Home » Columnas » IMPORTANTE APORTE DEL  PARTIDO  DEMÓCRATA CRISTIANO A  LA HISTORIA DE CHILE

IMPORTANTE APORTE DEL  PARTIDO  DEMÓCRATA CRISTIANO A  LA HISTORIA DE CHILE

Por: Gladys Goede Gars

 

Para compartir este delicado tema, creo que en esta oportunidad, debemos observar dos elementos fundamentales que se conjugan para consolidar el criterio político de los últimos tiempos. En la evolución vertiginosa de la historia se une la humanidad y su cultura en un solo cuerpo con un pacto concreto de ideas, ilusiones y proyectos; en este caso de solidaridad y compromiso con la Justicia Social. No se puede desconocer el desgaste meteórico que ha tenido nuestra cultura original con la famosa globalización, que sirve para el desarrollo, y en la misma proporción multiplica la pobreza. Al retroceder culturalmente medio siglo, confirmamos con pena que las organizaciones sociales, ya no son las mismas con ímpetu colectivo, solidario y educativo, Cooperativas, sindicatos, base de unidad, cohesión y respeto por la ciudadanía. Hoy las organizaciones políticas tradicionales superadas por los movimiento emergentes en torno a demandas propias. Nuestro país como estado democrático no está ajeno a esta realidad. Sin embargo, la desinformación cívica atenta contra un Gobierno Republicano de importante trayectoria en el nuevo continente.

Considerando nuestra historia democrática, el afecto personal que me une al Partido Demócrata Cristiano, PDC de Chile en la sexta región, me permito transitar brevemente en un trocito de su historia. En circunstancias actuales y el trauma anterior, encaminado en las tres últimas décadas del siglo pasado, se ha desencadenado una delicada enfermedad. Con evidentes señas de vida, ni muerta ni agonía, ya no es cadáver como maliciosamente se ha dicho. Se ha recuperado con dignidad propia, basada en principios democráticos y cristianos. Y aunque me llamen simplona (C. Peña), creo que la unidad hace la fuerza si es por el bien de la patria, todo lo demás se puede resolver. No se debe desconocer que todas las corrientes ideológicas sufren de natural y lógica polaridad frente a una idea fuerza… está en la dualidad natural del individuo. Para ello se usa la tolerancia, la democracia y la conciencia cristiana. Pero igual los tiempos cambian, con ello también las personas y sus sistemas. El Congreso de junio ha dicho muchas cosas…

En lo personal, me permito transitar brevemente por la historia del PDC, partido  del cual  en mi juventud fui militante comprometida y activa por varios años, tiempos de formación y buenos recuerdos. Y no puedo dejar de recordar tantas obras emblemáticas para el país. De 1960 adelante recuerdo que caminaba el pueblo con la Democracia Cristiana en función de la RR.AA. Junto a la organización campesina, sindicalismo más educación popular, 1967 – cooperativismo. La Revolución en Libertad 1964 -1970 diez millones de Has. 1408 predios organizados en cooperativas, Consejos Comunales, Asentamientos, 300 mil trabajadores sindicalizados (Con lamentable contrarreforma, entre los años 70 y 80) como no recordar el pasado 11 de julio la Ley de Nacionalización del Cobre, con todo el beneficio que trajo para Chile y la región. Lamentablemente el espacio se acaba. La historia confirma su  obra opción de Justicia en Libertad, para su pueblo… Y Brillará el Sol con más fuerzas, para la JDC. por muchos años

Comentarios