes, instancias de intercambio de experiencias e información como reglas de origen, aranceles, comercio y servicios, entre otros, y propicia la adjudicación de licitaciones públicas a empresas de menor tamaño a un mercado potencial de 500 millones de habitantes, que representa entre 610 mil millones de dólares y 1,8 billones de dólares, es decir, de 2 a 7 veces el PIB de Chile. Todo esto, sumado al compromiso de Chile, junto al de Canadá y de Nueva Zelanda, de la revisión cada tres años de los beneficios definidos en dichas materias.


La diversificación de mercados es parte de nuestra estrategia en política comercial exterior, donde el TPP11 es un mecanismo para articularnos mejor ante shocks externos. Asia Pacífico hoy representa la zona más dinámica a nivel mundial, y, por ende, clave para el rumbo de nuestras exportaciones.


Es urgente que un país como Chile, economía fundada en el comercio exterior busque una vía que permita establecer reglas claras, sostenibles y favorables para la internacionalización de nuestras Pymes.

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: Tal cual ¡Era cuestión de actitud!

Publicado

el

Manuel Polgatiz
Periodista y comentarista deportivo

¡Nos sacamos los balazos! Me dijo un señor de edad, mientras él ingresaba apurado al baño de varones, en la puerta A4 del sector Andes. Las sonrisas recorren la multitud y no son pocos los que improvisan una selfie para inmortalizar el feliz momento de la victoria.


El placar intacto señala 4-1 para los locales, triunfo consolidado y justo, de acuerdo a lo sucedido en cancha. La pobre asistencia de público (3.244 espectadores), se deleitó con la mejor presentación de la escuadra rancagüina, que en los primeros 45 minutos, cerró un partido que, en la previa, se avizoraba duro y quizás aún más complicado que el lance frente a Colo-Colo.


Los expertos señalaban que, con la necesidad de protagonizar, el equipo de Figueroa tendría problemas para encontrar los rumbos y así obtener los tres puntos. Sin embargo, ese presagio quedó en el olvido, pues, con actitud y entusiasmo desmesurado, O’Higgins saltó al campo sin complejos y en menos de media hora, ya hacía estéril una remontada del visitante.


Me impresionó de sobremanera, el juego y disposición de Cereceda. Lateral de antaño, recorrido interminable por la banda, anticipó y con el balón en los pies, fue capaz de construir dos ataques que terminaron en gol. Su único error, el despeje central para la anotación de Iquique, que quizás opaca una presentación de excelencia, coronada con la entrega de su camiseta a un pequeño hincha.


El equipo funcionó y se notó el trabajo semanal. Todos los goles, salvo el segundo de Pol, se iniciaron y terminaron con movimientos establecidos y ejercitados (estoy seguro). En el ABC de fútbol está pasar por la espalda, filtrar una conexión interna, sacar el centro atrás y definir con el arco a disposición. Si eso se desarrolla por ambos costados y con éxito, la gloria está asegurada.


El buen momento debe permanecer sobre esa base de humildad y esfuerzo. Cuando los jugadores y el técnico se apartan de ese modelo, los problemas y derrotas se vienen encima. En el silencio de una labor responsable y criteriosa, el equipo puede levantar cabeza y seguir entre el grupo de avanzada, olvidando para siempre la pesadilla del descenso.

Continuar Leyendo

Columnas

Fake news y la evolución de los medios

Publicado

el

Desde que existe la comunicación, mucho antes del periodismo como lo conocemos, incluso antes de la imprenta, antes de que en Mesopotamia unos símbolos comenzaran a significar palabras. Lamentablemente casi junto con el nacimiento de la palabra aparece la mentira.


Mentiras que cuando son utilizadas en el ámbito militar, o a veces político o comercial, para hacer creer al adversario lo que nos convenga que crea, la llamamos desinformación.
A través de esta palabra entonces quiero hacer el link con las circunstancias que observamos hoy, y que en el mundo anglosajón llaman “fake news”.


No es que las mentiras en política sean nuevas. Nerón difundió noticias falsas sobre el incendio de Roma, los primeros cristianos fueron perseguidos debido a que circulaban rumores según los cuales ejecutaban prácticas repugnantes como el incesto, el infanticidio y el canibalismo. Siglos después, estas mismas acusaciones se utilizarían para perseguir paganos y judíos.


Lo mismo podría decirse de la leyenda de El Dorado, relatos de una gran riqueza muchas veces utilizados para impulsar a los hombres a unirse a tripulaciones que viajaban a América, o el tristemente plan Z del gobierno militar chileno.


El problema ahora es que ya no solo nos creemos las desinformaciones que toman la apariencia de noticias reales, sino que lamentablemente muchos de nosotros ayudamos a propagarlas compartiendo este contenido falso en nuestras redes sociales. Y no es que mis amigos o yo mismo nos hayamos convertido en seres malvados, sino que somos inocentes cómplices.


La gran mayoría de las veces compartimos información falsa, desinformando a nuestros seguidores, movidos principalmente por la rabia, el enojo que nos motiva a hacer algo y compartimos esta información entre comillas que nos indigna.


Según concluyó un extenso estudio realizado por Soroush Vosoughi, Deb Roy y Sinan Aral, tres investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) intentando comprender porque las noticias falsas parecen tener un mayor alcance que las verdaderas concluyen que las fake news están mejor noveladas que las verdadera y además son más originales. En concreto, en las conclusiones señalan que ese tipo de informaciones no se parecen en nada a lo que un usuario de Twitter ha visto en su timeline en los últimos 60 días.


Segundo, las ‘fake news’ disparan una respuesta emocional más intensa que un tuit normal. Los investigadores incluso han creado una base de datos con 126.000 tuits en el que analizan qué palabras son las más usadas y muchas veces tienen que ver con el disgusto o la sorpresa.
Combatir esta dimensión de las redes sociales si bien no es fácil, parece tener un camino más claro que es a través de la educación y a la formación de individuos críticos capaces no solo de leer sino de discriminar lo que se lee.


El problema más complejo es que existen quienes intencionalmente inventan informaciones con tal de influir en la opinión pública o incluso ganar likes e impresiones que finalmente significan ganar plata a través de visitas.

ATAQUE VIRTUAL QUE NO ES REAL

Esto no solo lo vemos a gran escala como lo fue lo sucedido en Estados Unidos en las pasadas elecciones presidenciales , sino también en nuestra pequeña escala local donde inescrupulosos atacan las reputaciones de nuestras organizaciones o comercios, con situaciones muchas veces sin asidero en la realidad.


Y así muchas veces nos encontramos indefensos en medio de este ataque virtual. Este es el primer problema, muchas veces perdemos la perspectiva de que Twitter no es la realidad, es la opinión de la gente que está en Twitter, donde además quienes opinan siempre son una minoría, Y nos encontramos que al habernos olvidado de toda otra manera de comunicar, nos vemos envueltos en esta realidad virtual sin saber que hacer. Nunca debemos olvidar que la realidad es mucho más amplia y rica que una red social.


En este sentido siempre tener en cuenta de que las redes sociales son una importante herramienta, que hay que utilizarlas, pero no son LA herramienta. Un mix entre los medios tradicionales y esta realidad virtual siempre es el mejor camino.

LOS MEDIOS NOS ADAPTAMOS
Pero también este cambio nos ha afectado a los medios de comunicación, pero lejos estamos de quienes señalaban que el diario papel desaparecería con la llegada de internet.


Lo mismo se dijo cuando apareció la radio, o de la radio cuando apareció la televisión o del cine con la llegada de los video clubs o del cable, pero aquí estamos.


Pero ciertamente esta nueva realidad virtual nos ha obligado a adaptarnos. Y en eso estamos.
Sin embargo, sería correcto decir que hoy más gente que nunca en nuestra historia lee El Rancagüino. De hecho, poco menos de la mitad de nuestro trafico en internet proviene de fuera de nuestra región, mayoritariamente de Santiago, es que muchas veces pese a no vivir en esta zona mantenemos nuestro vínculo emocional por lo que deseamos saber que sucede en nuestra querida tierra.


Nuestro sitio web www.elrancaguino.cl tiene poco más de un millón de visitas mensuales, y tenemos cerca de 85 mil seguidores en nuestras redes sociales. A estos números se suman los 8 mil ejemplares que en promedio salen diariamente en papel a las calles de la región por lo que podemos poner a disposición de nuestros clientes una amplia audiencia.


Orgullosamente podemos decir que somos el medio de la región de O´Higgins, que en estos 104 años de existencia se ha ganado la credibilidad, si algo lo dice El Rancagüino debe ser cierto. Podemos equivocarnos, puede suceder, pero jamás inventar alguna situación. Rendimos examen todos los días, a cada hora, y nuestros seguidores y lectores no hacen sino avalar nuestro periodismo local e independiente.


No por nada a algunos usuarios de Instagram el pasado mes de abril, les apareció el siguiente mensaje “Queremos que tus seguidores se enfoquen en lo que compartes, no en cuántos ‘Me gusta’ obtienen tus publicaciones”.


Es que incluso el gigante de Facebook ha entendido que el contenido es lo que primará, y no los likes. Y contenido tenemos mucho que ofrecer, solo hay que encontrar la mejor manera de darlo a conocer y para eso estamos disponibles, no solo para replicar un banner sino y más que nada para a través de un periodismo de calidad, generar contenido trascendente para distintos públicos.


Por eso también estamos diversificando nuestros servicios, no solo somos un medio de difusión publicitaria, sino más bien de contenido. También estamos desarrollando diversos proyectos por ejemplo actualmente con fondos de la subsecretaria de Previsión Social, tras ganar un concurso nacional, estamos realizando diversos productos de educación previsional abarcando varias regiones.


Es que, en esta era digital de cambios acelerados, estamos pasando de la era del like y las redes sociales a una era de contenido, donde la información relevante, creíble y disponible fácilmente será clave para contrarrestar las mentiras que algunos puedan decir sobre nosotros.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080