Home » Destacada » El mejor vino campesino es de la Región de O’Higgins

El mejor vino campesino es de la Región de O’Higgins

-Matrimonio de pequeños viñateros de Lolol –Iris Navarro y Jorge Cubillos- obtuvieron el premio con su cabernet sauvignon Entre Cangrejos Reserva 2017.

 

Sin duda, hay que degustarlo. Sí, porque el cabernet sauvignon Entre Cangrejos Reserva 2017, elaborado por María Iris Navarro (70) y Jorge Cubillos (75), obtuvo Medalla de Oro y fue distinguido como el Mejor Vino Campesino 2018 en la vigésimo tercera edición del concurso internacional Catad’Or Wine Awards: Vinos con Historia.

Y es producido en la Región de O’Higgins. Precisamente por este matrimonio de pequeños productores vitivinícolas y dueños de la Viña Cangrejos, ubicada en la comuna de Lolol.

Hasta 2009, la pareja de viñateros -él profesor normalista jubilado y ella, dueña de casa- vendían a granel las uvas que producían en una hectárea de cultivos, pero a instancias de sus hijos, y debido a los bajos precios que pagaban las empresas por la fruta, se decidieron a vinificar por su cuenta. Las primeras etiquetas las produjeron en 2010, poco antes del terremoto del 27 de febrero de ese año. “Se nos cayó la bodega de tejas y vigas donde teníamos toda la producción, pero gracias a Dios de mil botellas sólo se rompieron alrededor de veinte”, recuerda María Iris.

Luego se incorporaron al Programa de Viñas del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y con apoyo de la ejecutiva la institución Rommy Barra y del enólogo Arnaud Hereu, de viña Odfjell, comenzaron a trabajar junto a otros 14 viñateros del Valle de Colchagua para mejorar la calidad de sus vinos. “En sólo unos pocos años el resultado de este trabajo está a la vista. Al comienzo el vino no era de buena calidad, pero hoy es el Mejor Vino Campesino de Chile”, dice Hereu. “Los vinos de Lolol están a gran nivel, con cero falta, y serán cada vez mejores. Este año superamos al Valle de Itata y eso es mucho decir”, acotó Barra.

El matrimonio, que celebrará sus bodas de oro en febrero próximo, tiene tres hijos profesionales que son su orgullo, pese a que ninguno se quedó a trabajar la tierra: Jorge Cubillos es periodista del canal Fox Sports, Julio es ingeniero comercial y Pablo es ingeniero civil informático.

 

VIÑA CANGREJOS
El nombre de la viña, Cangrejos, tiene su historia y la cuenta don Jorge, quien además es bombero e integrante de un conjunto folclórico de la zona: “Hace 15 años investigué y escribí la historia de Lolol, que en mapudungun significa ‘tierra de hoyo de cangrejo’. Por eso patenté ese nombre, y también porque en el potrero que está al lado de la viña había un humedal, en los años en que llovía, y cuando era cabro chico me pasaba la tarde ahí haciendo tira las cuevas de los camarones y los cangrejos. Esa era mi entretención”.

Estos pequeños y exitosos productores destacan que en todo su desarrollo el apoyo de INDAP ha sido fundamental: “Nos ha brindado la asesoría de profesionales de primer nivel, insumos y proyectos para ir implementando nuestra viña, que está ubicada a 33 kilómetros al oeste de Santa Cruz”. En su bodega comercializan los vinos, pero “casi nadie de Lolol los compra, porque los encuentran muy caros, allá están acostumbrados a tomar puro Gato”, dice don Jorge.

Sobre sus parras, asegura que son de muy buena calidad, orgánicas -no utilizan fertilizantes químicos- y que no las riega: “Con un par de lluvias en primavera quedan listas para dar el mejor vino, y los expertos me han recomendado que no las riegue por ningún motivo, aunque la producción sea pequeña”. De su premiado cabernet sauvignon Entre Cangrejos Reserva 2017 produjeron cerca de 800 botellas.

 

MAS PREMIOS PARA VINOS DE LA REGION
Además de Viña Cangrejos, otras seis pequeñas empresas vitivinícolas apoyadas por INDAP fueron premiadas en la categoría de Vinos Campesinos. Las Medalla de Oro fueron para las viñas El Republicano, de Palmilla, Región de O’Higgins, por su cabernet franc Kelcherewe Reserva; Chekura, de Coelemu, Biobío, por Mingaco Cinsault; Piedras del Encanto, de Ránquil, Biobío, con el Kürüf Espumante Cinsault; y Centinelas del Itata, también de Ránquil, por el Brutall Moscatel de Alejandría. Con Medalla de Plata, en tanto, resultaron las viñas Letelier, de Palmilla, Región de O’Higgins, con el carmenere Las Garzas Terroir; y Vinos de Patio, de Coelemu, Biobío, por el Cinsault Prófugo.

Durante la premiación, realizada en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal de Santiago, con presencia del director nacional de INDAP, Carlos Recondo, y el director ejecutivo del concurso, Pablo Ugarte Cruz-Coke, además de embajadores, sommeliers, jurados y representantes de las viñas, se entregaron 197 medallas (11 de Gran Oro, 125 de Oro y 61 de Plata) y ocho trofeos, entre ellos el de María Iris Navarro y Jorge Cubillos.
El certamen se realizó entre el 4 y el 6 de este mes en el Hotel Cumbres Vitacura, con un sistema de evaluación de catas a ciegas y bajo las estrictas normas de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), que patrocinó el concurso junto a la Unión Internacional de Enólogos (UIOE). En total se analizaron más de 600 muestras de siete países.

El jurado estuvo integrado por 50 especialistas de España Francia, Italia, Holanda, China, Japón, Portugal, Brasil, Uruguay, México, Perú, Argentina y nuestro país, y fue presidido por Alistair Cooper, master of Wine del Reino Unido.
El máximo galardón, Best in Show, se lo llevó la viña El Principal por su vino Memorias 2015, y como Mejor Vino Ícono fue elegido Solares 2012 de viña La Ronciere. El trofeo a la Mejor Viña del Año lo compartieron viñas Luis Felipe Edwards y Casa Silva. Esta última también fue premiada por el Mejor Carménere. La viña Tamn fue distinguida por el Mejor Vino Pequeño Productor, por su Don Roberto Red Blend, y la Sociedad Agrícola Hacienda Mal Paso, por el Mejor Pisco del Año. Como Mejor Espumante del Cono Sur fue elegido el Garibaldi Moscatel de la Cooperativa Vinícola Garibaldi Serra Gaúcha, de Brasil.

Comentarios