Síguenos

Columnas

OPINION: Al comienzo de un nuevo tiempo eclesial en Rancagua

Publicado

el

Una de las acciones que el Papa Francisco está emprendiendo para este nuevo tiempo que como Iglesia chilena estamos viviendo, es la designación de pastores que, en las Iglesias diocesanas, asumen la función de administradores apostólicos. En la Iglesia católica, un administrador apostólico es un presbítero o un obispo designado por el papa con poder episcopal para administrar una diócesis que se encuentre en situación de sede vacante, o sea sin su obispo definitivo. A nuestra Diócesis ha llegado Don Fernando Ramos, Obispo Auxiliar de Santiago y nuevo Administrador Apostólico de esta porción del Pueblo de Dios.

 

Al comienzo de un nuevo tiempo eclesial para la Diócesis de Rancagua, es bueno pensar hacia dónde esperamos que la acción pastoral de Fernando se vaya encauzando. En medio de esta renovación, es conveniente volver sobre las fuentes de la fe cristiana, y entre ellas la central: el Evangelio. Jesús, en el Evangelio de Juan declaró: “Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas” (Jn 10,11). Al comienzo de un nuevo tiempo para la diócesis de Rancagua, damos la bienvenida al hermano Obispo Fernando quien ha sido enviado en misión por el Papa Francisco como Administrador Apostólico. Hermano Fernando, esperamos que te sientas como en casa, que podamos trabajar como miembros del Pueblo santo de Dios, y que podamos anunciar lo único digno de anuncio: Jesucristo, el Evangelio y el Reino de la misericordia, la justicia y la fraternidad.

 

El Concilio Vaticano II en la Constitución sobre la Iglesia (Lumen Gentium) recuerda en el número 27: “el obispo, enviado a gobernar tenga siempre ante los ojos el ejemplo del Buen Pastor que vino no a ser servido, sino a servir y a entregar su vida por sus ovejas”. La vocación de los obispos se juega en la diaconía, en el servicio, en la forma auténtica de ser cristiano. Padre Fernando, desde ya pedimos al Espíritu que tu paso entre nosotros sea ante todo servicio, escucha de las comunidades, presencia de Cristo Servidor, maestro y creyente que busca la justicia, sobre todo para las víctimas. Si la Iglesia no se comprende como madre y, sobre todo, madre de los sufrientes, estará traicionando su misión fundacional.

 

Al ser Pueblo de Dios, nos une esencialmente el don del bautismo, que es anterior a todo ministerio ordenado. Es más, el ministerio ordenado sólo se entiende desde el bautismo. Por ello, hoy te acogemos como hermano. Padre Fernando: ¡hoy queremos una Iglesia que acompañe!, queremos una Iglesia que sea hospital de campaña (como nos indica Francisco) y no una Iglesia de palacios de invierno (como también dice Francisco. La renovación, dolorosa, confusa, pero profundamente sanadora de estos últimos meses, es sin duda un signo del Espíritu, del Espíritu que animó a Jesús y que envió a sus discípulos y discípulas la tarde del domingo de Pascua: “y sopló sobre ellos y añadió: reciban el Espíritu Santo” (Jn 20,21).

 

Los gestos de Francisco, dentro de los cuales se ubica el envío de los Administradores Apostólicos, son de una densidad simbólica, teológica y pastoral enormes. Ahora, en las cercanías de los acontecimientos, podemos entender – quizás medianamente – varias de sus acciones. Pero, estoy con la certeza de que cuando en 50 años más leamos los hechos históricos de esta década 2008 – 2018 entenderemos que la Iglesia cambió. Es la esperanza que ponemos. De hecho, pienso en la lógica de las especies: si una especie no evoluciona, termina desapareciendo. La Iglesia, sin ser especie pero siendo una institución de millones de adherentes, debe necesariamente pensar en sus cambios internos. No podemos seguir con las culturas del encubrimiento, de la violencia y de la violación, de los secretismos, de las malas administraciones, de las transmisiones de la fe a medias. De alguna manera, es lo que también le pedimos al hermano Fernando Ramos al comienzo de su misión apostólica en medio de esta extensa, variopinta y particular Diócesis.

 

Finalmente, hermano Fernando, ponemos toda nuestra Diócesis bajo el cuidado maternal de la Virgen María, Madre de Dios y de la Iglesia, en sus múltiples advocaciones veneradas en esta Diócesis: La Compañía, El Carmen, Puquillay de Nancagua, de las Nieves, del Rosario. Que ella nos ayude a ser una Iglesia misionera, eucarística, fraterna, misionera y solidaria. ¡Bienvenido hermano Fernando!

 

Juan Pablo Espinosa Arce
Académico Teología UC

Anuncio Publicitario

Columnas

El aporte de la tecnología frente a la crisis hídrica de Chile

Publicado

el

Por Martín Kozak, Country Manager de InterSystems

Hace unas semanas se supo que el Embalse el Yeso, una de las principales fuentes de agua potable de la Región Metropolitana contaba solo con un 27% de su capacidad. A su vez, las comunas Arica y Parinacota, Atacama, Coquimbo y Valparaíso pasan por una escasez hídrica alarmante. Lamentablemente las proyecciones del tema no son auspiciosas ya que las condiciones de las zonas rurales a lo largo del país serán más complejas que la situación actual.
Frente a este contexto, es importante apostar e implementar la Transformación Digital como una de las herramientas de solución. Está permitirá el monitoreo de filtraciones, un sistema inteligente de racionamiento de agua, hasta innovaciones que permitirán el mantenimiento de este vital recurso. Estas son algunas de las posibilidades, donde el paradigma de los datos puede agregar valor a este desafío.
Actualmente, ya se está avanzado en la incorporación de nuevas tendencias digitales en variadas industrias, por lo que no estamos hablando de algo desconocido. La tecnología ha demostrado ser un verdadero aliado hasta en sectores en donde no se pensaba que fuera así.
Enfrentar este nuevo reto de la mano de plataformas de gestión de datos, Machine Learning o Inteligencia artificial, puede ayudar a prevenir, detectar y a entender distintas variables que hoy no están siendo visibles en este problema tan crítico para Chile.
Tenemos la convicción que apostar por tecnologías de manejo y gestión de datos debe ser una obligación para todas las verticales de la economía, pero por sobre todo para las industrias de servicios que manejan la subsistencia de las personas y la administración de nuestro recurso vital más preciado: el agua.

Continuar Leyendo

Columnas

Mi compromiso con la seguridad y el orden público

Publicado

el

General Álex Chaván Espinosa
Jefe de la VI Zona de Carabineros


A un poco más de un mes de hacerme cargo de esta jefatura de zona, tengo el privilegio de saludar a través de este medio de comunicación a los habitantes de la región de O´Higgins, a quienes aprovecho de contarles en estas breves líneas los desafíos en materia de seguridad pública impuestos, con el propósito de disminuir los delitos y aumentar la tan anhelada sensación de seguridad.

Para mí es un tremendo honor liderar institucionalmente esta región, desafío que asumí con el mismo compromiso y profesionalismo que he tenido a lo largo de mi carrera profesional, ya que entiendo que un entorno seguro es lo que todos ciudadano anhela para vivir, sin embargo para llegar a ello se requiere de mucho esfuerzo, trabajo y responsabilidad, tarea que no solo nos corresponde a nosotros los Carabineros, sino que también a usted como un ciudadano garante y comprometido con las seguridad pública, tomando medidas de autocuidado que influyen significativamente en la disminución de los delitos.


He podido constatar durante mis constantes visitas a los distintos cuarteles policiales de la región, que para alcanzar estos objetivos deseados todos los carabineros están trabajando en base a los lineamientos estratégicos establecidos por nuestro General Director, con un gran sentido de pertenencia, esfuerzo, lealtad, compañerismo, cohesión, valentía, templanza, y vocación de servicio público. Entre muchos otros valores. Aun cuando el cansancio se presenta, y una nueva jornada se avecina, la fortaleza de nuestro personal asoma y se erige robusta como una montaña, con una presencia activa en terreno que nos permita fortalecer nuestros lazos con la comunidad, recobrar la confianza que tiene que tener la ciudadanía con todos sus carabineros a nivel regional. En ésta tarea, nuestro compromiso se mantiene firme, esforzándonos diariamente por mantener el orden público, ya que sin orden público no hay convivencia y sin convivencia no hay comunidad.


Hace muy pocos días, en la comuna de Pichilemu, dimos inicio a los servicios “Plan Verano Seguro”, los cuales se encuentran reforzados con funcionarios de la Escuela de Suboficiales de la región Metropolitana, los que pretenden optimizar nuestra tarea preventiva que radica principalmente en la disminución de los delitos de mayor connotación social e incremento en la sensación de seguridad de la ciudadanía. Mi compromiso con la comunidad O’higginiana es continuar la senda de la prevención y control del delito, los cuáles a la fecha han disminuido en un -2%, lo que nos permitirá alcanzar mayores índices de seguridad y tranquilidad.


Por último y teniendo presente el periodo estival en que nos encontramos, recuerde siempre que no hay excusas que justifiquen ser víctima de un accidente y que pasar unas vacaciones tranquilas e inolvidables depende también de usted, nosotros seguiremos patrullando incansablemente con la vocación de servicio que nos caracteriza, para velar por su seguridad y el orden público, teniendo siempre presente que ello dependerá en parte, de su propia actitud y medidas de autocuidado.

                                                                         General Álex Chaván Espinosa 

Continuar Leyendo

Columnas

OPINION: Que el estallido social no nos deje sin el grito de gol

Publicado

el

La opinión de Manuel Polgatiz
Periodista y comentarista deportivo

Cuando la ANFP decidió junto al Consejo de Presidentes terminar arbitrariamente el Campeonato de Fútbol 2019, las injusticias reclamadas por la calle se trasladaron a la competencia nacional.
Allí surgieron los liderazgos fácticos y escasamente democráticos, aquellos a los que el don del dinero les otorga un lugar privilegiado en la comunidad.


En medio de la vorágine nacional, ahí estaban, sin vergüenza alguna, los que se coludieron para echar a Marcelo Bielsa. Ahí, en el mismo sitio y sin asco, sacaron la voz esos conspicuos muchachotes de cuello y corbata, que guardaron y aún guardan silencio, ante el robo a mano armada de Jadue y compañía.


Sí, esos mismos que contraen matrimonios entre familias, que se visitan en las casas de Cachagua, que eluden el pago de pago impuestos y visten finos trajes adquiridos en ventas de bodega internacional. Los mismos, aunque cueste creerlo, que se animan a transitar por Chile sin temor, a pesar del pasado oscuro que los persigue, pero no los atormenta.


Ese grupete que dijo una tarde de diciembre, “dejemos a Wanderers en la primera B, total nosotros mandamos”, y que, a la vuelta de la esquina, por la presión de los hinchas, debieron borrar con el codo lo que escribieron con sangre ajena.


Los “Agentes del Mal”, les dicen. Son los que compran clubes para triangular plata y jugadores. Son los que negocian pases por debajo de la mesa y se “arreglan” con los recursos del CDF. Esos jovenzuelos que suben las entradas al público, pero traen “paquetes” a sus planteles. Los que mueven técnicos de una región a otra y simulan tener la responsabilidad social empresarial impregnada en sus sucios principios, distribuyendo balones y camisetas entre organizaciones funcionales de las comunas.


¿Ve usted en estas líneas, alguna similitud con lo que vivimos actualmente? Tengo plena certeza que no. El fútbol es pasión pura, es dignidad y solidaridad. Es para algunos, un vehículo de movilidad social. Una herramienta de respeto, fraternidad y alegría. Es un estilo de vida, capaz de construir seres generosos en medio de la competencia. El fútbol sincera capacidades, oculta temores y hace valientes a los más temerosos. Este deporte, el más bello del mundo, nos hace felices, con sus defectos y virtudes. Apropiémonos de él y expulsemos con marchas sin violencia, a los que destruyen todo desde sus cómodos escritorios de mármol. Pero que este estallido no nos deje sin el grito de gol, porque eso sería el fin sin regreso.


Éxito para el O’Higgins de Graff 2020 y que este año sigamos en la senda de la transparencia que nos caracteriza como institución.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto