Home » Crónica » Vecinos promueven usar Yerbas en vez de pastillas

Vecinos promueven usar Yerbas en vez de pastillas

-Un centenar de personas del sector oriente intercambiaron recetas de la “Medicina Verde”

 

 

Toronjil para el mal de amores y la pena, ajenjo para las úlceras, romero para la presión y el colesterol, borraja para el catarro o la fiebre y bailahuén para los maltratados hígados.

En el pasado, nuestra población no compraba medicamentos…los cultivaba o crecían solos en el patio de la casa.
Y ¡puchas! que hacían bien las agüitas, cataplasmas o ungüentos de yerbas. Sin embargo, manos negras intentaron, en algún momento de nuestra historia, desprestigiar la “Medicina Verde” o “Fitoterapia”.

Osaron tildarla de brujería.

Felizmente, la efectividad de estos pastitos milagrosos se sigue imponiendo y hasta los más recalcitrantes científicos han debido rendirse ante su efectividad (la resolución 4434 de la Asamblea Mundial de la Salud promueve los “remedios tradicionales inocuos, eficaces y científicamente válidos).

Sin embargo, sus mayores defensores, al menos en Rancagua, son los vecinos y vecinas del sector oriente de la capital regional.
La Unidad de Promoción de Salud y Educación, y la biblioteca Santiago Benadava, se hizo eco de este sentir popular. Por eso, reunió a un centenar de pobladoras y pobladores en torno al “Conversatorio: Secretos Antiguos y Remedios Caseros”.
En él cada concurrente desplegó todo su conocimiento ancestral sobre los usos de las yerbas, para prevenir o sanar enfermedades. La discusión e intercambio de pócimas tuvo momentos muy entretenidos. Hubo un par de expositores que demostró tener estudios avanzados de fitoterapia.

Con lápiz y papel en mano, los y las concurrentes, aprovecharon de anotar recetas que no conocían y tomar el nombre de yerbas que plantarán en sus patios. De esta forma, dijeron algunos, buscan evitar el consumo excesivo de pastillas u otros medicamentos de síntesis química que, por lo general, producen efectos colaterales como las cada día más frecuentes alergias.
El compromiso de los asistentes es “promover” la Medicina Verde, y ojalá multiplicar este tipo de conversatorio que explica por qué – para los creyentes- Dios dejó más de 400.000 especies vegetales en nuestro planeta.

 

Comentarios